El futuro es ahora
Escrito por Boris Gómez U. | @BorisSGomezU   
Domingo, 26 de Agosto de 2018 10:55

altEl título es ampliamente usado por escritores y hasta series de televisión pero no lo invalida para seguir reflexionando sobre la marea de oportunidades

y de la revolución tecnológica que está prácticamente en nuestras puertas. El futuro ya llegó. 

El teórico Francis Fukuyama en 1989, poco antes de la caída del muro de Berlín, el colapso de la Unión Soviética y del modelo comunista que ello representada dijo de manera zahorí: que la historia humana concluía con el triunfo del capitalismo y la democracia liberal con el fin del comunismo, tesis que Antonio Escohotado, en su Enemigos del Comercio, ratifica ampliamente escudriñando el pasado y dando una nueva luz para ver el futuro apoyado en factssobre el liberalismo como única vía para la creatividad, innovación y construcción de ese futuro que está en nuestras puertas y del que no podemos prescindir.

El futuro es tecnología, innovación pero también es energía: todo el futuro se va a construir e impulsar con energías de bajo costo, amables con el entorno y de fácil producción. Para el 2040 la demanda de energía en el mundo va a subir en más de 30%, por las industrias y nuevas tecnologías, esperándose que 37% de la generación eléctrica sea a partir de fuentes renovables (eólica/solar), siendo actualmente sólo el 23% de la electricidad consumida en el mundo que se genera con este tipo de fuentes.  

La mejora en procesos tecnológicos permite que la producción de electricidad vía renovables reduzca costes de máquinas, de paneles solares y de procedimientos que reduzcan pérdidas de cargas eléctricas y que se lleguen a poblaciones alejadas de centros de producción y distribución siendo el gas natural, como siempre dijimos, el mejor puente en la transición de fósiles a renovables, en el marco de los acuerdos del G20 y el acuerdo de Paris para reducir las emisiones de carbono utilizando gas natural y renovables.

Fuentes expertas indican que para el 2040 las economías del mundo dependerán en menor medida de combustibles fósiles (carbón/petróleo), y optarán por fuentes más eficientes/limpias, pero con crecimiento de la demanda de gas natural y creciendo en el mix en 50%, de esta forma se posicionará por encima del carbón en el mixenergético mundial. Por ello el futuro requiere energía, utilizada con eficiencia y a bajo coste, para que las fronteras de la tecnología sigan expandiéndose con electricidad a costes accesibles y sostenibles.

Aparece en escena, en la predicción de escenarios futuros, el autor español Fernando Botella, que analiza la transformación digital tan impresionante a la que el humano está sometido. Es una bendición que se debe aprovechar: en su Bienvenidos a la Revolución 4.0, Botella nos arrima a un nuevo entorno altamente digital en el que el humano se va a desenvolver con mejores coyunturas de crecimiento y triunfo, lo que le dará mas tiempo para cuidarse y ser feliz.

Ya lejano pero no menos actual el autor Wolfgang Grulke en sus 10 Lecciones del Futuro. El autor habla de nuevos comportamientos e interacciones entre personas y ambientes laborales que están bombardeados de nuevas informaciones, nuevos modos y nuevos enfoques. De manera que hacer alguna actividad laboral/profesional ayer es diferente a hacer esa misma actividad mañana. Rescato algunas de las más célebres lecciones de Grulke: la información y las ideas alimentan la economía global. Ya no es buen negocio vender materia prima, sino vender esa mentefacturaque dice Jose Luis Cordeiro en su ilustrada comparación. Y que urge pasar a a la mentefactura, que es la capacidad de vender creaciones de la mente con alto valor agregado, como ocurre actualmente con el segmento del entretenimiento como es Disneyque factura, fácilmente, más dinero que las principales petroleras latinoamericanas. Pero sigamos con Grulke que rubrica que: la biotecnología es la segunda revolución de la información, con liderazgos compartidos en equipos de alta definición y competitividad que van a dirigir corporaciones y compañías de alta gama en donde el comportamiento será fractal, no lineal, de manera que vamos a vivir en ambientes de caos y el liderazgo intuitivo será ampliamente valorado y requerido. El futuro se diseñará con alta incertidumbre que será motivo para suprimir las certidumbres y viejas experiencias para dar el salto a la innovación y a la libertad personal. (continuará). 

alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com