Delve: un acelerador del trabajo en Office365
Iván R. Méndez

altLa tendencia en sistemas y plataformas es ofrecer a los clientes más conocimiento para tomar decisiones a partir de la data que manejan. Eso es Office Delve, una herramienta que agrega una capa de conocimiento gráfica

 
De la antipolítica y el Congreso Ciudadano (y Elio Gómez Grillo)
Luis Barragán (Diputado AN)

altHacia 1997, tuvimos la oportunidad de propulsar y participar en un seminario internacional sobre la llamada antipolítica que, incluso, previó la naturaleza y características que alcanzó para llevar y sostener en el poder a Chávez Frías.

 
4x4G: Nuevos jugadores buscan espacio para LTE
William Peña (periodista)


4x4G: Nuevos jugadores buscan espacio para LTE
Movilnet y Movistar buscan incrementar su huella en servicios móviles avanzados en el país
DirecTV y Multiphone intentarán obtener un pedazo de espectro para arrancar la competencia con Digitel
La evolución de los servicios móviles en Venezuela hacia ofertas basadas en la denominada cuarta generación seguirá su curso y, en ese juego, que vuelve a comenzar, luego de que el ente regulador Conatel tomara la decisión de desengavetar la oferta pública de espectro en las bandas de 2500MHz y 2600MHZ, se inscribieron cuatro compañías, dos de ellas buscando abrirse camino en la denominada banda ancha móvil. 

Se trata de DirecTV y Multiphone, dos operadores muy distintos, que intentarán probar suerte en otro segmento de negocios en el país, como lo es la banda ancha móvil inicialmente, uno que, por cierto, tiene una gran demanda y pocos jugadores hoy día. Pero las entrantes tienen en frente a dos grandes compañías, Movilnet y Movistar, que buscan incrementar su huella en servicios avanzados a través de la adjudicación de espectro para también ofrecer servicios basados en la tecnología LTE, que viene tomando impulso en todo el mundo y que en Venezuela sólo la tiene por ahora Digitel. 

En el juego que apenas comienza, la estatal Movilnet tiene el camino garantizado, pues el Estado le reservó 40MHz de la banda A para su oferta de servicios, mientras que a Movistar, el segundo operador móvil del país, que tiene reservado un pedazo de espectro en la banda B (20MHz), le tocará pujar en su proyecto con Multiphone para obtener más capacidad, luego de que Conatel decidiera ponerlas a competir en la banda C. DirecTv, que también compite por un pedazo de espectro en esa banda, también tiene el camino garantizado, pues se quedó sola en la banda D, con la que podrá lanzar una oferta de servicios basados en 4G en todo el país. 

Así, el proveedor de servicios de TV por Suscripción, DirecTV, que había mostrado interés desde hace bastante tiempo en el espectro, prácticamente tiene el terreno abonado, sólo a la espera de que su oferta técnica y económica esté ajustada a las exigencias del organismo regulador y de lo que considera debe ser el despliegue a nivel nacional. La compañía ahora forma parte de la estadounidense AT&T, lo que le brinda un plus importante para competir en un terreno en el que se requiere de grandes inversiones, músculo financiero y un proyecto de desarrollo en alta competencia. 

En ese mismo espacio también puja Multiphone, una empresa pequeña que se dedica al negocio de las llamadas de larga distancia nacional e internacional, así como a las tarjetas prepagadas de llamadas y pin internacional y que, según fuentes consultadas, está siendo respaldada por los chinos de ZTE. La compañía por sí sola no cuenta con el músculo financiero para un proyecto de gran envergadura, pero puede hacerle el camino difícil a Movistar, que tiene reservado un pedazo de espectro en la banda B, pero que sin ese adicional en la C tendría una oferta muy limitada en las primeras de cambio en el mercado. 

Las exigencias de Conatel para el despliegue de servicios para todos los interesados son fuertes y es probable que, luego de analizar las ofertas, terminen realmente otorgando el espectro a quienes detentan el músculo para lanzar 4G realmente en el país. Aunque en Venezuela cualquier cosa puede pasar. 

