La Corte de los milagros De Sao Paulo
Escrito por Emilio Nouel V. | @ENouelV   
Viernes, 26 de Julio de 2019 06:42

altSe cuenta que en el medievo parisino, había un sector de la ciudad en el que se juntaban malvivientes que en el día mendigaban por las calles

simulando ante el viandante ser tullidos, mancos o ciegos, pero que en la noche, por arte de magia, se curaban. Los paralíticos bailaban y los ciegos veían. 

Estafadores, farsantes y pícaros de toda laya engrosaban este contingente de seres humanos que no pocos escritores reflejaron en sus obras.

En la política, como sabemos, no han faltado personajes que podríamos también clasificarlos como miembros conspicuos de una suerte de Corte de los milagros, por sus semejanzas en cuanto al modo de actuar, en sus engaños y en sus propuestas de carácter social fantasiosas. 

Se presentan estos últimos como representantes genuinos del pueblo y de sus intereses, enemigos del capitalismo salvaje, del neoliberalismo. Se llenan la boca hablando de utopías, de soberanía popular y de derechos humanos, pero voltean hacia a otro lado cuando quienes cometen arbitrariedades y violan los principios constitucionales, forman parte de su bando político-ideológico o son los que pagan sus facturas. 

Lo cierto es que estos campeones del populismo y la demagogia, adalides de la revolución izquierdista mundial, al caer la noche, cual pícaros de la Corte de los Milagros medieval, se quitan el disfraz y se muestran tal como son: hipócritas y embaucadores de la gente sencilla que no alcanza a ver la verdadera naturaleza de ellos, obnubilados por el humo de la retórica quimérica y de la promesas imposibles de cumplir. Son los que se aprovechan de la ignorancia y la buena fe de la gente sencilla, para obtener beneficios propios, robando los dineros públicos o recibiendo las prebendas de los gobernantes amigos.   

El Foro de Sao Paulo (FSP), sin duda, es una típica Corte de los Milagros, si nos atenemos a los que allí se congregan; los más disímiles especímenes de la política latinoamericana y más allá, que se han aprovechado del financiamiento de presidentes como Lula Da Silva o Chávez, entre otros, montan tinglados como el que hoy tiene lugar en Caracas. 

En 1990, el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil fundó el FSP. Está conformado por partidos y movimientos de izquierda radical, y su objetivo primigenio era debatir sobre el escenario internacional después de la caída del Muro de Berlín.El papel que juegan los partidos de izquierda radical y comunistas del continente en este Foro es determinante; todos son miembros formales de él, aunque en él están presentes también movimientos muy diversos.  

El PT brasileño, los Partidos Comunistas de Argentina, Cuba, Chile Colombia, Bolivia, Perú y Uruguay, el PRD mexicano, las FARC, el Partido de la Liberación dominicana y el PSUV, entre otros, y hasta organizaciones al margen de la ley en sus países, son miembros del FSP; es decir, lo “mejor” de cada casa.  

El Secretario General de esta organización, el brasileño Valter Pomar, reconoció en el marco del XVII Encuentro del FSP en Mayo de 2011 en Managua, que el triunfo electoral de Hugo Chávez en 1998 catapultó el potencial del FSP, y señaló que este último ha tenido dos grandes momentos históricos: el primero fue el inicio de la “resistencia en contra del neoliberalismo”  y el segundo gran momento fue en 1998 con la elección de Hugo Chávez. 

Este Foro he servido de escenario para uniformar ópticas sobre variados asuntos y también para la coordinación política de sus miembros, lo cual ha incidido en las iniciativas y políticas que adelantan esas organizaciones en sus países de origen.

Es una suerte de “internacional comunista”, que repite, en el fondo, el mismo discurso anacrónico marxista-leninista de hace más de 100 años, con propuestas demodées.

Pero, sobre todo, la retórica de supuesta defensa de los DDHH, que estas organizaciones enarbolan, contrasta con su apoyo a un gobierno destructor de la economía de un país (Venezuela), perpetrador de crímenes de lesa humanidad y corrompido hasta los tuétanos como el venezolano. Es un gobierno de “ciegos” y “paralíticos”, que tienen sus cuentas millonarias en Andorra y otros paraísos fiscales, y hablan de honestidad y pulcritud a la luz del día para en la oscuridad gozar de lo estafado. Al igual que los políticos brasileños que recibieron las coimas de Odebrecht.  

¿Será que apoyan al chavismo porque es uno de los financistas de la Corte de los milagros? Pues, claro que sí.  

Pues no solo comparten una ideología tóxica, se benefician también de prebendas y dádivas provenientes de dinero mal habido, de los fondos públicos obtenidos por prácticas corruptas.

Caracas es hoy punto de encuentro de los propagadores de una ideología probadamente fracasada. Millones de dólares que debieron ser utilizados para aliviar el hambre de un pueblo, son dilapidados por el gobierno chavista para obsequiar y congraciarse con la izquierda comunista y gorrona de la región. 

La Corte de los milagros de Sao Paulo en Caracas no tiene otro propósito que el de apoyar a gobernantes autoritarios y corruptos del hemisferio.  

Esta internacional funesta debe ser combatida sin descanso por los demócratas del mundo.  

 

 

 

 

   

 

 

 

   


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com