"Barry Seal": contrabandista, fanfarrón, espía, ¿patriota?
Escrito por Iván R. Méndez | @ivanxcaracas   
Domingo, 10 de Septiembre de 2017 07:31

altLas películas basadas en eventos reales, si están bien contadas, son cápsulas aceleradas y entretenidas del catálogo de escándalos que conforma la historia contemporánea.

“American Made” (Barry Seal), dirigida por Doug Liman (Edge of Tomorrow, Go, The Bourne Identity, Fair Game), confirma esta premisa, ya veremos porqué.

Barry Seal (Tom Cruise) es un exitoso piloto comercial de la TWA, que contrabandea habanos, whisky y otras mercaderías con relativo éxito… Ese perfil le gustó al agente de la CIA Monty “Schafer”, encarnado con realismo por el actor irlandés Domhnall Gleeson (The Revenant, Ex Machina,  Mother!), quien lo recluta a finales de los 70. Aquí empieza una disparatada aventura que entremezcla las operaciones encubiertas de Estados Unidos en Centroamérica financiando el combate contra los sandinistas; el despegue del Cartel de Medellín exportando cocaína a Estados Unidos y el fructífero intercambio de drogas por armas entre los narcotraficantes colombianos y los rebeldes de Centro América. ¿Cómo se conectan estas historias? A través el piloto oportunista y simpático que se metió a todos en el bolsillo: el señor Seal. Para lograrlo, la CÍA prácticamente le regala un pueblito olvidado, Mena, para que monte su propio aeropuerto, campo de entrenamiento y conforme su propio escuadrón de contrabandeo, los “Snowbirds”.
 

Tom Cruise internaliza al personaje  de manera  impresionante, le da un ritmo setentoso a sus actitudes y desliza humor como nunca le hemos visto. Para él,

“Barry Seal vivió en una época muy única que nunca tendremos nuevamente en la aviación, o en la historia.  Él tenía esta vida increíblemente aventurera, y una que está más allá de lo creíble.  Era un personaje atravesando la historia.  Era simplemente demasiado escandaloso de creer, y en esta época, es algo que nunca volverá a suceder.”

  

Del drama a la comedia: el secreto de “Barry Seal”

La historia podía ser contada como un típico biopic dramático, ya que es crudo asomarse a las actividades encubiertas del imperio, que luego ensuciaron la administración del actor Ronald Reagan… pero los productores introdujeron a la dupla  Liman-Cruise  y “la narración pasó de ser una biografía novelada a un tono más de comedia, un período realista de las elecciones de Barry.  El equipo de Tom y Doug era perfecto para esta historia”, comenta el productor Doug Davison. Para el director, este largometraje es “una mentira divertida basada en una historia real”.

alt

El complemento de Barry es su esposa, Lucy, una ex empleada de KFC interpretada, con fuerza y convicción, por Sarah Wright Olsen (Marry Me, Mad Men, Parks and Recreation, Touchback). Para la actriz, el personaje de Lucy “mantiene a la familia unida en las buenas y en las malas.” 

 

Ball Ground (2017) se convierte en Mena (1981)

El pueblito de Ball Ground (al norte de Atlanta) con 1.900 habitantes fue invadido por el equipo de 300 personas que produjeron la magia de “Barry Seal”. Durante cinco meses se reemplazaron  anuncios de los comercios, se esparció arena en las aceras ,se instalaron 26 teléfonos públicos (pues el verdadero Barry Seal controlaba sus operaciones discando desde la calle y caminaba con una bolsa de cámara llena de monedas de 25 centavos. La calle principal del pueblo pasó de semimoderna a retro. Los habitantes de Ball Ground celebraron los cambios y estamparon franelas para vender, que decían  “Cruisin’ into Ball Ground” y “Ball Ground the Movie Capital of the World” .

