Venezuela, política y petróleo
Maruja Tarre


Venezuela, política y petróleo
Ramirez logró el prodigio de arruinar al país durante la bonanza petrolera más extraordinaria que ha habido en la historia
MARUJA TARRE 19 AGO 2014 - 20:58 CEST2
Archivado en: Nicolás Maduro Hugo Chávez Venezuela Petróleo Sudamérica Latinoamérica Norteamérica Combustibles fósiles América Combustibles Energía no renovable Fuentes energía Energía
Recomendar en Facebook42
Twittear188
Enviar a LinkedIn1
Enviar a TuentiEnviar a Eskup
Enviar
Imprimir
Guardar
El título no es mío: es el nombre de uno de los libros más famosos que se ha escrito sobre la historia de los hidrocarburos en Venezuela. Su autor es Rómulo Betancourt y junto con “Hundiéndonos en el excremento del Diablo” de Juan Pablo Pérez Alfonso, son lectura indispensable para quien quiera comprender la relación de los venezolanos con nuestra principal riqueza.
Desde el principio de nuestra historia reciente, el petróleo ha sido un elemento fundamental en la vida política del país. Incluso Juan Vicente Gómez, con una política entreguista de amplias concesiones a las compañías extranjeras tuvo un Ministro como Gumercindo Torres que comprendió la necesidad de que los venezolanos entendiesen el mercado internacional y fuesen capaces de redactar leyes que regulasen la actividad foránea. Cuando la industria estaba también iniciándose en los EEUU, hubo venezolanos que fueron a estudiar ingenieria en las grandes universidades del Norte, convirtiéndose en nuestros primeros técnicos petroleros.
Esos dos grupos, los políticos conscientes de que manejar el recurso petrolero era indispensable para conducir el país, y los técnicos venezolanos que desde la llegada de las compañías trabajaron eficientemente extrayendo el crudo, convivieron hasta la llegada de Chávez. Su relación tuvo altibajos, hubo períodos de entendimiento como cuando se logró el famoso “fifty-fifty o sea la repartición igualitaria de beneficios entre empresas y gobierno. En otros momentos hubo incomprensión o divergencias en políticas y estrategias, sobre todo en torno a la OPEP esa idea de Juan Pablo Pérez Alfonso, que en un principio era netamente política. Pero siempre prevaleció el respeto y sobre todo la coexistencia, que existían entonces entre los venezolanos.
El petróleo ha sido un elemento fundamental en la vida política del Venezuela
La reversión y luego nacionalización petrolera entre 1971 y 1973, bajo el gobierno de Carlos Andrés Pérez tuvo la inteligencia de dejar en sus puestos a esos técnicos venezolanos, con décadas acumuladas de experiencia en la eficiente extracción, refinación, transporte y comercialización de los hidrocarburos. Se creó Petróleos de Venezuela (PDVSA) compañía integrada (y no exclusivamente de extracción como ha dicho el actual ministro Ramirez) y paralelamente el Ministerio de Energía y Minas estaba encargado de la conducción de la política energética. Hubo divergencias entre ambas burocracias, como sucede en todas las democracias y ha sido ampliamente documentado tanto en teoría como en la práctica. La importancia del Ministerio o de PDVSA dependían mucho de la personalidad del ministro o del presidente de la compañía y del delicado equilibrio entre ambos que debía ser resguardado por el presidente de la República.
En los años 80, se inicia una importante transformación en la visión petrolera del país, la llamada “internacionalización” de la industria. Se compraron 23 refinerías y tres terminales de almacenamiento en ocho países, con la idea de asegurar mercados para el petróleo venezolano. Dicha política fue ampliamente discutida en el Congreso Nacional, en universidades, en foros públicos. Algunas personalidades como Alí Rodriguez, Alvaro Silva Calderón y Bernardo Álvarez, que luego formarían parte del equipo petrolero chavista, eran parlamentarios y tuvieron un destacado papel en las discusiones.
Durante décadas, desde los años 50 hasta la Presidencia de Richard Nixon, el petróleo venezolano había sido discriminado en EE UU a favor de los crudos de Canadá y de México y estaba sometido a exigentes “cuotas de importación”. En el resto del mundo, al ser extremadamente pesado, nuestro crudo también tenía dificultades para encontrar sitios donde pudiese se procesado, de ahí la idea de tener refinerías propias. Se compraron plantas, o participación, en mercados tan importantes como el alemán con la Veba Oel y el escandinavo con la refinería Nynas en Suecia (liquidadas durante el gobierno de Chávez).
Pero la joya de la corona fue sin duda la adquisición de CITGO entre 1986 y 1990 con ocho refinerías en EE UU (hoy en día nos quedan 3), tres oleoductos y participación en otros tres y el abastecimiento de 5.900 estaciones de servicio. Eso le aseguraba a PDVSA el seguro acceso al mercado norteamericano y refinerías destinadas específicamente a refinar el crudo con las características del venezolano. Mercado privilegiado para Venezuela por su cercanía y porque aún hoy en día es el único que nos ha brindado un ingreso seguro en dólares.
Chávez comete un verdadero suicidio al despedir a los técnicos importantes de la PVDSA
Al llegar Chávez al poder se rodea en un principio de viejos petroleros de izquierda como Álvaro Silva Calderón y nombra en PDVSA a un militar eficiente: Guaicaipuro Lameda. Pero pronto se da cuenta que para manejar a su antojo los ingresos de PDVSA necesita un hombre de confianza y sin peso específico propio. Consigue a Rafael Ramírez, un obscuro funcionario del Ministerio de Minas, cuya único mérito es su parentesco cercano con el terrorista venezolano Carlos “el Chacal”, a quien Chávez le había escrito una carta delirante al llegar al poder. Chávez le otorga plenos poderes a Ramírez y rompe el delicado equilibrio que habían logrado todos los presidentes anteriores entre la tecnocracia de PDVSA y el estamento político venezolano. A raíz de una huelga petrolera que nadie quería realmente, Chávez comete un verdadero suicidio al despedir (por televisión) prácticamente a todos los técnicos importantes de la compañía, dejándola en las incompetentes manos de Rafael Ramirez y su circulo corrupto.
Así llegamos a la situación actual. PDVSA no logra producir desde hace años las cuotas que según la OPEP deberíamos haber alcanzado. Las principales refinerías del país se han quemado y han sufrido accidentes graves por falta de mantenimiento. La empresa, después de haber sido un modelo de buen gobierno, recorre el mundo pidiendo prestamos y vendiendo petróleo “a futuro”, o sea deudas para las futuras generaciones. Se han otorgado contratos, cuyo contenido nadie conoce, a empresas fantasmas. Ahora, quieren vender a CITGO, algunos dicen que por falta de efectivo por parte del gobierno, otros aseguran que es necesario salir de esos activos, por varios juicios que tenemos pendientes y vamos a perder. Ramirez logró el prodigio de arruinar a Venezuela durante la bonanza petrolera más extraordinaria que ha habido en la historia pero tenemos que reconocerle un talento: se ha convertido él, personalmente, en un magnate de proporciones internacionales.
altEl título no es mío: es el nombre de uno de los libros más famosos que se ha escrito sobre la historia de los hidrocarburos en Venezuela. Su autor es Rómulo Betancourt y junto con “Hundiéndonos en el excremento del Diablo”
 