Eso sí, los interesados que logren adjudicarse el espectro y pagar entre $34 millones y $68 millones, tendrán que cumplir una serie de exigencias en despliegue de servicios, entre ellas cubrir con 4G/LTE los 55 municipios más grandes del país en los primeros cinco años de operación, siendo Libertador el primero en el primer año, así como una serie de municipios importantes y otros que requieren banda ancha móvil porque la fija no llega y es probable que no llegará en años. Los empresarios rusos de Yota, la compañía que tuvo intenciones de lanzar una red de datos 4G en Venezuela, tomaron la decisión de probar en Ecuador, en vista del retraso en Venezuela y de que en el país no veían mayores posibilidades de tener sus servicios como los habían planificado.

altLa evolución de los servicios móviles en Venezuela hacia ofertas basadas en la denominada cuarta generación seguirá su curso y, en ese juego, que vuelve a comenzar, luego de que el ente regulador Conatel tomara la decisión de desengavetar

 
Rectores y reforma electoral
Margarita López Maya (investigadora)

Rectores y reforma electoral
La pasada semana participé en el XI Congreso Sobre Democracia que organizan estudiantes y profesores de la Universidad del Rosario en Argentina.
La pasada semana participé en el XI Congreso Sobre Democracia que organizan estudiantes y profesores de la Universidad del Rosario en Argentina. Allí reviví los tiempos de charlas, mesas redondas y debates estimulantes y nutritivos que con frecuencia tuvimos en los espacios académicos públicos venezolanos que me formaron. Ahora, salvo honrosas excepciones, uno sale a otros países buscando distancia de la dolorosa realidad que vivimos y alimentos intelectuales para entenderla y superarla.
El Congreso me recordó la urgencia de poner a derecho el Poder Electoral de nuestro país. El nombramiento de los tres rectores cuyos períodos tienen más de año y medio vencidos, ajustado a lo que indica la Carta Magna, no es solo un impostergable deber del Parlamento, sería también un primer paso en el camino hacia la superación en paz del actual estancamiento y deterioro político. Este año 2014 es particularmente favorable para avanzar también las reformas electorales que permitan tener una próxima Asamblea Nacional verdaderamente representativa de nuestra diversidad política. Una AN representativa del pueblo que somos todos y que en nombre de su multiplicidad de ideologías e intereses dé por concluido el capítulo de la polarización y vaya superando a través de la política las múltiples crisis en desarrollo.
El chavismo viene menguando, la oposición creciendo. Si en verdad ambos quieren demostrar que los intereses de la patria están por encima de los suyos particulares, no hay mejor momento para rectificar y asumir el compromiso de designar, ajustado a la Constitución, a rectores independientes en el CNE, como también de respaldar el regreso al principio de la representación proporcional para los cuerpos deliberantes. Al chavismo le conviene hoy la representación proporcional pues es mayoría declinante. A la oposición, mayoría ascendiente, le sería muy acertado dar su respaldo firme a ese principio establecido en la Carta Magna. Un CNE conformado por independientes y una AN que refleje los diversos intereses e ideologías pueden ser la llave que abra la puerta al siglo XXI que merecemos. No es momento para miopías, los actores políticos se jugarán en los meses próximos su permanencia a mediano y largo plazo.
Leer más en: http://www.ultimasnoticias.com.ve/opinion/firmas/firma--margarita-lopez-maya/rectores-y-reforma-electoral.aspx#ixzz3DTTnYPRq

altLa pasada semana participé en el XI Congreso Sobre Democracia que organizan estudiantes y profesores de la Universidad del Rosario en Argentina. Allí reviví los tiempos de charlas,

 
El fascismo a la Kirchner
Antonio Sánchez García (historiador)

