Trump y Biden: a la conquista del voto latino
Escrito por José D. Solórzano | @jdionisioss   
Miércoles, 21 de Octubre de 2020 23:37

altUn Donald Trump llega a la Casa Blanca – después de estar internado unos pocos días debido a su contagio con Covid-19 – se quita el tapaboca y se deja ver por toda la nación.

¿Qué nos dice con ese gesto? «Aquí estoy en mi casa, sano y listo para seguir luchando; aquí estoy no me han vencido ni me vencerán».

Y antes de este episodio, el presidente de los Estados Unidos y candidato republicano a la reelección, sale del centro médico donde se encontraba recluido y se pasea en un automóvil. ¿Qué mensaje transmitió? «Sigo tranquilo, a mí nadie me detiene; yo soy más fuerte que esta enfermedad».

Al retomar su campaña se va a una concentración – bastante nutrida por cierto – aparece sin tapabocas, baila frente a sus seguidores y asegura que «A mí me dio esa cosa [Coronavirus] y lo superé, ahora dicen que soy inmune a ello». ¿Qué quiere transmitir el presidente? ¡Fácil! Le dice a sus seguidores «soy un campeón».

Donald Trump se va a Miami – en el corazón latino de los Estados Unidos (dominado por cubanos y venezolanos) – y dice que Joe Biden, su rival demócrata, es socialista. Bueno, para quienes nos gusta el boxeo podemos interpretar esta aseveración como «un derechazo al hígado».

Sin dudas, Donald Trump es el mismo de siempre. El hombre del show, el de lengua fácil y respuesta ágil; el multimillonario es un hueso demasiado duro para roer, y más cuando su rival es un Biden que es – como dicen en mi pueblo – un «huevo sin sal».

El presidente Trump se mofa de su contendor, lo minimiza, lo aplasta. A pesar que muchos analistas afirman que al mandatario norteamericano le fue mal en el debate, juzgo lo contrario, ¿por qué? Sencillo, vi a un Trump ubicando ideas claras, conceptos precisos y enfocados en sus puntos fuertes, mientras Biden reforzó su imagen de «hombre débil».

Además, el debate Pence-Harris pudo exponer más la diferencia. Mike Pence se vio más preparado, más experto, más presidenciable que Kamala Harris. Salvo el incidente de la mosca en la blanca cabellera del «Vice», no hubo un solo error en el mensaje del compañero de fórmula de Trump.

Ahora, ante la pregunta ¿quién ganará? Aunque muchas encuestas ubican a Joe Biden en el primer puesto – incluso hasta con 11 puntos por encima de Trump – creo inevitable que el actual huésped de la Casa Blanca seguirá en el Lado Oeste, continuará despachando desde la Oficina Oval.

Trump ganará la reelección – contra todo pronóstico – y lo hará, en mi opinión, con la misma fuerza que llevó a Richard Nixon a ganar dos veces la presidencia de los EEUU – a pesar de perder en su primer intento y de tener siempre una «mala prensa» – es decir, triunfará gracias a la «mayoría silenciosa».

Ganará de la misma forma que el «No» superó al «Sí» en el referendo sobre la «paz» en Colombia – dejando en la lona a todas las encuestadoras –; vencerá como el Brexit se impuso en Gran Bretaña y así como Jair Bolsonaro venció en Brasil.

En todos estos casos las encuestas decían lo contrario, la prensa festejaba unos resultados contrarios que jamás se materializaron. Es por esto que Donald Trump ganará, así como ya lo hizo sobre Hillary Clinton hace 4 años.

¡Comunícate y hazlo bien!

alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com