La publicidad en el piso
Escrito por Siul Nagarrab   
Domingo, 19 de Mayo de 2019 07:49

altLa publicidad que, entre nosotros, llamamos meramente propaganda, es necesaria.  

Otra cosa es el abuso intolerable que queda como un  lejísimo recuerdo de la saturación televisiva y radial.

Por cierto, no había transmisión de un  juego de béisbol que no tuviese esa saturación que el oyente sobrellevaba pacientemente, pues, cada jugada o modesto gesto en el campo, se asociaba a un producto que competía enfebrecidamente por más ajeno que fuese a las lides deportivos, como el licor o el cigarrillo. Da una idea de la loción como una profesión exigente y, a la vez, de alta rentabilidad. Además, la limitación que imponía el Estado, frente a la exagerada publicidad, elevaba el costo del espacio disponible.

Al igual que en otras latitudes, prosperó relativamente a publicidad de piso, pero – violentando las ordenanzas municipales, por diferentes motivos – no duró demasiado en los años ochenta. Hasta que reapareció fugazmente a principios de la década, según la muestra tomada en las adyacencias de la fachada sur del Palacio Legislativo hacia 2013.

Costosa publicidad, la de piso debía cumplir con ciertos requisitos, como la calidad de los materiales empleados y su propio diseño, pues, de lo contrario, se perdería en medio de la suciedad citadina, como el resto aplastado de una bola de chiclet.  Sin embargo, es la publicidad misma la que está en el  piso: ya n hay qué publicitar ni dinero para adquirirlo.

alt

El socialismo  explica toda escasez, agigantándose la demanda con la que nunca cumplirá la mínima y esporádica oferta que pueda hacer el Estado.  Sólo prosperan los publicistas de la dictadura, ingeniosos artilleros de la mente que desean prolongarla mientras los beneficie.

Gráficas: SN, fachada sur del Palacio Legislativo de Caracas (Caracas, 2013).


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com