Una oportunidad en la vida: ser voluntaria en las Olimpiadas Londres 2012
Escrito por Amada Dorta Cerpa   
Miércoles, 22 de Agosto de 2012 11:13

altAhora que terminaron las olimpiadas y que parece que ya no hay más nada por hacer, sólo me queda decir con extraordinario orgullo que fui Intérprete Voluntario

de las Ceremonias de Apertura y Clausura en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Desde que se seleccionó a Londres como la sede en el 2007, me puse a la tarea de averiguar en qué forma podría participar. Soy venezolana, periodista y cantante lírica con más de 12 años residiendo en Gran Bretaña.

En un principio pensé intervenir como periodista pero tenía que estar avalada por una institución y aunque escribo para varios medios en línea, no estaba segura de que fuera suficiente el respaldo. Intenté aplicar para trabajar en la organización Londres 2012 pero no tuve éxito.

Otra posibilidad que contemplé, fue participar como voluntaria en los juegos y las sedes, pero requería de mucho tiempo disponible. Esto lo pudieron hacer personas retiradas, trabajadores a destajo con un horario flexible o estudiantes que podían hacerlo en las vacaciones del verano. Yo para participar tenía que disponer de las vacaciones del trabajo que no eran suficientes.

Finalmente a mediados de agosto del año pasado, recibí un email abierto en donde se invitaba a audiciones para la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos 2012, con el cineasta inglés Danny Boyle como director creativo.  Yo sabía que era el mismo director de las películas Slumdog Millonaire, Trainspotting y127 horas, así que apliqué sin pensarlo. La trayectoria de este director era para mí una garantía, más que suficiente, de que sería una extraordinaria aventura.

alt

Ilustrar la diversidad de una nación

Los organizadores hicieron un llamado en toda Gran Bretaña en busca de 10.000 voluntarios que fueran malabaristas, ciclistas, bailarines de lo que sea, percusionistas, acróbatas, patinadores, gente de circo y actores, entre otros. En este mismo comunicado invitaban extensivamente a personas discapacitadas o no, de cualquier raza, nacionalidad, edad, gordo, flaco, joven, anciano, etc., con la intención de ilustrar en este significativo evento la diversidad que caracteriza la nación y sobre todo a Londres.

La verdad sea dicha de paso, ellos realmente no estaban buscando cantantes (y menos como yo que soy cantante clásica), pero en la planilla de aplicación en la sección de otros, muchos pusieron cantantes, así que decidieron asignarnos una participación especial.

Ellos aclararon en la invitación que estas eran funciones voluntarias, por lo que no había pago. Además, exigían de un compromiso sustancial en términos económicos y de tiempo. Tanto las audiciones, como los ensayos y por supuesto las funciones serían en Londres. También explicaron que desde marzo hasta junio del 2012, habría ensayos regulares en las noches y los fines de semana, y que lamentablemente no se podían pagar los gastos de viaje fuera de la ciudad. Desde el principio las condiciones de participación eran muy claras, literalmente ‘por amor al arte’.

Audiciones en masa

Entre las indicaciones de la invitación para la audición que recibí en septiembre del año pasado, se especificaba que aunque era no remunerado, tenía que contar con un permiso de trabajo vigente para la fecha.

En cada una de las audiciones que se realizaron a miles de personas, durante casi tres semanas y tres diferentes sesiones diarias, asistieron más de 200 personas a cada una de ellas  No había que preparar nada, la audición consistía en someter a los participantes a una variedad de actividades para evaluar los atributos de cada quien: espontaneidad, facilidad de movimiento, relación con el grupo, disposición, energía, velocidad de respuesta, expresión corporal, etc.  El tiempo total fue de 3 horas y 15 minutos y era absolutamente necesario permanecer durante todo el período.

Cada audición era grabada en video. Había un grupo de 20 personas aproximadamente, que actuaban como jurados, entre ellas el mismo Danny Boyle o su asistente, y las personas encargadas de llevar a cabo el movimiento de escena de los voluntarios, encabezadas por Steve Boyd, quien comenzó en este oficio en las olimpiadas de Barcelona 1992 y desde entonces ha formado parte de cada magno evento por el estilo que se celebra en el mundo.

Si tenía éxito en la primera audición, me invitaban a otra en las próximas 48 horas y si no podía asistir a la segunda “por desgracia” (como claramente especificaban), no podía continuar. Afortunadamente recibí el llamado para la segunda audición, pude ir y a principio de febrero de este año, recibí la confirmación de aceptación, el contrato y los horarios para participar en ambas ceremonias, apertura y clausura, de las Olimpiadas Londres 2012.

alt

Las islas de las maravillas y su sinfonía musical

Mi función tanto en la ceremonia de apertura Las Islas de las Maravillas, como en la clausura  Una Sinfonía de Música Británica, fue de Audience Leader (líder de audiencia), en un grupo llamado ‘mecánicos’. Como mi contrato lo indicaba era un rol “salido y extrovertido que interactúa con el público del estadio y que se encuentra en ambas ceremonias”. Tuve la gran suerte de quedar en el grupo que necesitó menos ensayos, que intercambió con los atletas y que disfrutó por completo ambas ceremonias.

Los ‘mecánicos’ teníamos aprendidas 10 coreografías con nombres muy londinenses: el reloj Big Ben, el Palacio de Buckinghan, roqueando el Támesis, cambio de guardia y otros más o menos por el estilo. Más algunos movimientos emblemáticos como el del atleta Usain Bolt, Freddie Mercury y John Travolta, que se intercalaban según la música y las necesidades del momento, siguiendo las indicaciones que recibíamos por radio los 10.000 voluntarios en escena.

Cada grupo era dirigido por diferentes canales FM, así que al día siguiente, sobre todo de la ceremonia de apertura, además de sentir un cansancio extremo por la actividad del rol en sí, la excitación del momento y las distancias en el Parque Olímpico, me desperté con un agudo dolor de oído por estar más de 8 horas con los audífonos puestos recibiendo órdenes.

Tal vez no gané ninguna medalla deportiva representando a Venezuela en las Olimpiadas Londres 2012, pero me quedaron dos certificados de participación personalizados firmados por Danny Boyle por la apertura y Kim Gavin por la clausura, que para mí son como dos de oro.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com