EL FASCISMO A LA KIRCHNER
Antonio Sánchez García @sangarccs
“En la política he llegado a una conclusión importante: no hay apellidos milagrosos”. Quien habla no se apellida Gutiérrez ni Chamorro: se apellida Kirchner. Un apellido milagroso. Hijo de la actual presidenta de Argentina, Cristina Kirchner y del fallecido presidente de Argentina, Néstor Kirchner. Tan milagrosos, que se enriquecieron como abogados de una empresa financiera a la sombra de la dictadura de Videla, comprando activos a precio de gallina flaca a punto de ser subastados por el banco al que servían en La Plata,  acumulando una fortuna que les permitió a él, luego de ser gobernador por Santa Cruz, alcanzar la presidencia de la república argentina, al igual que su mujer, Cristina Fernández de Kirchner. Con la intención de montar una dinastía de recambios de uno a la otra que asegurara a lo menos cuatro mandatos. Quien minimiza la importancia de su apellido, a cuya sombra se ha convertido en el poder máximo de una organización juvenil neoperonista y semi oficialista, kirchneriana y de inocultable sello fascista llamada La Cámpora, administrador de la riqueza familiar, avaluada en varios millones de dólares contantes y sonantes e innumerables propiedades de distinto signo, ha hablado recientemente en su calidad de junior de la familia ante cuarenta mil seguidores de su empresa política en el estadio de un club de fútbol que, vaya coincidencia, se llama “Argentinos Juniors”.
“Hay muchas peleas que dar”, afirmo el junior. Según sus propias palabras, esas peleas tampoco es que son anónimas y se refieren a algún programa genérico, sin nombre ni apellido, vistas las elecciones presidenciales que deberán librarse en 2015. Ni tampoco es que están relacionadas con el peronismo, ese batiburrillo neo fascista en el que caben todas las tendencias y todas las direcciones, siempre y cuando anti imperialistas, nacionalistas y fieles a sus caudillos muertos: Juan Domingo, Evita y Néstor. Tienen nombre y apellido: Cristina Kirchner. El único vector de fuerzas de un movimiento absolutamente personalista y caudillesco, como todos los fascismos. De corte filocastrista y foropaulista, como todo movimiento que se precie hoy por hoy de estar en la onda del castrochavismo venezolano. Y puesto que según la constitución vigente en la Argentina, mal que le pese al clan dominante desde hace más de una década, la Sra. Kirchner no podrá postularse al haber agotado sus dos posibilidades, emerge como mágico desiderátum el último recurso de los fascismos: la democracia plebiscitaria, el poder sublime de las mayorías, la subordinación de la ley a la fuerza.  El voto mayoritario como guillotina de la Ley.
De allí la extraña figura desempolvada por el rico joven de 37 años: el desafío decisionista y voluntarioso, cumbre de todos los fascismos. Sabe que la Ley es la Ley, pero pretende encontrar un desvío al estilo de los duelos del lejano Oeste y no resolver – que ya está resuelto jurídica, constitucionalmente - el asunto por vía legal, sino a los puños: “si tan malo es el gobierno de mi madre y tan seguros están de que cuentan con el respaldo del pueblo” – ha venido a decir palabras más palabras menos – “pues permitan que compita y derrótenla en las urnas. Uds., al gobierno, nosotros a la casa. Problema resuelto.”
De esa manera tan propia de los fascismos, las legalistas quedan como cobardes y los facinerosos, como valientes. Con un solo minus de racionalidad: creer que la sociedad argentina es imbécil. Ante lo cual sólo caben dos interpretaciones: o el joven fascista – fascismo puesto de moda en América Latina desde el desafío bochornoso y criminal de un joven oficial que se pavoneó de responsabilidad asumiendo el crimen cometido un 4 de febrero de 1992, perfectamente consciente de que contaba con la anuencia del establecimiento político, jurídico y militar venezolano y no pagaría ni con un solo día de condena por sus atroces crímenes – dispara al aire con salvas de fogueo, o ha decidido prolongar la importancia del apellido y ser el próximo candidato del justicialismo. Nada extraño en un continente caudillesco y nepotista hasta la médula de los huesos: del padre a la esposa y de la esposa al hijo. Mientras, que los nietos crezcan. Ya les llegará su hora. Es el sainete de la política argentina. El sino de la región, como reconociera hace cuarenta años Carlos Rangel: el fracaso.

alt“En la política he llegado a una conclusión importante: no hay apellidos milagrosos”. Quien habla no se apellida Gutiérrez ni Chamorro: se apellida Kirchner. Un apellido milagroso.

 
Burocratismo revolucionario
Lorenzo Figallo Calzadilla

Burocratismo revolucionario
Escrito por Lorenzo Figallo Calzadilla
Los desmanes gubernamentales siguen su ritmo acelerado de desangre a la nación, han institucionalizado otro nuevo cargo. Cada posición generada no surge en beneficio del país, es tan solo un asunto de reacomodo entre facciones enquistadas en el palacio con la finalidad de redistribuirse el poder. El sistema crece en funciones administrativas para arreglar a los jerarcas y paralelamente decrece en eficiencia.
El auténtico burócrata desea estar en la cumbre, donde exista un buen sueldo, acceso a negocios revolucionarios y mando. Nada de menudencias subalternas en alguna oficina. ¡Socialismo de altura! El último anuncio de la creatividad del “proceso”, es una Vicepresidencia de Planificación y Conocimiento.
No explicaron cuál es la misión, visión, objetivos, esencia, alcance, organigrama estructural-funcional, labor a desarrollar y dónde están ubicadas físicamente las oficinas de dicha “institución gerencial”. Bautizan primero, después intentarán ver los aspectos concernientes al contenido. En caso de que no resulte, la desaparecen o fusionan. Así se van los recursos de la patria. Es el típico accionar del modelo.
El responsable de dicha vicepresidencia habló de la reducción de la desocupación laboral, manifestando que en el tiempo que lleva la revolución “cuatro millones y medio de personas han sido incorporadas a puestos de trabajo”. Este es un tema sensible socialmente, en ese sentido, es importante que señale para hacer creíble tal aseveración: en cuáles sectores de la economía se ubicó esta fuerza, tipos de profesiones u oficios por área, distribución según grupos etarios, planes y beneficios otorgados (fideicomiso, caja de ahorros, vacaciones, desarrollo de carrera, cobertura de contingencias de salud, jubilaciones). Aclarar también, si son puestos fijos, contratos por tiempo determinado, o existe otra forma de relación. Se hace necesario que ahonde en la metodología de investigación utilizada para obtener la cifra de empleo mencionada. Es decir, desagregar la información y no ser tan generalista. Esto le daría seriedad a lo planteado por el funcionario.
En lo referente al “conocimiento”, se debe generar una gran actividad desde la perspectiva académica, tomando en cuenta todas las tendencias del quehacer teórico-filosófico, histórico, social, cultural, económico, ambiental. Contactar universidades, centros de investigación nacionales e internacionales. Abarcar el universo-mundo y su diversidad.
Este nuevo andamiaje burocrático se orienta a ser otro contrabando demagógico del modelo socialista XXI, donde prevalecerá el secretismo y la segregación social.

