Andrés Caldera: "Las FAN deben regresar a sostener la constitucionalidad"
Escrito por Jesús Gabriel Luces | @jesusluces8   
Sábado, 02 de Febrero de 2019 00:00

alt Entre los escritos de Rómulo Gallegos, nace un frase muy celebre: "Algún día será verdad, el progreso penetrará en la llanura y la barbarie retrocederá vencida".

Las palabras provienen de  Doña Barbara, que relata la lucha característica en Venezuela de las instituciones civiles frente al despotismo, algo que en nuestros días vuelve a ver luz, desgraciadamente, gracias a la tiranía de Nicolás Maduro y también de Hugo Chávez. El Doctor Andrés Caldera Pietri, abogado y exsecretario de la Presidencia, es de los personajes que nos pueden hablar del pasado de primera mano pues su padre,  el doctor Rafael Caldera, fue una personalidad, junto a Rómulo Betancourt, muy destacada en el nacimiento de la Democracia en Venezuela, aquel 23 de enero.

La entrevista se llevó a cabo en la quinta Tinajero, residencia del expresidente Caldera y un lugar propicio para la reflexión sobre el devenir del país.


— Jesús Luces (JL): ¿Cuál es su opinión respecto a los acontecimientos sociales y políticos actuales?
— Andrés Caldera Pietri (ACP): Se están haciendo bien las cosas y hay que seguir presionando: sin las Fuerzas Armadas no salimos de este atolladero. Hay que mantenerse unidos detrás de Guaidó. A él y a la Asamblea Nacional corresponde el liderazgo en este momento para restablecer el Estado de Derecho y la constitucionalidad en el país.

— JL: ¿Cree que es posible una negociación con las Fuerzas Armadas?
ACP: No directamente. Lo que es posible es que subalternos desconozcan la posición del Alto Mando. La presión los llevará a sublevarse. No será la primera vez que el Alto Mando no goza de simpatía entre sus subordinados.  En el golpe de Estado del 1992 se observó eso: la visión que se tenía en las Fuerzas Armadas del Alto Mando era de que estaban ajenos a lo que experimentaban sus subalternos. Estos los veían como rodeados de lujo y de excesos en su posición de poder. Sus quejas hacia la superioridad fueron también motivo de su rebelión en esa época.

— JL: ¿Qué me puede decir sobre la “Ley de amnistía y garantías constitucionales para los militares y civiles que colaboren con la restitución del orden constitucional”, recientemente aprobada por la Asamblea Nacional?
— ACP: Es políticamente una jugada muy hábil. Es prioritario hacerle entender a los integrantes de las Fuerzas Armadas que no se tomarán represalias contra ellos si se unen a la causa de restablecer la Constitución y la democracia, visto el discurso de ensañamiento político y de revancha que pueda impedirles dar ese paso.

Algo que se teme y que es de opinión dentro de la ciudadanía, es que después de logrado establecer el gobierno de transición y volver a las vías democráticas y del estado de derecho, las militares decidan desconocer las decisiones, visto el aguerrido trabajo que realizo el gobierno de Chávez y de Maduro en colocar a los personajes de uniforme en puestos gubernamentales y administrativos. Lo que se espera es lo contrario: que las Fuerzas Armadas regresen a la posición donde siempre han debido estar: de sostén de la constitucionalidad y la soberanía del país y no de ponerse al servicio de persona o parcialidad política alguna, como reza la Constitución.

ACP, sobre la Juramentación
El gobierno intenta crear una matriz en los medios de comunicación al repetir que Juan Guiadó se auto-proclamó Presidente de la República, para dar a entender que fue él quien rompió el hilo constitucional. Por supuesto, ninguna Constitución puede prever un supuesto de que no exista un presidente electo en unas elecciones limpias y transparentes para asumir la presidencia. Los constitucionalistas están interpretando, a través de una analogía, el artículo 233, al concluir que le corresponde a la Asamblea Nacional llenar ese vació y, por ende, a su presidente asumir las funciones del Ejecutivo Nacional. El Gobierno ha pretendido confundir a la comunidad internacional, pero cada vez es más claro para muchos países que Guaidó está actuando dentro de la más estricta constitucionalidad democrática.

— JL: Usted fue Secretario de la Presidencia en el periodo 1994-1996, de un gobierno que fue sucesor de un mandato provisional, ¿Cuál cree que debería ser el papel del nuevo gobierno que sea establecido por elecciones, luego de esta transición tan esperada?


ACP: Al presidente Velásquez le correspondió completar el período del presidente Pérez y llevar a buen término las elecciones de 1993. En este momento, como bien ha dicho el presidente Guaidó, lo primero es enfrentar la crisis humanitaria que está padeciendo el pueblo venezolano y cuya gravedad no espera. Además, para elegir un nuevo gobierno a través de unas elecciones limpias y transparentes es necesario nombrar un nuevo Consejo Nacional Electoral y darle el tiempo suficiente para que haga los ajustes institucionales necesarios que garanticen la credibilidad de esas elecciones.

