Influencer
Escrito por Juan Guerrero | @camilodeasis   
Jueves, 27 de Junio de 2019 05:33

altComenta Milagros, amiga de la familia, que en el gimnasio donde una amiga va semanalmente, al trainner le está pasando algo curioso.

–Es que resulta que en su último mes de trabajo le ha bajado la asistencia a su centro. –Sus seguidores por las redes sociales (RRSS) le han estado criticando una de sus últimas imágenes que subió. –Cómo así, le indico.

-Pues resulta que el entrenador, prosigue Milagros, quien es una persona con mucho talento y un cuerpo escultural. O sea; músculos por todas partes y hasta para tirar para el techo. Se hizo una selfie con su novia. –Ajá, -le acoto con cierta suspicacia. –Es que la novia del entrenador parece una esquelética andante y eso no gustó a sus seguidores. –Entonces, ahora el trainner está dudando, si bajar la selfie, seguir con su novia... o dejarla, porque no quiere seguir perdiendo seguidores.

Esto de los influencer por las RRSS se está convirtiendo en los últimos años en una cuestión de verdadera tendencia, -como se le conoce en estos medios- porque están cambiando, como bien lo indica su nombre, el modo de ser y toma de decisiones en absolutamente todos los temas de la vida diaria.

Es que una de las características de estos influencer está relacionado con la cotidianidad o la sociabilidad, como se le conoce en otras latitudes. Lo cotidiano, como forma común de la existencia, está revelando una forma de protagonismo que saca a relucir los anónimos rostros, nombres e intereses de esa humanidad que por siglos, ha sido relevada a un segundo, tercer o ningún puesto en las relaciones humanas.

Lo trascendente de esto radica en comprender que los denominados influencer son seres, personas, individuos, que provienen, generalmente, del oscuro hueco del anonimato de la vida y sus entornos. Lo que importa ahora es la banalidad de la vida como espectáculo. Esa trivialidad de la existencia de la cotidianidad que se erige como forma trascendente de lo efímero e intrascendente.

Por eso el influencer reina sobre la verosimilitud de esa noticia, comentario o imagen, que posiblemente se transforme en importante y veraz. Porque lo verosímil, -eso semejante o parecido a la verdad- es inherente a la realidad virtual; esa forma de existencia cada día más importante y que se construye como complemento de la realidad-real.

Existen influencer para todos los gustos e intereses. Los hay desde aquellos musculosos y de ta-lento, como chicas esculturales, quienes suman y suman seguidores, merced a la práctica de imágenes de traseros, rostros y poses, entre encuadres y registros fotográficos calculados y bien dirigidos. Otros logran seguidores por la serie de escritos que no pasan de tres o cuatro líneas, generalmente con frases preconstruidas, irrelevantes y repetitivas.

Los hay un poco más recatados. Son los orientadores de la vida en positivo o aquellos que te retan para que rías, ores y medites las 24 horas de los 365 días del año, incluyendo vacaciones. Cierto. Predicadores de gustos variados, mientras otros les dan por ser absolutamente y para siempre agnósticos y repulsivos anti todo. Nunca faltan los peluditos de 4 patas, así como defensores de las causas minoritarias, tipo sexo diversidad, feminismo, ecologistas y demás especies.

Todos buscan influir, tener un espacio cada vez mayor donde su imagen se imponga a como dé lugar. Las razones de este desenfreno de imagen multiplicada al infinito parece ser la retribución de una ganancia, sea monetaria –se conoce como monetización por RRSS- asimilación de imagen para multiplicarla o generar cambios significativos en el receptor.

Es el caso de los faranduleros o monstruos del espectáculo. La influencia que ellos tienen sobre la masa es casi hipnótica. Tanto, que los extremos alcanzan a quienes se han sometido a actos quirúrgicos para cambiar de rostro, sexo y colocarse implantes. Hablamos acá (-es mi reflexión) de una hibridación, entre eso tradicional de lo humano en términos mamíferos, y lo post humano. Ese intermedio donde encuentras personas que llegan a los extremos físicos de transformaciones con un pensamiento ancestral.

Mientras más te centres en la cotidianidad de la vida y de tu entorno sacas de esas naderías, la visión trascendente de ti que te sirve para proyectarte y encontrar quienes se familiaricen con tu causa y se "enganchen" para ser tus fieles seguidores. Porque la acriticidad es otra característica del influencer y seguidores, en el mundo de las RRSS.

Mientras más informal, más natural y más auténtico con tus seguidores, la tendencia parece ser a captar quien te siga. Esta otra característica está derrumbando el acartonamiento de esos protagonistas de antes, tipo novelas de televisión, años '70-'80-'90, con corbatas ellos, y mucha laca en las cabelleras, las divas antañonas.

Dejo como última característica, tanto el avatar como la verdad-preconstruida o fake news (bulo o noticia falsa) usada en medios de comunicación para desinformar.

El avatar, como puede observarse y analizarse, va evolucionando en la medida que el usuario se familiariza con su portal o página virtual. Esa evolución se simplifica y adapta a los intereses, relaciones y principalmente, el humor y emociones del usuario. De igual manera, se fija una manera de escritura que se identifica y presenta como único y lo resalta. Lo escritural revela una verdad que, bien si es copiada o generada por él, proyecta ese Otro que busca dibujarse como imagen, como verdad.

Es que mientras la realidad virtual va construyendo imagen y lenguaje, el Uno existe merced al Otro que lo acepta por similitud. Por hechos que se cuentan y que siempre van a ser extremos. Bien nimiedades o grandes excentricidades que pueden ser copiadas y hasta experimentadas a través de esa otra realidad que es verdad, mientras yo creo en ella porque es producto de un intercambio humano o posthumano.

La realidad que se experimenta en las RRSS debe verse con suma atención. No es un hecho fortuito que sucede como consecuencia de un desarrollo tecnológico común. Llegó para instalarse en la humanidad y como tal, sucede, fluye continuamente y está aportando su propia dinámica. Su verdad, y lo más trascendental: modificando la cotidianidad y el lenguaje.

 

(*) Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla TW @camilodeasis IG @camilodeasis1

alt 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com