altLos desmanes gubernamentales siguen su ritmo acelerado de desangre a la nación, han institucionalizado otro nuevo cargo. Cada posición generada no surge en beneficio del país,

 
La MUD ya no es
Felipe Elías Mujica (abogado)

altComenzare relatando un episodio histórico para que se entienda un poco el título del artículo. Antes debe quedar claro, que ni para mí, ni para todos los socialistas del MAS la MUD es nuestro adversario.

 
Error diagnóstico
Víctor Maldonado C.

Error diagnóstico
Por: Víctor Maldonado C.
e-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Versalles se había convertido en su propio mundo. En su propio capullo, la realeza y la aristocracia eran incapaces de calibrar lo que estaba sucediendo a su alrededor, y que iba a ser trágico: El mundo que ellos representaban estaba desapareciendo. Peor aún, era  inviable e incapaz de reorganizarse para enfrentar el reto de lo novedoso.
No solamente que la riqueza se estaba produciendo y distribuyendo bajo otros criterios y con otros actores. Sino que una revolución se estaba fraguando en la cabeza de los intelectuales, descubridores de nuevas formas de significar y hacer la política. La religiosidad estaba en decadencia, y todas las noches se retaba la institucionalidad vigente en esos nuevos espacios llamados “salones barrocos”. El ingenio era el nuevo protagonista, y el desafío a lo establecido era sistemáticamente aplaudido. Pero afuera ocurrían cosas.
Alexis de Tocqueville lo vió con una claridad singular. En su libro “El Antiguo Régimen y la Revolución” estimó que uno de los más serios errores de la nobleza francesa había sido “poner la mirada solo en los grandes cargos del Estado… preferir las apariencias del poder al poder mismo”. En otras palabras, se volvieron cortesanos. Se enquistaron en Versalles, creyeron que el mundo tenía sus confines en las deliciosas reuniones nocturnas, y que toda carrera concluía en el lecho de alguna de las favoritas del Rey.  El eminente pensador francés al analizar cómo había podido hundirse el Antiguo Régimen encuentra en ese distanciamiento una de sus poderosas razones: “Si yo aspirase a destruir en mi país una aristocracia poderosa, no me esforzaría en alejar del trono a sus representantes, no me apresuraría a atacar sus más brillantes prerrogativas… pero si la alejaría del pobre, le prohibiría influir en los intereses cotidianos…” La aislaría. La ahogaría en el tormentoso mar de los más odiosos privilegios. La mostraría refractaria e indiferente a la suerte del pueblo. La distraería en tareas de palacio.
El 1.73% de la población francesa usufructuaba un compartimiento estanco de relaciones excluyentes que les imposibilitaba intentar cualquier cambio, incluso sabiendo que si no lo hacían todo se iba a ir por la borda. Turgot, flamante primer ministro de Luis XVI, sabía lo que se tenía que hacer: Explotación eficaz de las tierras, libertad de empresa y de comercio, administración eficiente, continua y sistemática de la totalidad del territorio,  abolición de todos los privilegios y desigualdades que entorpecían el buen uso de los recursos nacionales, y por supuesto una administración y tributación racional. Eric Hobsbawm nos cuenta que fracasó. Tenía que salir mal porque un despotismo, por más ilustrado que pretendiera ser, estaba condenado a ser hundido por las cadenas de los privilegios donde se asentaban todas las relaciones de poder. Era inútil. Por eso mismo salió del gobierno en 1776.
Mientras tanto se desencadenaban acontecimientos económicos y políticos. Centrémonos en lo económico. Una profunda crisis se asentó en la mala cosecha y el invierno de 1789, particularmente duro. Precios de escasez, mercados negros y devastación agrícola fueron extendiéndose como una peste desde las zonas rurales hasta las ciudades. El precio del pan se duplicó, y la pobreza del campo provocó una depresión industrial que redujo la disposición de productos manufacturados a disposición de la gente. Motines, bandolerismo, desempleo y depresión fueron, nada más y nada menos, que el telón de fondo de la convocatoria de los Estados Generales.