— JL: En  “Los desafíos de la gobernabilidad democrática”, el presidente Caldera plantea los temas más relevantes del país en su tiempo, que hoy en día se manifiestan como problemas muy graves, como es el caso de la corrupción...


ACP: La lucha contra la corrupción es fundamental; fue una de las principales banderas de la democracia contra la dictadura en 1958. Sin dejar de hacer justicia con todo lo ocurrido en estos veinte años e intentar recuperar el dinero robado, tenemos que implementar los mecanismos para que ese mal no vuelva a ocurrir en el futuro.

— JL: Últimamente se está criticando al modelo rentista, ahora calificado como fracasado, ¿Cuál debería ser el modelo aplicado a partir de ahora?
ACP: A veces se olvida que el petróleo se usó para desarrollar el país. Gracias al dinero del petróleo se construyeron escuelas, hospitales, carreteras, puertos y aeropuertos, es decir, la infraestructura necesaria para que el país creciera y se desarrollara. También el petróleo financió con créditos blandos la industrialización del país. La idea de sembrar el petróleo estuvo siempre flotando. El problema estuvo cuando se multiplicó la burocracia y se contrajo una deuda que se llevaba prácticamente todo el presupuesto nacional. Es cierto, por otra parte, que la bonanza petrolera prodigó una mentalidad populista de poner a vivir a la gente a costa del Estado y que necesario es propiciar una mentalidad productiva en los venezolanos, pero la situación ahora es tan dramática, que dependemos únicamente de la inversión privada. Si se crean las condiciones de confianza y garantía, el país cuenta con suficientes ahorros de los venezolanos en el exterior para que vengan a invertir en Venezuela y retomar el camino de la prosperidad.

ACP, respecto al desempleo
Es un problema que no se va a resolver tan rápidamente. Se requiere de la creación de riqueza permanente para generar empleo, por una parte y por la otra hay que redimensionar la hipertrofiada burocracia estatal, reduciendo el tamaño de la administración pública, y eso requiere un consenso nacional para realizarlo a largo plazo. Sin embargo, hay que acometer soluciones rápidas, porque el hambre no espera, que podrían estar en el ámbito de las industrias de la construcción y del turismo, que son las que generan más rápidamente empleo en el mundo.

— JL: Su padre fue pionero de la Ley del Trabajo de 1936, que busco atender las necesidades del trabajador y el obrero de aquella época, con vista en ese ejemplo, ¿Qué debería implementarse,  legalmente,  frente a los fuertes golpes que padece la fuerza laboral hoy día?
ACP: A pesar de que las grandes reformas laborales se han producido en tiempos de crisis, el tema en este momento no es legal, sino económico: la hiper-inflación está pulverizando todos los días el salario de los trabajadores. Ese es el primer problema a resolver.

ACP, sobre el intervencionismo
Pensar en una invasión extranjera, lo veo peligroso. ¿ Sabes?, en estos días leyendo de las trascripciones que hago de los artículos de prensa de mi padre, leí uno donde cuenta que él estuvo en Washington y lo llevaron a la Casa Blanca, donde quien lo recibe es Bush padre como Vicepresidente. El presidente para aquella época era Ronald Reagan quien estaba fuera del país. Bush lo llevó a ver la Oficina Oval y le pregunta: ¿Si usted estuviera sentado, ahí en ese puesto, que decisión tomaría en relación a América Latina? A lo que Caldera contestó: “Nunca intervendría militarmente en los países de la región”. Claro está, quizás no consideró en ese tiempo que podría haber hechos criminales que afecten a un mundo globalizado y que la comunidad internacional, como un todo, pueda actuar para proteger el bien común.

ACP, sobre el futuro
Muchos de los que se han ido van a volver, quizás no todos, porque algunos habrán echado raíces fuera, pero muchos regresarán y traerán la experiencia de haber compartido con otras culturas para enriquecer la vida del país. Venezuela sigue siendo, y ahora más con la reconstrucción, un país de oportunidades y de ascenso social. Lo más importante que tenemos que recuperar es la solidaridad y el respeto en la convivencia social.

En el discurso, en la sesión solemne del Concejo Municipal de Baruta en homenaje a Rafael Caldera por el centenario de su nacimiento, año 2017, el Dr. Andrés Caldera expresó:

“Reconstruir a Venezuela va a requerir de mucha decisión y coraje. Necesitamos un liderazgo en la política, en el Estado, en los empresarios, en los trabajadores, en los militares, en los sectores financieros, sociales y en los medios de comunicación que sujete su actuación a normas éticas, que proceda con honestidad en su vida pública y privada y que dé ejemplo de austeridad y decencia ante un pueblo que espera confiar en sus ductores”.

 alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com