Dos venezolanos serán Embajadores ante el Internet Governance Forum 2014
Nota de Prensa

alt(Caracas) La Internet Society (ISOC) seleccionó, como Embajadores ante el Internet Governance Forum (IGF), a dos integrantes del Programa Líderes de la próxima generación: “Dando forma a Internet – Historia y Futuro”  

 
Lecciones cubanas
Trino Márquez (sociólogo)

altMaduro está cercado por problemas ante los cuales no posee ni la más remota idea de cómo resolverlos. Lo único que sabe es que debe mantenerse bajo la tutela de los militares, los cubanos y los chinos para seguir sobreviviendo.

 
¿Podría EEUU ser vulnerable en el Mundial de Baloncesto?
Fuente Externa

alt En una reseña de la agencia Reuters y su periodista Zoran Milosavljevic, difundida en la red, ya empiezan ha realizarse especulaciones acerca de cuál será el desempeño del Team US en el Mundial de Baloncesto.

 
La Problemática del Desarrollo Económico Venezolano
ACADEMIA DE CIENCIAS ECONÓMICAS DEL ESTADO ZULIA

altLa Academia de Ciencias Económicas del estado Zulia desde sus inicios viene realizando análisis y recomendaciones a los sectores público y privado de la economía nacional en concordancia con lo establecido

 
Libre comercio
Oswaldo Álvarez Paz (abogado)

LIBRE COMERCIO
Oswaldo Álvarez Paz
EL NACIONAL
Lo que sucede es intolerable para cualquier sociedad que se respete a sí misma. Vivimos en el reino del disimulo y la mentira, instrumentos adecuados para montar, una tras otra, las farsas  montan para esconder la realidad de un país en ruina. Pasamos de un escándalo a otro sin que nada pueda investigarse o que, al menos, podamos ver a responsables de la ineficiencia y la corrupción pagando judicial y políticamente sus desafueros.
Lo que sucede con relación al aumento del precio a la gasolina ya llegó a lo ridículo. Es parte del anunciado sacudón de un Maduro irresoluto e incompetente. En el fondo está la dura realidad. Tanto la industria petrolera como las industrias básicas de Guayana están quebradas. Los responsables siguen en lo mismo. Parecieran los verdaderos gobernantes. Por lo menos dueños del poder y del dinero. Lo de CITGO está recibiendo el rechazo de la nación y las observaciones críticas de la opinión mundial vinculada al petróleo. Pero no les importa. La manipulación y la mentira pretenden esconder la realidad de una tesorería nacional sin fondos, ni siquiera para cubrir los gastos ordinarios del gobierno y un Banco Central que pasará a la historia con mucha más pena que gloria.
No cabe en estás líneas un análisis integral de todas las cosas que están sucediendo en este momento. Vamos a centrarnos en el polémico cierre de la frontera colombo-venezolana con el pretexto de luchar contra el contrabando de gasolina y de alimentos. Esta política es inaceptable. Con relación al tema de la gasolina se han tomado montones de medidas. Identificación especial para usuarios de Táchira y Zulia desde hace más de un año, militarización desproporcionada de los municipios fronterizos, comandos especiales para cualquier cosa y todo, sin excepción, ha fracasado y fracasará. El problema mayor es la complicidad abierta y encubierta de autoridades civiles y militares con este tráfico que no excluye el gravísimo problema del narcotráfico y todo lo que de él se deriva. A eso se agrega la dura realidad del precio de los combustibles y la falta de seriedad para encarar el problema.
Con relación a lo demás, me niego a hablar de contrabando en términos delictuales. Se trata de un comercio informal existente desde tiempos inmemoriales. Quienes nacimos y crecimos en zonas fronterizas lo sabemos. Cambia de dirección de acuerdo a las realidades de la oferta y la demanda determinadas por el buen o mal manejo que cada país hace de sus actividades productivas y de sus políticas sociales. El problema actual no se resuelve con medidas represivas para proyectar lo que no es.
Necesitamos un buen gobierno. Apegado a la Constitución y a las leyes. Debe estimular la iniciativa privada, el aparato productivo, el trabajo y la competencia para que el proceso sea favorable a Venezuela. Lo demás es paja de la mala. En consecuencia debería decretarse ya una zona franca, libre, en los municipios fronterizos como primer paso para discutir y acordar un serio tratado de Libre Comercio entre Venezuela y Colombia. Esto incluye las inversiones y la problemática cambiaria. Tenemos economías complementarias. Zulia y Táchira, en corto plazo, serían nuevamente ejemplo de productividad y bienestar para los pueblos de ambos lados de la frontera.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  Lunes, 18 de agosto de 2014

altLo que sucede es intolerable para cualquier sociedad que se respete a sí misma. Vivimos en el reino del disimulo y la mentira, instrumentos adecuados para montar, una tras otra, las farsas  montan para esconder la realidad