Alrededor y fuera de ellos merodeaba el peligro. Pero eran incapaces de apreciarlo. Nuevas ideas tenían también nuevos referentes. La opinión pública era un susurro incesante. ¿Cuál opinión? La voz de los intelectuales pero también la presión de los que comenzaban a sentirse perdedores. Pero no la supieron leer. Ni el estado de la opinión, ni el signo de los tiempos. Había una traducción cortesana que todo lo hacía fútil e inútil. María Antonieta jugó a la sencillez gastándose buena parte del presupuesto del estado en el acondicionamiento del Petit Trianon a su nueva condición de “pastora sencilla” tal y como lo predicaba Rousseau. Todo les llegaba tergiversado mientras a escasos kilómetros un pueblo enfurecido tomaba La Bastilla y comenzaba su marcha a Versalles para pedirle a “su papá El Rey” que encarara con determinación la inflación, la escasez, la opresión y la tiranía. Ellos suponían que en las manos absolutistas del rey también cabía toda la responsabilidad por lo que estaba ocurriendo. Y a él recurrieron.  Pero en el camino ocurrió un cambio psicológico trascendental. Tocqueville lo describe así: “París, de repente y por primera vez, descubrió que era el dueño de Francia. La nobleza se dio cuenta de pronto que no era más que un cuerpo de oficiales sin ejército”.
Y sin embargo en Versalles no pasaba nada. La tergiversación tuvo en esa época, y tiene ahora, un temible error original. Comenzar a pensar que ellos estaban allí para defender sus privilegios y no para el servicio público. Peor aún, creer que el servicio público consiste en la defensa a ultranza de esos privilegios. Luis XVI convoca a los Estados Generales pretendiendo que los fieles súbditos lo ayudaran a “superar todas las dificultades en que nos encontramos, relativas al estado de nuestras finanzas”. Pero no se daba por aludido. No caía en cuenta que era su régimen la causa eficiente de lo que a su reino le estaba ocurriendo. Murió creyéndose inocente. Para él “amar al pueblo” era esa impostura de cercanía que efectivamente practicó junto a la más rimbombante indiferencia por su suerte cotidiana. Luego todo trascurrió en lo peripatético hasta su ejecución y la de su mujer.
Lo que le ocurrió al último rey del antiguo régimen le sucede ahora a Nicolás Maduro. Luce aislado, incapaz de comprender y trágicamente comprometido con una forma de apreciar la realidad que luce confusa y distante de lo que verdaderamente está ocurriendo. Las razones son las mismas: Él es el administrador delegado de un sistema de prerrogativas que le dan sentido a las coaliciones del poder, de las cuales él presidente es solo una porción. Por eso el inmovilismo que llegó a desquiciar la paciencia de Turgot. Y por eso los resultados explosivos de la revolución francesa. Nicolás es el rehén de un legado fatal, pero también de un arreglo de gobierno en el que nadie está preparado para ser “el nuevo hombre fuerte”.
Por eso todo luce provisional y mientras tanto. Por eso mismo vivimos al día. Y por eso mismo el régimen es incapaz de comprender lo que está ocurriendo, incapaz de apreciar la tragedia del que muere porque no consigue una medicina, o del que cae abatido gracias a la impunidad. Por eso el contrabando está en el más allá de sus posibilidades. Por eso la ofensiva corrupción. Porque ellos son todo eso y más, y aun queriendo (y no creo que quieran) ellos no pueden salir de su propia tragedia. La tragedia de ser hoy el anacronismo del que hay que salir. Ellos comenzaron presentándose como lo nuevo, pero ahora son lo viejo.  Ellos son los estertores de un antiguo régimen, de una vieja utopía, de un espectro condenado una y otra vez al fracaso.

altVersalles se había convertido en su propio mundo. En su propio capullo, la realeza y la aristocracia eran incapaces de calibrar lo que estaba sucediendo a su alrededor, y que iba a ser trágico:

 
Qué regreso y qué clases
Fernando Luis Egaña

Qué regreso y qué clases
Fernando Luis Egaña
Cuando uno piensa que en el siglo XXI, el Estado venezolano ha recibido el equivalente a 1.500 millardos de dólares –1.000 millones de dólares multiplicado por 1.500. Cuando uno piensa que el subsidio económico al régimen de los hermanos Castro Ruz, en casi 16 años, puede estimarse en 100.000 millones de dólares. Cuando uno piensa que la corrupción cambiaria sólo en el año 2012 fue de 25.000 millones de dólares...
Cuando piensa en todo esto y en cosas parecidas, y al mismo tiempo observa el estado calamitoso de la educación pública –hoy hay menos estudiantes en primer grado que a finales del siglo XX, entonces uno no puede sino concluir que Venezuela ha sido y está siendo vandalizada. En todos sus ámbitos políticos, económicos y sociales, pero en especial en el ámbito de la educación. Y para que el vandalismo sea más vil, se le trata de disfrazar con una propaganda que falsifica la realidad y manipula la ilusión.
La educación se ha deteriorado en términos cuantitativos, léase salarios reales de los maestros, o porcentajes de escolaridad efectiva, o número de docentes en ciencias, o cantidad de planteles en relación a la población en edad escolar, o en muchas otras categorías. Pero también se ha deteriorado en términos cualitativos, y por dos razones básicas. Una, porque por todo lo anterior hay menos capacidad de preparar a los estudiantes, de educarles...
Y otra, porque se privilegia el proselitismo o la idolatría política, a la matemática, la historia, el idioma o cualquier otra disciplina sustantiva y verdaderamente formativa. Una parte importante de la estructura educativa del Estado, cada vez tiene menos que ver con la educación y más que ver con el activismo político y ese asalto a las conciencias que supone la versión oficialista de la trayectoria y la situación de Venezuela.
Una parte de esa versión es proclamar que la educación venezolana ha experimentado una revolución esperanzadora en los tres últimos lustros. Ojala fuera así, pero no lo es. Cierto que se montaron las “misiones educativas” –algunas de las cuales se han abandonado en la práctica; cierto también que se decretaron diversas “universidades”, algunas irreales y otras con grados muy limitados de consistencia; cierto que se han gastado grandes fortunas en mercadeo de supuestos logros.
Pero lo más cierto de todo es que la educación venezolana del presente, en líneas generales, lejos de avanzar se ha descompuesto de forma dramática para el conjunto de la población. No hay derecho a ello. Y los caudales de la bonanza petrolera lo hacen todavía más injustificable. Lo hacen criminal.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

altCuando uno piensa que en el siglo XXI, el Estado venezolano ha recibido el equivalente a 1.500 millardos de dólares –1.000 millones de dólares multiplicado por 1.500.

 
Kundera te invita a “La fiesta de la insignificancia”
Iván R. Méndez

altA sus 85 años, y sin publicar narrativa desde los 71, Milan Kundera afirma su juventud intelectual con una novela lúdica y retadora,  que interroga sobre "la era de la posbroma" y no propone ningún sistema para entender al mundo,

 
Cómo el 9/11 cambió la trayectoria de protección de datos y seguridad
Stephen Manley

