Irfaan Ali y su giro esperado de 180°
Escrito por Jorge Luis Fuguett   
Jueves, 27 de Agosto de 2020 01:16

altEl nuevo Presidente de Guyana, Mohamed Irfaan Ali, el primer guyanés Presidente nacido después de la independencia de esa Nación,

ha manejado una estrategia en la política exterior de su Gobierno en torno al reclamo territorial del Esequibo como lo que es, un Asunto de Estado. Y no, no lo describimos así como una reverencia ni para aplaudir su labor sino más bien para hacer notar como debe manejarse un Asunto de Estado como tal, sin preferencias ideológicas ni amiguismos sino con mucha astucia y pensando a futuro. 

Ali asumió la presidencia de manera formal el 08 de agosto 2020, durante su discurso inaugural expresó “La soberanía de nuestro Estado, la integridad de nuestro territorio, tanto terrestre como marítimo, es un cometido sagrado.”, palabras no esperadas por algunos venezolano quienes apostaban por un cambio político guyanés a favor de regresar a los Buenos Oficios, mecanismo acordado en Ginebra entre Venezuela y Guyana para buscar una resolución pacífica a la controversia y el cual el Partido político de Ali, PPP/C, aceptó sin contratiempo alguno y que conllevó a mejorar las relaciones con el Gobierno de Hugo Chávez. Esta suposición estuvo reflejada en la prensa gubernamental venezolana que abogaba por una resolución al debate electoral guyanés a favor de Irfaan Ali mientras se esperaba el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 02 de marzo.  

El nuevo Canciller guyanés fue anunciado tres días antes del juramento de Ali, un Profesor de la Universidad de Guyana, alejado del tema Esequibo. Hugh Todd, antiguo militar guardacostas, egresado de la Britannia Royal Naval College en Gran Bretaña y quien ha realizado labores académicas en la Universidad de La Habana, Cuba, tiene la oficina más grande en la Torre “Takuba Lodge”, sede de la Cancillería. Todd, quien días después se contagió de coronavirus, fue seleccionado sin tener conocimientos del tema Esequibo pero el Presidente Ali supo manejar las cartas y logró que el antiguo Canciller del Gobierno de Granger y luego Secretario de Fronteras, Carl Greenidge, aceptara su designación como Asesor Principal en la controversia contra Venezuela. Greenidge, opositor a Irfaan Ali, había demostrado descontento hacia David Granger cuando fue despedido de su Cargo en diciembre pasado dada sus recomendaciones de llamar a elecciones, entre otros puntos. El Gobierno del PPP/C hasta ha calificado públicamente a Greenidge de corrupto, aun así, lograron convencerlo de mantenerse en torno a un asunto que traspasa intereses de partidos.

Al día siguiente, 09 de agosto, Ali recibió al también nuevo Presidente de Surinam, Chandrikapersad Santokhi, en donde no se tocó públicamente el tema territorial de la región del Tigri, perteneciente a Surinam y usurpada por Guyana. Un nuevo logro de Ali quien sí consiguió establecer las tareas para la construcción de un puente que una a ambas naciones.

El nuevo Gobierno de Ali no se detuvo ahí. El 17 de agosto, además de formalizar la presencia de Carl Greenidge en Cancillería, llamó a la esequibana Carolyn Rodrigues-Birkett, antigua Canciller en el Gobierno de Donald Ramotar quien conoce muy bien el tema Esequibo y lidió con Nicolás Maduro y Elías Jaua en el mismo; ahora la Señora Rodrigues estará representando a Guyana ante la Organización de Naciones Unidas y el G-77, posición clave en torno al reclamo territorial en donde no podemos omitir el indirecto apoyo de Antonio Guterres y el anterior Secretario General, Ban Ki-Moon a buscar una resolución favorable a Guyana. Igualmente ese día, el Gobierno de Ali anunció la inclusión de Audrey Waddell como Secretaria Permanente de Cancillería, funcionaria que había sido despedida por David Granger por las mismas diferencias que tuvo con Carl Greenidge. Debemos destacar que la Sra. Waddell fue Secretaria del Embajador de Guyana en Venezuela en 1985 y en 2016 se reunió con Nicolás Maduro en Colombia, junto a Ban Ki-Moon en torno al tema que nos atañe. En 2018 fue una de los co-agentes de Guyana ante la CIJ para la entrega del Memorial de Alegatos.

De la misma forma, Robert Persaud asumirá el rol de Secretario de Relaciones Exteriores, cargo creado el año pasado para mantener al entonces Canciller Greenidge en Takuba Lodge. Persaud creó una ley en defensa de pescadores guyaneses sobre supuestos ataques por militares venezolanos. En 2010, Persaud fue quien representó a Guyana en la firma del convenio Petrocaribe con Venezuela, siendo Ministro de Agricultura, en 2015, siendo ministro de Recursos Naturales de Guyana, Persaud abogó enormemente por el inicio de las ilegales labores de Exxon en aguas aun por delimitar entre ese país y Venezuela. 

Para cerrar con broche de oro el nuevo Dream Team de la diplomacia guyanesa, hace pocos días, el 22 de agosto, el Gobierno de Guyana nombró a Ralph Ramkarran, opositor a Irfaan Ali, como Asesor del Ministro de Relaciones Exteriores en Asuntos Fronterizos. Ramkarran fue candidato presidencial del partido "A New and United Guyana" en las pasadas elecciones, asiduo crítico de Irfaan Ali y Bharrat Jagdeo pero cuyos conocimientos en el tema Esequibo son más importantes y lo cual lo posiciona a laboral junto a Carl Greenidge. Ramkarran fue facilitador de Guyana en el proceso de Buenos Oficios de la ONU. También laboró en el Equipo Ministerial para la Controversia Fronteriza entre Guyana y Venezuela desde 1994 hasta el presente.

En fin, el equipo de guyaneses en torno a la controversia del Esequibo se solidifica, se une sin diferencias ideológicas. Esto junto al reconocido grupo de abogados, contratados por Guyana y con dinero de ExxonMobil, los pone en una posición privilegiada en cuanto a conocimiento y toma de decisiones versus a una Venezuela que cuenta con un reconocido Abogado español, experto en Derecho Internacional. Si, solo eso. No sabemos quiénes más manejan desde aquí el tema, quienes llevan un seguimiento, quienes recomiendan ni quienes toman nota.

No buscamos crear pesimismo ni esperar un desenlace desfavorable pero ¿cómo lograr un cometido sin las debidas herramientas? Guyana ya no necesitará estar de buenas con Venezuela, ya no le interesa nuestro petróleo ni la pasada influencia internacional que logró el ingreso de dicho país a organismos regionales a consta de nuestros Gobiernos. Hoy día Guyana da un giro de 180° donde nos da la espalda y aumentará sus esfuerzos en formalizar la usurpación de un séptimo del territorio venezolano donde nuestros representantes posiblemente estén pensando en quien culpar cuando tal vez suceda ello en lugar de pensar en quién acudir para afrontar al enemigo del este.

 (*): Especialista en el tema Esequibo |  Coordinador General de la ONG Mi Mapa


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com