 
Turismo interno
Ramón Guillermo Aveledo

Turismo interno
Prometí acompañar a mi familia durante dos de los nueve días que pasaron en nuestra siempre grata Margarita, aunque ya no sea lo mismo por la inseguridad, los decadentes servicios y la escasa provisión de sus anaqueles. Pero las playas, el sol, las ciudades y pueblos la gastronomía y, sobre todo, los margariteños, siguen ahí y eso nos basta.
Viajé martes en la noche para aprovechar mi día de trabajo. Mi última reunión fue en el Oeste y terminó a las 4.30, así que pasadas las cinco ya estaba en Maiquetía. Chequear fue fácil, lo atribuí a que era temprano, pero al llegar al mostrador recibí la primera noticia descorazonante. El vuelo, previsto para las 7.30, saldría a las 10.00. En la zona de embarque las sillas estaban ocupadas y los restaurantes y negocios de comida atestados, gente sentada en el suelo, incluso niños. Se acumulaban esperas inciertas por vuelos demorados y desconcierto por vuelos cancelados.
La salida será por la 11-A me dijeron, pero esté alerta en la 2 porque puede haber cambio. La experiencia me aconsejaba hacer caso. También a la recomendación de no fiarme de las pizarras que anuncian vuelos y puertas “porque eso lo hace el aeropuerto y no las líneas y puede estar equivocado”. Al final, embarcamos pasadas las 10.30 y solo después de medianoche llegué a mi alojamiento en Pampatar. Es que los vuelos nocturnos acumulan muchos retrasos.
Mi regreso lo reservé viernes a las 9.30 am, para trabajar en Caracas. Al chequear me dijeron que había demora, que se calculaba abordar a las 10.15. Adentro, en panorama no era tan alentador. Los de las 8.30 salieron casi a las once. Nosotros, finalmente, embarcamos después de las 3.30, con seis horas largas de retraso. En un momento dado, ya no fue posible alguna precisión y los pobres empleados de tráfico tenían que soportar los reclamos de pasajeros cansados y molestos. Eso sí, siempre la pantalla dijo que nuestro vuelo 301 de las 9.30 estaba “En hora”.
Parece que la causa principal de los retrasos es el estado de la flota envejecida, asociado a la crisis de divisas. También que dos de las líneas nacionales son públicas y el Estado no las supervisa con rigor. Pero las carreteras están peor. Desde que fueron recentralizadas, su mantenimiento, vigilancia e iluminación es penoso. No es posible calcular el tiempo de viaje de un sitio a otro. Los hoteleros tienen problemas para dar el servicio, por la irregularidad de los suministros.
Viajo en Venezuela por trabajo y por placer. Me gusta. Por eso sé que quince años de “socialismo del siglo XXI” han tenido un efecto regresivo y crecientemente agresivo.
Ramón Guillermo Aveledo
@aveledounidad
Leer más en: http://www.ultimasnoticias.com.ve/opinion/firmas/ramon-guillermo-aveledo/turismo-interno.aspx#ixzz3AxorHhHw

altPrometí acompañar a mi familia durante dos de los nueve días que pasaron en nuestra siempre grata Margarita, aunque ya no sea lo mismo por la inseguridad, los decadentes servicios y la escasa

 
Ciudadanos en acción
Ángel Rafael Lombardi Boscán (PhD Historia)