Cómo el 9/11 cambió la trayectoria de protección de datos y seguridad
*Por: Stephen Manley, Chief Technology Officer, Data Protection & Availability Division. EMC Corporation
Han pasado 13 años desde que el mundo cambió.
Si bien es cierto que no ha habido escasez de tragedias desde el 9/11, incluyendo otros actos de terrorismo en Estados Unidos y otros países, guerras, huracanes, tsunamis y tornados masivos, ningún acontecimiento ha alcanzado el impacto de ese día hace 13 años. La transformación del mundo después de ese evento ha tocado nuestras vidas en diferentes formas, incluyendo la industria de la tecnología.
No, las personas en realidad no se preocupan más por la protección de datos, que como lo hacían en ese entonces. Tampoco lo hizo la copia de seguridad basada en discos o VPLEX en movimiento. Pero el 9/11 ayudó a redefinir el rol y la expectativa de la protección de datos. Ese día comenzó el viaje de la convergencia de la protección y la seguridad de los datos.
En el 2001, la protección de datos fue evolucionando para hacer frente al crecimiento incesante de información, la necesidad de reducir el riesgo de las aplicaciones críticas para el negocio, y al deseo de simplificar la estructura de TI. El disco estaba reemplazado la cinta. La prevención de desastres (infraestructura siempre disponible) estaba suplantando el “oprima el gran botón rojo” para recuperación de desastres. Copias instantáneas y réplicas eran una parte integral de la estrategia global de protección. Mientras que las nuevas tecnologías como virtualización, cloud y big data han acelerado la transformación, la industria core de protección de datos ha avanzado como se esperaba (más grande, más rápida y más sencilla).
Los ataques del 9/11 cambiaron la trayectoria de protección y seguridad de datos. Durante años, la única intersección entre el backup y la seguridad era, “no quiero que mis cintas se caigan de un camión”. Las copias de seguridad eran otro riesgo de seguridad que debía ser manejado, pero nada más.
Mientras tanto, los gobiernos y las empresas comenzaron a armarse para la batalla sobre el acceso y la seguridad de la información. Comenzaron a construir fortalezas en torno a su infraestructura (redes y servidores), pero dejaron expuesta la infraestructura detrás de esos muros. Si un atacante penetraba las defensas u organizaba un ataque interno, el negocio era casi incapaz de reaccionar. Peor aún, ¡no se podía mitigar o incluso evaluar el daño! Uno de los grandes retos en la defensa de la información de la organización era que no se sabían qué datos tenían, dónde estaban, cuál era su valor, y si algo desastroso estaba sucediendo con ellos.
En un mundo post-9/11, la industria TI se encontró con el equivalente de seguridad de la Línea Maginot.
Hoy en día, las empresas siguen viendo la simbiosis de la protección de datos y la seguridad. En primer lugar, muchos de los ataques modernos deshabilitan o destruyen el acceso a la información, por lo que la protección de datos debe recuperarse de los ataques de pérdida de información que son tanto maliciosos como no intencionados. Los mecanismos y los requisitos de recuperación son los mismos, incluso si las causas son diferentes. En segundo lugar, los líderes de TI han comenzado a aprovechar el tesoro de la información almacenada en su infraestructura de protección. El valor, sin embargo, no está en las copias de datos, pero sí en los metadatos, es decir, la información acerca de su información.
La protección de datos proporciona la visión consolidada de los activos de información – qué son los datos, dónde están, quiénes tienen acceso a éstos y qué se hace con los mismos- la cual no existía hace 13 años. Al correlacionar esta información con el análisis de seguridad, los clientes pueden construir una infraestructura de seguridad teniendo en cuenta la información.
Algunos de los casos incluyen:
¿Se han filtrado datos seguros a servidores no seguros? Dado que la protección se extiende a través de todos los datos, los clientes pueden establecer reglas en función del nombre del archivo, palabra clave o el contenido para identificar las fugas de datos antes de que estas se extiendan.
¿Estamos viendo un exceso de eliminación de datos que puede indicar un ataque? Dado que la protección se ejecuta constantemente en contra de cada servidor o conjunto de datos, los clientes establecen alertas basadas en la eliminación de los datos esperados.
¿Puedo encontrar toda la información relativa a este usuario y sus contactos? Debido a que la protección se extiende a través de todas las aplicaciones – desde SharePoint a los ordenadores portátiles para presentar documentos – los clientes han comenzado a hacer las copias de protección el nexo de sus investigaciones.
Mientras que las TI deben evolucionar su protección de datos y sus soluciones de seguridad para hacer frente a la creciente cantidad de datos, presupuestos más ajustados, y un llamado a mayor agilidad, ellas tienen que hacer más que eso.
En un mundo post-9/11, las empresas y los gobiernos deben recurrir a las TI para continuar siguiendo la trayectoria fijada ese día, mediante la entrega de infraestructura de confianza, y la única forma de tener éxito es combinar la inteligencia sobre la información con la inteligencia sobre la infraestructura.
altHan pasado 13 años desde que el mundo cambió. Si bien es cierto que no ha habido escasez de tragedias desde el 9/11, incluyendo otros actos de terrorismo en Estados Unidos y otros países,
 
¿Podrá Obama derrotar al Estado Islámico?
José Rafael Revenga (consultor)

altEl Papa Francisco: “Quizás uno puede hablar de una tercera guerra” [mundial]. “Aun hoy, después del segundo fracaso de otra guerra mundial, quizás uno puede hablar de una tercera guerra,

 
Convivencia o cambio
Oswaldo Álvarez Paz (abogado)