La vestuarista Jenny Gering, observó diseños vintage para crear el vestuario de American Made.  “¿Qué tipo sureño de principios de la década de 1980 no se preciaría de tener un par de jeans ajustados?  Cruise como Seal no sería la excepción, y lo completaba con botas de cowboy, chaquetas con solapas de cuero y camisas entalladas con botones a presión tipo Western, y estaba listo para salir.  Además, las patillas de Barry y su beeper omnipresente completaban el signo de esos tiempos”, leemos en las notas de producción del filme.

Los productores adquirieron y rentaron vehículos de la época, como un Corvette Stingray 1970, un Cadillac Seville 1982 (en dos tonos de azul) que Barry le regala a Lucy; un Mercedes 450 SL 1984, un Ford LTD marrón y un Trans Am negro. Sobre los aviones, el productor ubicó aviones vintage. Cruise, como Seal, voló el Aerostar 600 (de seis plazas) y un Cessna 414.  También incluyen un avión de carga C-123 1954, conocido como “The Fat Lady”.

El director de fotografía, el uruguayo César Charlone, “hizo que esta película fuera mágica usando las cámaras Alexa XT y Alexa M como sus herramientas.  La Alexa M tiene un cuerpo de cámara pequeño y está conectado al hardware del equipo por un cable de 40 pies.  Esto permitió que la cámara tuviera libertad de movimiento en un estilo de documental, que Liman prefirió para el tono de la historia.  Como tiene libertad de movimiento, esta cámara también trabaja bien en entornos pequeños”. El colorista le imprimió, durante la posproducción, un aspecto y sensación distintos a los diferentes años que abarca la película.

“American Made” (Barry Seal)  es una producción es de alta calidad, que enganchó al director, Doug Liman, de manera personal, ya que su padre, Arthur L. Liman, fue el asesor en jefe para la investigación del Senado en el affaire contra Irán, y había cuestionado a Oliver North durante las audiencias.  

Seal es un personaje único, se cruzó con gente tan dispar como Ronald Reagan, Pablo Escobar, Manuel Noriega, Bill Clinton y Oliver North"

El director logra retratarlo y captar toda nuestra atención con un manejo ágil de la historia y extrayendo lo mejor de cada actor. El guionista, Gary Spinelli, adopta, con maestría, un tono sarcástico, divertido y sobre todo, sin prejuicios sobre lo que estamos viendo en pantalla.


 Qué dicen los críticos en Venezuela:


"Me encantó la manera de contar una historia real y muy densa con simpatía y mucho estilo! 8 de 10"

Odalin Martin, “Desde La Butaca”/  Twitter: @odalinmartin

“El carisma de Tom Cruise y la fuerte dirección de Doug Liman. Dupleta super efectiva. 8/10 ☺”

Nelson Acosta, Los Critters | Twitter: @NelsonAG

"Me gustó su look retro, el humor negro, la estética documentalista y la forma en la que está contada la historia. Le doy muchos pulgares hacia arriba :) "

Luis Bond, Globovisión / Twitter: @luisbond009

 Puntuación: 8.5/10 (en cine la disfrutarás al máximo)

 

Ficha del  filme

alt


American Made (Barry Seal )

 

Dirigida por: Doug Liman

Escrita por: Gary Spinelli

Elenco: Tom Cruise, Domhnall Gleeson, Sarah Wright Olsen, Jesse Plemons, Caleb Landry Jones, Jayma Mays y Lola Kirke

Fotografía: César Charlone (City of God, The constant gardener)

Vestuario: Jenny Gering (The Americans, Limitless, Flatliners)

Música: Christopher Beck (Frozen, Edge of Tomorrow, Hangover)

Productores: Brian Grazer Se llevó el Oscar por “A Beatiful Mind”), Brian Oliver, Doug Davison, Kim Roth, Ray Angelic y Tyler Thompson

Estudios: Universal Pictures y Cross Creek Pictures

Duración: 115 minutos

Valoración en Rottem Tomatoes: 88% | Audiencia 96%

Sitio del fime, aquí

Estreno mundial: 1/9/2017 (IMDB)

Estreno en Venezuela: 22/9/2017


@ivanxcaracas en Twitter e Instagram

  


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com