CIUDADANOS EN ACCION
Al igual que conceptos como “pueblo”, “Venezuela Potencia”, “soberanía”, “patria”, “inclusión”, “independencia”, “socialismo” y “revolución”, todos abstractos y con significados variables, la palabra “ciudadano” se presta a una sinfonía de notas tan dispares que es bueno precisar de qué se trata.
Su origen es griego, en la Polis antigua, hasta evolucionar con la aparición de los Estados modernos. De manera más precisa un ciudadano hoy es un habitante de una ciudad, un miembro de una comunidad urbana en donde le toca interactuar con otros ciudadanos bajo la meta de hacerse la vida bajo la utópica aspiración de alcanzar el bien común compartido.
En el caso nuestro particular, en la Venezuela post democracia, el ciudadano es una entelequia, un concepto vulnerado por un Poder que desprecia a la sociedad y sus integrantes sin disimulos de ningún tipo. La ciudad, espacio para la realización del ciudadano, se parece más a un capítulo de Italo Calvino en “Ciudades Invisibles” en donde se rememora a la muerte.
Nuestras ciudades son desestructuradas, caóticas, hostiles, inseguras, sin aceras ni arboles, sin parques ni museos, bibliotecas o teatros de valía. No hay bulevares ni cascos históricos que inviten a su recorrido estimulante. Ni hablar de los servicios públicos donde las motos se convierten en taxis de ocasión para la gente pobre y sin recursos. No hay ciudadanía sin ciudad.
Luego tenemos a un ciudadano minusválido, adormecido, anónimo e invisible al que le han conculcado sus principales atribuciones como actor fundamental en el progreso de su sociedad. Un ciudadano salvaje acostumbrado al maltrato cotidiano y que como respuesta al mismo se convierte en una fiera herida incapaz de practicar el más elemental civismo.
Nuestra ciudadanía se acostumbró al aire malsano y a la indisciplina social a sabiendas que la clase política que la dirige es la primera en subvertir las más elementales normas de convivencia institucional. La indigencia mental de nuestras elites es proporcional a su ambición prevaricadora y delincuente sin apenas rubor.
¿Cómo hacer de personas bajo el desquicio urbano, en la Venezuela cataclísmica de hoy, unos buenos ciudadanos? Esa es la gran quimera que buscan José Lombardi y Daynú Acosta todas las semanas a través de su programa de radio. Desde el análisis de la política, historia, cultura,  identidad, economía, sociología, música, y sobre todo, esa rara avis en proceso de extinción: el ciudadano, estos inquietos amigos hacen un servicio a una causa en las cuales ellos creen con entusiasmo.
Reinventarnos y asumir responsablemente nuestros roles de ciudadanos bajo el acompañamiento solidario de unos servidores públicos genuinos (políticos) pudiera ser un elemental bosquejo de esa búsqueda. Mientras tanto, en el ínterin, y desde la voluntad y la imaginación, nuestra ciudadanía maltratada se resiste a vivir en la indignidad.
DR. ANGEL RAFAEL LOMBARDI BOSCAN
DIRECTOR DEL CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS DE LUZ
@LOMBARDIBOSCAN

altAl igual que conceptos como “pueblo”, “Venezuela Potencia”, “soberanía”, “patria”, “inclusión”, “independencia”, “socialismo” y “revolución”, todos abstractos y con significados variables, la palabra “ciudadano”

 
Este viernes llega "Transformers: la era de la extinción"
Iván R. Méndez

altLa película arranca con el rastreo y cacería de Autobots en todo el mundo... Y es que el gobierno (y algunos lobbystas privados) no quieren nada con los Transformers,luego de la devastación ocurrida Chicago en la batalla contra los "Decepticons".

 
TV por suscripción a punto de colapso
Inside Telecom

altLa televisión Paga en el país, que creció 19% en nuevos suscriptores en el segundo trimestre de 2014 en comparación con el mismo periodo del año pasado y que se situó en unos 4,5 millones de hogares (61% de penetración por hogar),

 
La encrucijada del poder y la amenaza en Ucrania
Jamie Morris

altEn Ucrania el desarrollo de los acontecimientos no es algo ajeno a entender, tampoco es necesario una bola de cristal mágica para prever ciertas acciones y sucesos.

