“Superministro” Cabello: ¿peligroso o necesario para el Gobierno?
Escrito por José Greogorio Martínez (La Verdad)   
Lunes, 20 de Julio de 2009 05:45

altEl verdadero monopolio está en sus manos. Diosdado Cabello además de ser el titular del fusionado Ministerio de Obras Públicas y Vivienda, es el director de Conatel, presidente del Metro de Caracas, administrador de puertos, aeropuertos y toda la infraestructura vial del país; y se le suma el manejo del fisco nacional, queda en familia, en manos de su hermano José David Cabello, superintendente del Seniat.

El exceso de poder en sus manos es considerado peligroso para unos y necesario para otros. Se trata del hombre que ha tenido más poder político después del presidente Hugo Chávez en estos 10 años de Gobierno. Su poder económico quizá es superior. La dirección de Conatel la asume por segunda vez, luego de que el jefe de Estado le encomendara la misión de ejecutar acciones sancionatorias contra los medios de comunicación.

Fue ministro de Interior y Justicia, vicepresidente de la República y durante el golpe de Estado de abril de 2002 acarició por unas horas la anhelada silla de Miraflores. En 2004 ganó la Gobernación del estado Miranda y pese a la majestuosa campaña -que según Enrique Naime, experto electoral y dirigente de Copei, estuvo alrededor de los 15 millones de bolívares fuertes- no logró la reelección. Sin embargo, una derrota nunca había sido tan oportuna, ni un castigo tan placentero.

El todopoderoso

Ismael García asegura que es Diosdado Cabello quien dirige el país. "Este hombre que sale derrotado de Miranda, que el Presidente había dicho que lo iba a mandar para la isla La Borracha, lo que lo pusieron fue frondosamente a dirigir el país. Chávez lo que hace son discursos pero los ministerios que maneja el Gobierno están bajo la dirección de Diosdado Cabello y eso lo hace peligroso no tanto para el país, mucho más para el propio Presidente, porque creo que es un hombre que tiene demasiado poder y que el único juguetico que no tiene es el de Miraflores".

Para el diputado Tomás Sánchez, del Frente Popular Humanista, es inusual que a un ministro se le otorguen excesivas competencias y excesivo poder. "Me parece que se ha convertido en un súper ministro con unas súper responsabilidades, que veo difícil también que pueda dar respuesta a cada una de las exigencias del país que tengan que ver con sus múltiples competencias. A mí me parece ilógico y no sé por qué razón el Presidente hace eso, más porque es su pupilo".

Dicen que muchas veces el alumno supera al maestro. Sánchez va más allá y se atreve a señalar que Diosdado Cabello es el jefe del grupo político y económico más poderoso del país, el jefe de eso que algunos llaman la boliburguesía, otros la derecha endógena y para muchos es el tan mencionado chavismo sin Chávez.

"Al Presidente más adelante, no sabemos en qué momento, le va a afectar la existencia de un súper ministro como Diosdado, que todo el mundo sabe que representa al grupo político y económico más poderoso en el país, que son los que hemos denominado la nueva burguesía emergente. Diosdado es precisamente el jefe de esa nueva burguesía emergente junto con José Vicente Rangel y Jorge Rodríguez y otros elementos que de una u otra manera han manejado el poder en el país, y que esto lo que es, es una nueva casta de poder que se ha entronizado en el país y que por supuesto le está haciendo daño a la democracia venezolana, que hoy está en tela de juicio su existencia real".

Desconfianza

Luis Tascón señala que Diosdado Cabello no es el único hombre en el Gobierno con más de un cargo. Menciona también a Rafael Ramírez, quien -precisa- además de ser ministro de Energía y Petróleo es presidente de PDVSA, y tiene responsabilidades políticas en la dirección del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

"Yo pienso que hay una saturación que pareciera indicar que el Presidente no tiene cuadros de confianza. Pienso que es una práctica que se ha generalizado, que denota una falta de cuadros de confianza, no de cuadros capacitados porque dentro del chavismo hay muchos cuadros capacitados, pero pienso que el Presidente no confía mucho en los que tiene alrededor, o mejor dicho no tiene cuadros en que confiar y entonces lo que hace es multiplicar las funciones en los cuadros de su mayor confianza. Evidentemente existe una altísima confianza del Presidente hacia Cabello, tal vez yo no tenga la misma confianza hacia él, pero el Presidente sí la tiene y en función de eso él designa las funciones".

El diputado Wílmer Azuaje considera que Diosdado Cabello es la mano del Presidente para ejecutar cualquier acción, "tanto en los guisos como en acciones que van contra el pueblo venezolano". Advierte que por ahora le es necesario pero no deja de ser peligroso. "A Dios lo traicionó Judas, y a Chávez lo va a traicionar Diosdado Cabello".


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com