Corea: La cuenta regresiva continúa
Escrito por José Rafael Revenga | @revengajr   
Lunes, 11 de Diciembre de 2017 00:00

altEl general H.R. McMaster, Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca calificó a Corea del Norte como “la mayor amenaza inmediata a los EE.UU.”

en un foro el sábado 02.12.2017.

El Asesor añadió: “la probabilidad de una guerra con Corea del Norte aumenta cada día”. Dicha declaración reconoce lo obvio pero su contenido no permite deducir la inminencia de una conflagración. Sin embargo, quiso enfatizar “no tenemos mucho tiempo para evitar un conflicto armado”.

Después de dos meses de inacción el presidente Kim Jong-un (Kim) lanza un nuevo misil (Hwasong-15) el miércoles 29.11.2017 mas poderoso que los anteriores en el sentido que puede alcanzar la Costa Oriental de los EE.UU. probablemente con una carga nuclear.

El misil logro una increíble altitud de 4.475 km para después estrellarse en el Mar de Japón a 1.000 km de su punto de origen. Si su trayectoria hubiera sacrificado altitud por distancia recorrida esta hubiera superado los 13.000km requeridos para impactar a Washington.

 alt

Pero aun mas significativo que el desarrollo de un verdadero misil balístico intercontinental (ICBM) es el hecho del progreso logrado a pesar de las amenazas verbales, de la condena del Consejo de Seguridad de las NN.UU., del nivel creciente de las sanciones internacionales, de los ejercicios militares con Corea del Sur, de los sobrevuelos de bombarderos estadounidenses con capacidad nuclear, del encuentro inusitado de tres portaviones en el Mar del  y de las negociaciones de EE.UU. con China para que recorte totalmente el suministro de petróleo a su cliente norcoreano.

Todo ese conjunto de declaraciones y tímidas acciones han sido insuficientes frente a la determinación estratégica de Corea del Norte de ingresar en el club de las naciones con poderío nuclear proyectable a miles de kilómetros de distancia.

Previo a la reciente demostración de fuerza las especulaciones en torno a la modalidad de un ataque misilístico consideraban en el caso extremo un ataque a la isla de Guam o a Hawai o al norte de California o a alguna instalación militar en Japón o, con un misil táctico, a un portaaviones. Cualquiera de estas acciones habría desencadenado una respuesta mortífera por parte de los EE.UU. y sus aliados.

alt 

 

 

Hasta hace poco la mayoría de las conjeturas, muchas de ellas provenientes de expertos calificados, giraban en torno a que era innecesaria la preocupación dado que Corea del Norte tardaría unos tres años en desarrollar un arma con capacidad efectiva de lanzar una ojiva nuclear a un blanco predeterminado. Los hechos recientes demuestran lo contrario y de allí el júbilo demostrado por Kim y su Alto Mando en ocasión del lanzamiento.

Kim juega, por decirlo así, a robarse la segunda base e ir adelantándose para cruzar “home” en términos de beisbol. El “home” para él no es disparar el misil contra cualquier blanco que afecte la seguridad de los EE.UU. Se trata mas bien de convertirse en una potencia nuclear de primer orden. ¿Y por qué no? India y Pakistán lo son así como Inglaterra, Francia, Rusia, China, USA y varias naciones europeas asociadas a la OTAN. Es un club muy selecto que posee en total unas diez mil armas nucleares proyectables. Además, habría que incluir a Ucrania, Belorusia y Kazakhstan con una capacidad latente.

En la copiosa información disponible sobre los lanzamientos de misiles por Corea del Norte desde hace un par de años no me ha sido posible encontrar referencias a ciertos temas que van mas allá de la amenaza creciente a los EE.UU. Por ejemplo, China debería sentirse en la mira de Kim pues está a fácil alcance de los misiles intermedios.

Consideremos la importancia que China le asigna a su dominio naval en el Mar del Sur de China el cual estaría amenazado por misiles convencionales y hasta con una carga táctica nuclear tal como lo relata un informe de seguridad:

“In expanding naval operations from the South China Sea and Western Pacific into the Indian Ocean, China is pursuing a “two-ocean” (战略, liang ge haiyang) strategy. This is the manifestation of China’s new strategy of “far-seas operations” (远海作战, yuanhai zuozhan) endorsed since the mid-2000s, to be achieved through deployment and berthing facilities across the Indo-Pacific, in part to meet energy security imperatives and thereby achieve “far seas protection” (远海护卫, yuanhai huwei) and power projection by the Chinese Navy.” 