 
La ensubidora alterna
Adolfo R. Taylhardat

La ensubidora alterna
Adolfo R. Taylhardat
La designación de la hija del fenecido fúhrer como embajadora alterna ante las Naciones Unidas es el agravio más insolente que se ha hecho al Servicio Exterior venezolano.
Es cierto que todos los gobiernos han utilizado los cargos del Servicio Exterior como exilio dorado para ubicar a políticos y militares indeseables o incomodos para el régimen de turno. También para complacer aspiraciones de amigotes del gobernante o para  retribuir favores, apoyos o lealtades de benefactores políticos. No faltaron los casos de carácter humanitario asignando cargos a personas necesitadas de un tratamiento médico que sólo podían recibir en algún lugar del mundo, generalmente Estados Unidos.
Pero esos casos eran relativamente escasos en comparación con los cargos que durante la etapa democrática del país estuvieron desempeñados por profesionales de las relaciones internacionales o por figuras descollantes de la intelectualidad venezolana. El respeto y el apoyo que recibió el proceso de profesionalización del Servicio Exterior condujo a que en un cierto momento el 80% de los cargos de las ramas internas y externas estaban desempeñados por diplomáticos de carrera.
Esto le valió a Venezuela amplio reconocimiento y elevado respeto internacional por la calidad del desempeño de sus diplomáticos, muchos de los cuales participaron en acciones desplegadas para atender situaciones y problemas que afectaban la paz en diferentes países. En ese entonces la voz de nuestro país y las posiciones que asumía en los órganos internacionales contribuyeron constructivamente en la orientación y la adopción de decisiones en los foros multilaterales y en el ámbito bilateral.
Todo eso se perdió. La gran mayoría de los funcionarios de carrera fueron forzados a renunciar mediante presiones o sometiéndolos a situaciones humillantes. Algunos permanecen en el Servicio bajo un régimen consistente en acudir a firmar el registro de asistencias simplemente para no perder el cargo mientras le otorgan la jubilación. Unos pocos siguen activos manteniendo una actitud de bajo perfil para no caer en desgracia y perder el cargo. No falta uno que otro que simplemente se plegó al régimen. El caso más escandaloso es el de Royo Chavezton.
El Servicio Exterior está hoy en día en manos de ineptos e improvisados. Algunos recibieron formación como diplomáticos en Cuba luego de un curso de un mes de duración.
En las condiciones actuales, donde prevalece el desprecio más colosal hacia el Servicio Exterior se comprende, pero no justifica, la designación de la hija de su papá fenecido para desempeñar uno de los cargos más delicados, exigentes e importantes de la diplomacia de un país. En mi opinión el orden de la importancia de la función diplomática es el siguiente: en primer lugar el Ministro de Relaciones Exteriores, segundo el Embajador ante las Naciones Unidas y tercero el Embajador Alterno en las UN.
De allí que el apelativo de “ensubidora” es apropiado porque de una sola zancada  la reina del arroz ascendió al tercer lugar de importancia en el Servicio Exterior. Las preguntas obligadas son: aparte de ser la hija de su papá difunto, ¿cuál es el mérito de esa niña (¿?)   para ocupar ese cargo?, ¿qué títulos profesionales tiene para desempeñar esa función?, qué experiencia tiene para cumplir esa función? Como esa, otras muchas interrogantes inevitablemente surgen espontáneamente no solamente en el ámbito de la oposición, sino también en el interior del partido de gobierno donde esa designación ha causado gran estupor.
Esas preguntas tienen una sola respuesta: ninguno, ninguna.
