Con el sonido de David Peña y Convidados inicia el ciclo Sons de Brasil
Escrito por Redacción OyN   
Martes, 27 de Agosto de 2019 15:24

altCuando en el mundo quedan ya escasos territorios por explorar, existe todavía una inmensa región musical casi completamente desconocida más allá de las fronteras del Gigante del Sur: el del choro,

cuya importancia estética es tan trascendental como la de otras grandes músicas populares instrumentales de nuestros tiempos: el jazz, el tango o el flamenco, por nombrar algunas.

Ese género de raíz carioca que resume y entreteje buena parte de la historia musical brasileña, del cual han surgido nombre de leyendas como de Jacob do Bandolim, Ernesto Nazareth, Waldir Azevedo y Pixinguinha, entre otros músicos y compositores fundamentales; cautivará al público citadino el domingo 8 de septiembre, a las 11:30 de la mañana, en Cordas Choradas con David Peña y Convidados.
Artista de múltiples facetas, a lo largo de su carrera David Peña ha sido reconocido principalmente como contrabajista de Ensamble Gurrufío, agrupación emblema de la música venezolana, mas talento como guitarrista también le ha ganado aplausos y excelentes críticas en distintos escenarios del mundo.

Brasileirinho, Doce de Coco, Assanhado, Vibracoes, Carinhoso, Tito Tico No Fubá, Santa Morena, Um a Zero, Noites Cariocas, Brejeiro, Reminiscências, Odeón, son algunos de los chorinhos que armonizarán este atemporal viaje musical en el que, como convidados de lujo, estarán Pedro Marín, en el bandolín, Williams Mora, en el clarinete y voz, y Pedro Isea en la percusión y voz, conocidos por su trayectoria con Caracas Sincrónica y Só Sambistas, respectivamente.

“El formato minimalista y flexible del cuarteto permitirá al público apreciar la rica sonoridad de cada instrumento y gozar los elegantes matices de un repertorio con mucho swing, que muestra la complejidad y belleza de este fecundo estilo instrumental popular”, afirma Peña.

En este concierto -que se celebrará en la atmósfera íntima y cercana de la sala Experimental del Centro Cultural BOD-, el músico caraqueño dará muestra de su versatilidad, esta vez con la guitarra 7 cuerdas, “esa maravilla genuinamente brasileña en su uso, técnica y lenguaje, creada a mediados del siglo XX con la función del contrapunto en las cuerdas bajas, que luego se convirtió en instrumento solista de plena sonoridad, con un registro bajo más amplio que la guitarra de 6 cuerdas”, explica.

Cordas Choradas marca el inicio de la edición 2019 de SONS DE BRASIL que revisará, en cuatro conciertos, estilos fundamentales de la exuberante y rica cultura musical de ese país. Así, el domingo 15 de septiembre tocará el turno a Coral Lombana y Edepson González en un tributo a Joao Gilberto; el domingo 22, dos cantantes venezolanas, Gladys Salazar y Magda Albarracín, se pasearán por el MPB, y el domingo 29 cierra el ciclo la agrupación de pagode Companhia do Samba.

Las entradas para David Peña y Convidados: Cordas Choradas, están a la venta en las taquillas del teatro, en La Castellana, y a través de www.ticketmundo.com. Mayor información en www.centroculturalbod.com o por las redes sociales del @cculturalbod.

Más del artista en sus redes sociales
@zancudobass


Acerca de DAVID PEÑA
El dominio y sofisticación que traducen los bajos y tensos sonidos de su instrumento han cautivado a las más disímiles audiencias. Y es que David Peña ha sabido demostrar la peculiar intuición que lo ha convertido en referencia venezolana de virtuosismo y espontaneidad en la ejecución del contrabajo en los más diversos formatos.

El Zancudo, apelativo con el que cariñosamente lo llaman sus amigos, colegas y hasta el público, destaca de acuerdo con la crítica, por la fuerza, agilidad, pulso, precisión, fluidez y grácil potencia etérea para domar ese alto y sinuoso instrumento.
Nacido en Caracas creció rodeado de mucha música y canto. Niño apenas, comienza a tocar de manera autodidacta el cuatro, la guitarra y la mandolina. Más tarde, incursiona en el contrabajo y en la ejecución de tambores afrovenezolanos. En 1990 formaliza su ya amplia formación musical, realizando estudios de teoría y solfeo, armonía y contrabajo con el profesor Félix Tovar, en la Escuela Pedro Nolasco Colón.

En el plano profesional, durante esa etapa, realiza giras nacionales e internacionales, así como diversas grabaciones con destacados grupos y solistas, entre los que se encuentran Lilia Vera, Cecilia Todd, Esperanza Márquez, Malembe, Costa Caribe, La Guapeña, Armonía Bajo dos Cuatros, Bandolas de Venezuela, Cuatro Arpas y Un Cuatro, Los Hermanos Hurtado, Corina Peña, Soledad Bravo, Alfredo Naranjo, Paul Desenne, Cheo Hurtado, Gonzalo Grau, Luis Julio Toro y Cristóbal Soto, entre otros.

Desde 1989 forma parte de Ensamble Gurrufío, participando en todas sus producciones discográficas y ofreciendo conciertos en importantes salas de Estados Unidos, Japón, Brasil, México, Colombia, Chile, Ecuador, Alemania, Francia e Inglaterra, Egipto, Australia, y España, entre otros casi cien países.
Su entrada a la agrupación aportó el pulso, voluptuosidad y equilibrio en la polirítmica plática que con genio y asombrosa destreza sostienen sus talentosos integrantes en sus interpretaciones únicas e irrepetibles. Su peculiar estilo ha sido escuela para otros bajistas, quienes reconocen sus aportes como ejecutante.
En 1999 fue invitado por el compositor argentino Oswaldo Golijov para el estreno mundial de “La Pasión Según San Marcos”, en la ciudad de Stuttgart (Alemania), como contrabajista solista de la orquesta. Esta producción -editada en doble CD por el sello alemán Haenssler Classic- fue postulada en el año 2000 al Grammy, máximo premio de la industria discográfica norteamericana como Mejor interpretación coral. En el año 2002, esta grabación es de nuevo nominada a ese prestigioso galardón, esta vez en su versión latina, en la categoría Mejor Album Clásico. Dirigida por la profesora María Guinand, esta obra se presentó en Estados Unidos y Venezuela en el año 2000 y, en el 2002, es representada nuevamente en territorio estadounidense y estrenada en Australia. Peña integra, además, la Camerata Criolla, orquesta de cámara que debutó en Venezuela en marzo de 2002 impactando por su sonoridad y su repertorio, que traduce la rica diversidad de la música venezolana.

En la actualidad, destaca también su trabajo como productor discográfico y de espectáculo, destacando la curaduría de ciclos dedicados a promover la música venezolana de raíz tradicional y otros eventos de gran formato como Gualberto es uno solo: Tributo a la voz de Venezuela, Ellas son bolero, Las 2 Rocío o Ensamble Gurrufío: 35 años de música venezolana, por solo mencionar algunos.

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com