China: la consolidación de un liderazgo
Escrito por José Rafael Revenga | @revengajr   
Lunes, 12 de Marzo de 2018 05:28

altLa República Popular China ha decidido apostar, con toda su sabiduría milenaria, a una política nacional  englobante para convertirse en líder de la “innovación” 

a nivel mundial y hacia el futuro previsible. No se trata de una reconstrucción ni de una transformación ni de un fallido “salto hacia delante” ni de una nueva “revolución cultural” ajustada a los cambiantes “signos de los tiempos”.

Se trata de un proceso según el cual la invención y realización  de lo nuevo nunca cesen y de por sí permita a China a convertirse en el codiciado líder mundial. Es cuestión de innovación y no de renovación.

Es razonable que esto requiera una unidad de mando bajo un líder reforzado por un equipo con unidireccionalidad de metas y de acciones. La prolongación indefinida del mandato de Xi Jingping (Xi) mas allá de los dos períodos continuos de cinco años cada uno ha generado fuertes críticas internas y externas.

El domingo 25.02 el Comité Central del Partido Comunista Chino propuso eliminar la segunda mitad del Artículo 79 que limitaba la función presidencial a dos periodos consecutivos de cinco años cada uno. 

La propuesta fue aprobada en la segunda plenaria del Congreso anual #19 del PCC. En efecto, al presidente Xi se le vence su primer período este mes de marzo y se consideraba asunto de rutina su designación para unos segundos cinco años.

 Las críticas se han entrado sobre los peligros de una autocracia personalista las cuales omiten señalar que  independiente de la prolongación del mandato presidencial las mismas críticas son aplicables a la situación previa entre ellas la censura parcial a las redes sociales y la existencia de un partido único.

 Pienso que es mas bien una cuestión de simbología o de “branding” político. A la vez que presidente, Xi Jingping es en la actualidad Secretario General del Comité Central del PCC y jefe militar absoluto como presidente de la Comisión Central Militar  Para ambos cargos fue elegido Xi, por segunda vez,  en octubre pasado por el Congreso del PCC. Dichos cargos han sido desempeñados casi al mismo tiempo que el de la Presidencia pero no están limitados constitucionalmente a los dos períodos mencionados aunque hasta ahora esa ha sido la costumbre. O sea Xi hubiera podido prolongar  su estancia en ambos cargos sin  proceder  a una emnienda.

Quizás a lo que responde la estrategia de Xi, a sus 64 años, es no ver mermado su liderazgo interno con el sol a sus espaldas y así evitar la erosión de su influencia debido al inevitable juego de rivalidades sucesorales durante su segundo mandato presidencial el cual finaliza en 2023.

Más hábil y digno de toda consideración es el hecho que la nueva norma elimina todo límite temporal por lo cual Xi pudiera desempeñarse en los tres cargos de manera indefinida.

Adicionalmente, el Comité Central propuso la inserción en la Constitución del siguiente texto:

“El liderazgo del Partido Comunista de China es el factor definitorio del socialismo con características Chinas”.

Hay que darse cuenta que China está empeñada en mantener un ritmo de crecimiento económico alrededor del 6% y  a la vez transformar su economía de una dependencia excesiva en exportaciones a una basada en el crecimiento de la demanda interna y en el desarrollo tecnológico. Xi tiene como meta convertir a China en la primera potencia mundial en todos los sentidos a mediados del siglo. De allí su consigna en torno a la necesidad de  “empeñarse con energía inagotable”.

Para encabezar el proceso ha escogido a varias dimensiones de por sí innovadoras. Una que ha llamado poderosamente la atención es la correspondiente a la etiquetada “Inteligencia Artificial” (Ai) la cual de por sí es generadora de innovaciones aun por conocer.

La nueva política para la conducción de China fue dada a conocer en el documento titulado “New Generation AI Develpment Plan” el cual involucra a 15 agencias centrales del gobierno las cuales en colaboración con las tecno-plataformas privadas mas avanzadas tales como Baidu, Alibaba, Tencent  y iFlytek.

En basa a las mediciones convencionales (PNB) China sobrepasará a los EE.UU. en el 2030 para ocupar el primer puesto en actividad económica. . Según los cálculos del Centre for Economics and Business Research de Londres India dejará atrás a Gran Bretaña y Francia al ocupar el quinto puesto en el rango mundial y sea la tercera potencia económica en el 2027.

alt 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com