La sabiduría popular no cesa de especular y ofrece algunas explicaciones. Hay quien dice que es una manera de obligarla a salir de la residencia presidencial de La Casona, donde permanece instalada y se niega a abandonar. Otra versión sostiene que se persigue protegerla de un juicio en Argentina por actividades ilícitas en las operaciones de exportación de arroz de ese país a Venezuela (de allí el mote de “reina del  arroz” que le ha sido atribuido). Una tercera explicación (hasta ahora la más consistente), sostiene que se persigue darle un baño de roce internacional como parte del proceso de preparación para una presunta candidatura suya a la presidencia en Venezuela. Se dice que los hermanos Castro vienen preparándola para que, llegado el momento, sea postulada como candidata a sustituir al ilegítimo que ya está en caída libre. La lógica de esa versión es que los hermanos Castro necesitan contar con otro(a) incondicional para que asuma las riendas del país y mantenga la relación de dependencia colonial a la cual se encuentra sometido nuestro país.
Pero la verdadera razón se conocerá tarde o temprano. Mientras tanto  será evidente la frivolidad de la ensubidora visitando las tiendas de grandes firmas en la Quinta Avenida que ha frecuentado como simple visitante del odiado imperio conspirador e interventor contra la estabilidad “democrática” del régimen.  Ahora gozará del status diplomático que la exonera de los impuestos y le brinda una condición que los comercios no perderán la oportunidad de especular.
Uno de los chistes de la sabiduría popular dice que ahora podrá practicar el inglés que ha aprendido durante sus frecuentes viajes a Nueva York y podrá decir: ¡coman mamey!
Seguramente mis lectores dirán que este artículo está cargado de resentimiento y que estoy respirando por la herida ante el agravio que constituye esa designación.
No lo niego, pero creo que reflejo el sentimiento de muchos colegas diplomáticos de carrera hoy en situación de jubilados. Además tengo sobradas razones para ello. Con la venia de mis amigos y lectores me tomo la libertad de insertar algunas notas personales que justifican el rechazo al agravio que se comete contra el Servicio Exterior y mi reacción personal ante esa injuria:
Casi toda mi carrera en el Servicio Exterior la cumplí en el ámbito de la diplomacia multilateral. Mi primer cargo en el exterior fue el de Ministro Consejero en la Misión venezolana ante los organismos de las Naciones Unidas en Ginebra. En distintos tiempos fui Embajador Alterno en las Naciones Unidas bajo la honrosa jefatura de Simón Alberto Consalvi, representante ante la entonces Comunidad Europea, Embajador Representante de Venezuela ante las Naciones Unidas-Viena y al mismo tiempo representante ante el Organismo Internacional de  Energía Atómica, Embajador Representante Permanente ante las Naciones Unidas-Ginebra y, finalmente, Embajador Representante Permanente ante las Naciones Unidas-Nueva York, donde tuve el alto honor y la delicada responsabilidad de ejercer la presidencia del Consejo de Seguridad. Soy también, disculpen la falta de modestia, el único funcionario del Servicio Exterior que se desempeñó en las tres sedes de las Naciones Unidas: Nueva York, Ginebra y Viena.
A esas posiciones y otras también importantes, entre ellas la de Vice-Ministro de Relaciones Exteriores, llegué sin palancas ni favores. Fueron el fruto de largos años de carrera durante los cuales escalé, uno por uno, los distintos peldaños del escalafón del Servicio Exterior, comenzando desde el rango más bajo hasta llegar al de Embajador. Tampoco hubo influencias políticas ya que durante mi carrera mantuve la más estricta independencia y en ningún momento me preguntaron por cuál partido simpatizaba.
Pido nuevamente disculpas por este largo paréntesis sobre mí mismo. Todo esto lo traigo a colación para que se entienda la razón de mi indignación personal ante ese grotesco acto de paracaidismo que es la designación de la nueva representante alterna. Posiblemente heredó de su padre la afición al paracaidismo.
Finalmente, una muestra patente del desprecio del régimen hacia el Servicio y a la función de representante alterno en las Naciones Unidas es el hecho de que la designación fue dada a conocer durante una concentración popular en la Plaza Bolívar, como si se tratara del anuncio del comienzo de la construcción de colectores de aguas negras en un pueblo del interior del país. ¡Qué falta de seriedad y de respeto por la función diplomática!

