Entre constituyente y constituyente
Escrito por Luis Marcano Salazar | @LuisMan69753125   
Viernes, 20 de Marzo de 2020 06:26

altEl proceso constituyente que vivió Venezuela 1999, a pesar de las muchas afirmaciones que lo asemejan con el que vive Chile en la actualidad,

no tiene nada que ver, ni en su esencia, ni en el propósito diseñado por Hugo Chávez para destruir a Venezuela. Aquel proceso fue iniciado por un líder populista que se trepó de manera soberbia sobre las estructuras cansadas y desgastadas de los partidos políticos con el único propósito de establecer una modelo marxista que fuere precedido por el desmontaje de la forma de vivir de los venezolanos que a pesar de la larga crisis que vivió el sistema populista de conciliación de élites, fundado en 1959 y legitimado en 1961, facilitó un proceso social, la consolidación de una clase media, una burguesía industrial y financiera con el desmérito de amplios espacios de pobreza y miseria de donde salió la masa trabajadora pero también, una representación importante de profesionales de alto nivel que hoy son orgullo de los venezolanos. Si bien es cierto que la democracia representativa venezolana permitió por desdén o ineficiencia el crecimiento desbordante de la delincuencia, no menos cierto es, que de los sectores populares nació una generación de profesionales y gente decente que son la verdadera manifestación de la venezolanidad. Jamás, durante los años de democracia entre 1959 y 1999, se vieron manifestaciones de resentimiento social ni odio entre clases que convivían de manera natural en espacios que nos fueron comunes, que queda hoy como una reminiscencia melancólica de un pasado que no regresará, una Plaza Venezuela y Sabana Grande que reunía jóvenes y no tan jóvenes de todos los sectores de Caracas en una algarabía que nos distinguía como sociedad. No fue diferente en el interior del país, nadie fue despreciado pro ser pobre o rico, eso no existía. Lamentablemente fue Hugo Chávez con su verbo incendiario quien sembró esos odios entre sus seguidores, logrando desmontar la unidad social de un país, que, a finales del siglo XX luchaba por mantener su democracia siendo ejemplo en América Latina. 

Las afirmaciones desdeñosas que pretenden comparar a Salvador Allende, líder de la Unidad Popular derrocado por el golpe militar de 1973 y dirigente político de amplia trayectoria con el Tirano y asesino de Nicolás Maduro Moros es otra de las aberraciones históricas que no permiten ponderar las opiniones que nacen de dichas comparaciones. Lo mismo ocurre con el proceso constituyente que vive chile que no posee un líder visible, por el contrario, una sociedad que de todos los estratos clama por cambios que son necesarios en la estructura social y que coloca sobre la discusión nacional si es o no necesario el cambio de la constitución para verificar las trasformaciones sociales que están en mora. Escuché decirle a un chofer de taxi chileno, a propósito del jingle de la propaganda del “no” [la alegría ya viene], y decía el taxista que nunca llegó tal alegría.

Lejos de las verdaderas reivindicaciones sociales que son legítimas, está el saqueo y el pillaje por parte de sectores anarquistas que no comprenden el verdadero significado ni de la libertad, ni de la democracia ni de la política. Frente a eso, la inacción de los carabineros para proteger la propiedad privada [ ejemplo terrible de lo cual fue la quema de la Universidad Pedro de Valdivia.]. Esos sectores violentos, que no tienen que ver con el proceso constituyente, son los que hacen la función de sembrar odio, divisiones y temor, [otrora función de Chávez] en la maquinaria de destrucción del Estado.

Mientras esos sectores anarquistas no sean quienes conduzcan las demandas racionales de reivindicación para el cambio de la Constitución, el proceso será muy diferente al venezolano. Por eso quienes pretendan hacer un saco, y meter todo ahí, para deslegitimar las sanas reivindicaciones de los pueblos, eso también es manipulación social y política peor que la engendró Chávez para destruir a Venezuela

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com