Don Quijote vuelve a nuestro auxilio
Escrito por Rodolfo J. Méndez (economista)   
Domingo, 10 de Junio de 2018 06:41

altEn tiempos en que la valentía, la nobleza y la caballerosidad parecen escasear más que en todas las centurias anteriores,

resulta una gran noticia que el director cinematográfico Terry Gilliam (Brazil, 12 Monkeys, El Barón de Münchausen, el Rey Pescador, etc)  haya logrado transportar a nuestro siglo, con toda su magia y gallardía, al ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha, el más famoso, perdurable e inspirador personaje literario de la historia, creado por la pluma de Miguel de Cervantes hace más de 400 años.

La nueva versión cinematográfica de las andanzas del famoso Caballero se titula: "El hombre que mató a Don Quijote" y está protagonizada por Jonathan Pryce (en el rol de Don Quijote) y Adam Driver (como Sancho Panza...al menos a los ojos de Don Quijote), con un reparto en el que no falta un buen número de actores (y extras) españoles entre los que destaca Rossy de Palma (una de las chicas Almodóvar). 

alt

En su nueva película, Gilliam logra, de manera prodigiosa, transportar intacto el espíritu del Don Quijote original al siglo XXI. Una verdadera cuadratura del círculo. Para ello, entre otras cosas,  ambienta su film en la Mancha contemporánea, donde los molinos de viento con los que peleó Don Quijote conviven con sus modernos herederos, las formidables hélices de los autogeneradores de energía eólica a gran escala, y donde pueden contemplarse castillos y palacios medievales y renacentistas desde las ventanillas de trenes de pasajeros que se desplazan a más de 200 kilómetros por hora a través de unos campos manchegos por lo demás no muy distintos a los descritos por Cervantes.

Quien no haya leído la novela de Cervantes, tendrá la inmensa oportunidad, viendo esta película, de experimentar el verdadero espíritu y belleza  de la obra original, mucho más allá de la popular escena de lucha con los molinos de viento. Quien la haya leído será deleitado por la delirante y memorable interpretación de Pryce (que evita el artificial melodramatismo de representaciones anteriores del personaje)  y la mágica y fidedigna recreación de la atmosfera de las mejores escenas de la obra original, especialmente las de su menos leída pero literariamente superior segunda parte.

Pero además, para el deleite de los cervantistas más avezados, Gilliam hace eje central de su película uno de los rasgos más sutiles de la obra original sólo revelado por posteriores siglos de análisis experto: la progresiva y simultánea sanchización de Don Quijote y quijotización de Sancho a lo largo de las aventuras de ambos y que en la película de Gilliam se lleva hasta el extremo (ausente en la obra original) del asesinato y suplantación del uno por el otro.

  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


Sitio oficial del filme, aquí

 




blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com