altLa designación de la hija del fenecido fúhrer como embajadora alterna ante las Naciones Unidas es el agravio más insolente que se ha hecho al Servicio Exterior venezolano.

 
Los peligros del WiFi gratis
Fuente Externa

Los peligros del WiFi gratis
Durante las vacaciones, cuando se viaja al extranjero, o cuando se ha acabado la navegación a máxima velocidad que ofrecen los operadores muchos usuarios se lanzan a la búsqueda de redes WiFi abiertas disponibles. Conectar el smartphone a las redes inalámbricas del hotel, cafetería o aeropuerto es muy frecuente. Pero conectarse a estos hotspots puede traer serios problemas de seguridad que pongan en peligro la información de nuestro teléfono, según los expertos de la empresa de seguridad informática Kaspersky Lab.
Los hackers crean puntos de acceso WiFi falsos con el fin de monitorizar las comunicaciones en Internet a través de los denominados ataques man-in-the-middle, robando credenciales de acceso, infectando a los usuarios con malware y realizando otras acciones maliciosas.
Una de las recomendaciones de los expertos pasa por que los usuarios configuren sus dispositivos para que pidan permiso antes de conectarse a una red inalámbrica. Además, se aconseja tener al día toda las actualizaciones disponibles -ya que incorporan las últimas medidas de seguridad-, evitar las redes WiFi públicas -especialmente si no parecen de confianza- e instalar un antivirus.
Leer más: http://www.lavanguardia.com/tecnologia/moviles-dispositivos/20140813/54413021347/peligros-redes-wifi-abiertas.html#ixzz3AtpiS4KU
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia
http://www.lavanguardia.com/tecnologia/moviles-dispositivos/20140813/54413021347/peligros-redes-wifi-abiertas.html

altDurante las vacaciones, cuando se viaja al extranjero, o cuando se ha acabado la navegación a máxima velocidad que ofrecen los operadores muchos usuarios se lanzan a la búsqueda de redes WiFi abiertas

 
Nicolás infla el globo
Paciano Padrón

altNicolás pretende tapar con propaganda el desastre visible del régimen de la decadencia y la destrucción. “El Ejecutivo ha gastado trece veces más en propaganda en lo que va de 2014, que en todo 2013”.

