Del Genesis a un canto de sirena…
Escrito por Omar Somaza Porras | @osomaza   
Jueves, 20 de Julio de 2017 07:40

altStephen Richard Hackett, mejor conocido como Steve Hackett, es un músico inglés nacido en el barrio londinense de Pimlico,

Gran Bretaña un 12 de febrero de 1950. Haciéndose conocido en el medio como guitarrista de la banda progresiva Génesis, por allá en los 70. Luego de esta aventura se marchó de Génesis en 1977, iniciando una carrera en solitario. Desde niño se interesó por la música siendo los instrumentos la flauta y la melódica, sus iniciales preferencias, y no sería cuando a los doce años, la guitarra se le unió a sus gustos musicales; en un principio tocando notas aisladas, y dos años más tarde ya podía formar acordes y combinarlos, sin recibir ninguna enseñanza alguna. Sus primeras influencias, visibles aún en sus producciones más reciente, fueron de la base clásica: Johann Sebastián Bach y del tenor Mario Lanza. Por otro lado del blues, influenciaron su carrera Danny Kirwan, Peter Green y los guitarristas de John Mayall & The Bluesbreakers. Ahora bien como miembro de agrupaciones rockeras, Hackett formó parte de las bandas de progresiva como Canterbury Glass, Steel Pier y Sarabande. Siendo su primera grabación profesional con la banda Quiet World en el álbum titulado The Road (1970).  Y gracias a un anuncio en la revista Melody Maker en diciembre de ese mismo año, ingresa en Génesis, entre 1970 y 1971. Una jugada del destino que agradecemos los amantes del género.

Para ese entonces el guitarrista de la banda era Anthony Phillips, este abandona a Génesis y es cuando Hackett entra en su sustitución. Su presencia proporcionó al grupo el último ingrediente que necesitaba para el éxito. En los años posteriores, mientras que Phil Collins pudo haber disfrutado del estrellato del estallido del rock y de una carrera de actuación, y sus otros compañeros de banda han tenido sus éxitos periódicos, Hackett se ha destacado como ejecutante y compositor por derecho propio.

De la época de Génesis su pericia y su amplia gama de acordes, ubicaron a Génesis  dentro del sitial de honor dentro de la escena del progresivo; inicialmente en sus presentaciones en directo su nerviosismo fue cada vez superado, y su inusual carisma detrás de la guitarra, poco a poco colaboró con el performance dado ya por las figuras centrales de la banda como lo eran Gabriel y Collins… pues con la batería de este ultimo, se logró una mezcla, que hablaba de un Génesis como una unidad de verdadero virtuosismo, y los trabajos discográficos  Foxtrot (1972) , Genesis Live (1973) , Selling England by the Pound (1973) y The Lamb Lies Down en Broadway (1974) , Wind & Wuthering (1976) y el directo Seconds Out (1977), hablan por si solos de la calidad de Hackett.

En su etapa en solitario, su primer trabajo parece más bien un álbum de Génesis que del mismo Hackett, puesto que aparecen como invitados Rutherford y Collins, su nombre Voyage of the Acolyte, de 1975 y parece casi un álbum perdido de Génesis.

alt


Y luego de una impresionante hoja de vida musical, Steve Hackett publica el 24 de marzo de 2017 bajo el sello InsideOut Music (Sony), su álbum The Night Siren (la sirena nocturna), que como su nombre lo indica es el llamado de sirenas …la advertencia que una sirena está rondando esta era de conflictos y división. De acuerdo al mismo Hackett y citamos "Este último trabajo representa una vista de pájaro del mundo de un migrante musical ignorando las fronteras y celebrando nuestra ascendencia común con una unidad de espíritu, con músicos, cantantes e instrumentos de todo el mundo. De las fronteras territoriales a las puertas de entrada amuralladas, las fronteras a menudo frenan la marea, pero mientras la sirena de la noche se lamenta, la música rompe todas las defensas, citando a Platón: "Cuando la música cambia, las paredes de la ciudad se sacuden". (http://www.hackettsongs.com/news/newsAlbum20.html).

En este su más reciente aventura a parte de él en las guitarras y en la coz, se hace acompañar por:

  • Roger King (keyboards),
  • Nad Sylvan (voz en Inca Terra),
  • Rob Townsend (instrumentos de viento),
  • John Hackett (flauta),
  • Amanda Lehmann (voz),
  • Gary O'Toole (percusión) y  
  • Benedict Fenner (teclados adicionales).

En The Night Siren, Hackett, muestra aparte de su virtuosismo en la guitarra se hace acompañar de  músicos de varios países diferentes que Steve invitó a unirse a él para celebrar la diversidad multicultural y la unidad entre los que figuran los cantantes Kobi y Mira (israelí y palestino respectivamente), Nick D'Virgilio (batería) de los EE.UU., Malik Mansurov (Tar) de Azerbaiyán y Gulli Breim (batería y percusión) de Islandia. Otros músicos que agregan al rico sabor del álbum son Christine Townsend (violín y viola), Dick Driver (contrabajo), Troy Donockley (Celtic Uilleann) y Leslie Bennett (teclados en el tema The Gift). La lista de temas de este trabajo discográfico es:

  1. Behind the Smoke
  2. Martian Sea
  3. Fifty Miles from the North Pole
  4. El Niño
  5. Other Side of the Wall
  6. Anything but Love
  7. Inca Terra
  8. In Another Life
  9. In the Skeleton Gallery
  10. West to East
  11. The Gift

Hacer una descripción de todos los temas, se le deja al acucioso amante de lo progresivo y que se forme un criterio propio de este trabajo; sin embargo, sería interesante señalar que los tracks 5, 6, 7 y 9 merecen atención especial, ya que descollan en majestuosidad y simplicidad a la vez, así: Other side of the Wall  con un inicio muy parecido al recordado Blood on the Rooftops (Sangre en los tejados) de génesis de 1976. Un tema muy bien compuesto con un juego armónico de instrumentos y de voces. Mientras que Anything but love, el sexto track del álbum,  la guitarra clásica española se destaca para dar inicio a un tema más hacia el pop que al rock progresivo propiamente, con una armónica bien instrumentada. Luego está el séptimo tema de nombre de nombre Inca Terra, que presenta unos arreglos vocales que recuerdan mucho a los de Crosby, Still y Nash, por allá en los setentas. Luego aparece el tema 9, In The Skeleton Gallery una pieza con arreglos impresionantes

Por todo esto, The Night Siren, la sirena nocturna, representa el sonido de un instrumentista cuya  paleta de elementos le han permitido dar forma a innumerables obras, ya bases de un género indestructible: el rock progresivo.

alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com