Mas aun, si se puede convivir con una Corea del Norte nuclearizada, será muy difícil disuadir a Irán que no haga lo mismo. De hecho, ya el tratado de no proliferación nuclear se viene abajo. Y si Irán evidencia dicho potencial Israel probablemente no tardará en responder y sacará out en segunda base  al corredor que parte de la primera almohadilla.  Por último, no hay que dejar de considerar una alianza naciente entre Israel y Arabia Saudí en cuanto a una estrategia preventiva y aun ofensiva.

La mas reciente conceptualización sobre la dinámica de la amenaza y los esfuerzos por detener su escalada ha sido la declaración del General H.R.McMaster, Consejero de Seguridad Nacional de la Presidencia de los EE.UU. El sábado 02.11.2017 se pronunció de la siguiente manera:

“Creo que la amenaza aumenta de día en día, lo cual significa que estamos en una carrera, en verdad estamos en una carrera para resolver este problema”,

Mientras la única estrategia frente a la amenaza coreana siga siendo aplicar sanciones poco eficaces y mal cumplidas conjuntamente con un llamado a nuevas sanciones a ser instrumentadas especialmente por parte de China la cual no ha resuelto su postura definitiva, los preparativos militares se amplían y la retórica aumenta de temperatura.

 Un gran número de los aviones de combate mas avanzados (F-22 y F-35) han llegado a Corea del Sur en la Base Aérea Kunsan para participar en intensos “juegos militares” con unidades de las fuerzas armadas de Corea del Sur que replican los ataques a los blancos por neutralizar en el norte de la península.

Aun un ataque preventivo para obliterar la capacidad nuclear norcoreana sería altamente costoso desde todo punto de vista especialmente para  SurCorea. Los expertos calculan que NorCorea cuenta con unas fuerzas armadas de 1.100.000 combatientes con el siguiente arsenal: 1.000 misiles de diversos alcances; 5.500 lanzadores múltiples de cohetes; 1.100 aviones; 300 helicópteros; 4.300  tanques y 2.500 vehículos armados. Otro cálculo indica que en la primera hora Corea del Sur recibiría mas de 10.000 impactos de cohetes y misiles.

Si el conflicto bélico llegara a desencadenarse las bajas pudieran superar el millón. Los EE.UU, tienen unos 30.000 efectivos militares en Corea del Sur y otros 45.000 en Japón. Ciertamente se verían involucrados. La isla de Guam con su importante base militar en el Pacífico también sería un blanco.

Los dos ejércitos coreanos cuentan con un millón de efectivos cada uno pero el del Norte cuenta con mayor capacidad de fuego. No hay duda que ambas Coreas quedarían devastadas.

Algunas voces del máximo nivel en el complejo militar estadounidense plantean que se debe “recuperar la iniciativa estratégica”. Hasta ahora no he encontrado ningún contenido sobre el modus operandi de dicha misión.

Otros opinan que va a ser necesario aprender a vivir con la capacidad de Corea del Norte de definir blancos en los EE.UU. para ser objetos de un ataque con armas nucleares.

La embajadora estadounidense en las NN.UU. declaró en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad un día después del lanzamiento del super misil:

“Si la guerra llega, será debido a los continuos actos de agresión…y si llega, que nadie se equivoque, el régimen de Corea del Norte será totalmente destruido”.

Una vez  disparado el misil la cuenta regresiva hasta el impacto es la siguiente para varias ciudades:

New York –                  10.909 km                 (40 minutos 30 segundos)

Londres –                       8.655 km                 (32 minutos 20 segundos)

Washington -              11,028 km                   (41 minutos)

Moscú –                         6.407 km                   (23 minutos)

Seoul –                              212 km                   (50 segundos)

Beijing –                           814 km                   (3 minutos)

Bruselas –                      8.504 km                   (31 minutos 50 segundos)

Tokio –                           1.283 km                   (4 minutos 50 segundos) 

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com