 
¿Conoces qué es la “Gobernanza” de Internet?
Iván R. Méndez

altAunque lo parezca, Internet no es un universo estable, gobernando por leyes inmutables que garantizan su apertura para todos. La web que utilizamos cotidianamente para entretenernos, educarnos, comprar, cotillear en la 2.0 o realizar gestiones ante el Gobierno Electrónico, se rige por una "gobernanza"

 
Muerto el patriarca
Alexander Cambero (periodista)

Muerto el patriarca
Por Alexander Cambero
Es el festín en donde Venezuela es el suculento bocado. Los alacranes se devoran entre si. Una cruenta batalla de supervivencia extrema oscurece su horizonte. El mortal aguijón se oculta en las formas, creando un ambiente ficticio de unidad de grupo. Los intereses han podido horadar el proyecto político de Hugo Chávez Frías. Muerto el patriarca: hundido en el recuerdo que pierde sintonía con la realidad; sus antiguos compañeros van en la búsqueda de los últimos bolsones del botín. Todos se cuidan de recibir cualquier presente del otro. Al vivir desde siempre juntos, conocen de sobra lo que guardan en sus corazones. La crisis del chavismo básicamente es el reparto de cuotas de poder, ninguno desea que los espacios obtenidos lo tome su adversario interno.                                                                                                   Lo que acontece también se asemeja a los viejos asaltantes del westerns americano. Detrás de la colina los forajidos aguardan el cansino paso de una diligencia tirada por viejos caballos de rasgada piel. La tensión se corta con cuchillo, aguardan el error para abalanzarse en contra de la inadvertida encomienda. De pronto un ancho tronco bloquea parcialmente al camino. Se bajan los guardias e inmediatamente son reducidos; con pericia toman todo el dinero y se marchan velozmente, huyen  por el centro de un bosque de galería con dunas de arena de pequeñas formaciones de piedra. Suenan algunos disparos que se ahogan en la quietud de la indiferencia que arropa. Vuela la impetuosa águila gris hasta el mundo de sus pichones; mientras la nación vuelve a sufrir un robo que la hace cada día más pobre. La nación bolivariana saqueada hasta el último de sus suspiros. Victima indefensa de bandoleros que perturban sus anchos caminos, lo peor es que no existe una estrategia adecuada que puede evitar nuevas incursiones, no existe duda que estos bribones volverán a operar, para ello cuentan con el apoyo irrestricto  de su gobierno revolucionario. La grosera complicidad se disfraza de alacrán o  es el sudor del pistolero cuando aprieta el gatillo. Así que el drama de Venezuela es la simbiosis del mortal escorpión con el artero accionar del pistolero. No existe mejor comparación con el régimen que estos elementos fulminantes de la realidad, hemos padecido de esta trampa durante años de engaños. La revolución pudo manipular las situaciones hasta que la realidad los rebasó. Ahora buscan ganar algo tiempo para poder terminar de robárselo todo. Saben que la estantería se viene abajo, las antiguas tretas ya no surten el efecto de otrora. La revolución se autodestruye a cada instante, ya no saben como contrarrestar el aluvión de descontento que se incrementa con el paso de los días.En el mundo de los hipócritas todo es complot. El suave veneno sabe ocultarse tras la sonrisa fallida. Comienza el final de una historia que nos ha hecho un país con enormes dificultades.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla   twitter @alecambero

altEs el festín en donde Venezuela es el suculento bocado. Los alacranes se devoran entre si. Una cruenta batalla de supervivencia extrema oscurece su horizonte.

 

Su opinión

opiniónynoticias.com