DESDE EL PUENTE
Oswaldo Álvarez Paz
CONVIVENCIA O CAMBIO
No hay espacio para comentar las terribles calamidades que soportan los venezolanos en este tiempo. Lo único cierto es que se plantea un debate de fondo, más que de forma, entre la inmensa mayoría de ciudadanos descontentos, protestatarios y de algunos hasta ahora identificados con el régimen. El tema se plantea en la MUD y en otras organizaciones opositoras. También dentro y fuera del PSUV, cuyas grietas están a la vista de todos.
Tenemos que optar entre dos caminos: continuidad o cambio. La naturaleza de ambas opciones puede tener matices diferenciales, pero terminan siendo lo mismo. Exigir y obtener modificaciones de algunas políticas económicas puede conducir a la continuidad dentro de una relativa convivencia con el régimen. Profundizar hacia el cambio verdadero necesita definiciones sobre la reconstrucción institucional de la República y la sustitución de lo actual por un régimen que lo haga posible. Definir el objetivo es indispensable para que la unidad sea verdadera y se termine el juego hipócrita de tantos intereses personales y de grupos, tanto del gobierno como de las alternativas opositoras.
El tiempo se agota después de quince años. Las opciones no van más allá de reformar para convivir o romper para la construcción de un futuro mejor. Con o sin este gobierno debemos constituir al pueblo en constituyente, de abajo hacia arriba y no al revés. La verdadera naturaleza del problema no es electoral, sino de principios y valores fundamentales que desaparecen. En consecuencia los demócratas no podemos continuar dando pasos demasiado cortos y demasiado lentos. Quienes asumen nuestra representación se diluyen cada día que pasa. Ya basta de triunfalismos infantiloides. Sabemos que la continuidad es tan indeseable como imposible de tolerar. El impulso necesario no está ni en la MUD ni en el gobierno. Está en la calle con la ayuda de los medios que logren vencer la censura. Algo nuevo irrumpirá. Lo viejo y agotado debe terminar.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  Lunes, 15 de septiembre de 2014

altNo hay espacio para comentar las terribles calamidades que soportan los venezolanos en este tiempo. Lo único cierto es que se plantea un debate de fondo,

 
En el túnel de la incertidumbre
Héctor E. Schamis

En el túnel de la incertidumbre
El viento de cola ha dejado de soplar en América Latina, anunciando enormes desafíos económicos y políticos
HÉCTOR E. SCHAMIS 14 SEP 2014 - 03:35 CEST
7
Archivado en: Crecimiento económico Opinión Coyuntura económica Latinoamérica América Economía
Recomendar en Facebook
270
Twittear
317
Enviar a LinkedIn
1
5
Enviar a Tuenti
Enviar a Eskup
Enviar
Imprimir
Guardar
El debate latinoamericano sobre el desarrollo es un clásico. La Economía del Desarrollo tuvo un vínculo estrecho con la región desde sus inicios. De Prebisch en adelante —con y sin Singer— las controversias sobre el rol del estado y el del mercado se tradujeron en innovaciones conceptuales extraordinarias: la caída secular de los precios de las materias primas, las ventajas comparativas dinámicas, la industrialización sustitutiva y tantas más. Esos temas definieron una manera latinoamericana de entender la economía, y también dieron forma a sus conflictos políticos e ideológicos.
En la actualidad, esas disputas se han reducido en intensidad. El consenso de hoy es que el desarrollo depende de la complementariedad entre el estado y el mercado, el gobierno y la inversión privada nacional y extranjera, y ello a pesar de cualquier retórica de izquierda. Esa es la historia de las prósperas multilatinas, por ejemplo.
También se ha superado la vieja dicotomía entre materias primas o manufacturas, en favor de ambas. Los recursos hay que usarlos y la bonanza de precios internacionales —el boom de las commodities— ha sido aprovechado por todos. Precisamente, los casos exitosos de competitividad se encuentran en aquellos sectores que han sido capaces de agregar valor a las exportaciones, agrícolas, mineras y energéticas.
No obstante esta saludable convergencia, se observa mucho menos consenso cuando uno examina la manera como se ha usado el excedente del crecimiento de la última década. Ello es de una importancia crucial, porque las excepcionales condiciones internacionales de estos años —altos precios de las materias primas, tasas de interés negativas y abundante liquidez— están llegando a su fin. Esto explica la desaceleración de la economía de la región, cayendo a alrededor del 2,5% para 2014, según proyectan el FMI, la Cepal y el BID, por nombrar algunos organismos. El ciclo está cambiando, el viento de cola ha dejado de soplar, y mientras algunos países se enfrentan a las próximas dificultades económicas en una relativamente buena posición macroeconómica, otros lo hacen ingresando al oscuro túnel de la incertidumbre.
Regresan hoy algunos de los fantasmas históricos del desarrollo
Curiosamente, esta división tiene menos que ver con el discurso del partido en el poder que con las viejas lecciones de política económica, las aprendidas y las ignoradas. Los “izquierdistas” Morales y Correa poseen ahorro fiscal; Chile lo hace por diseño institucional; los países de la Alianza Pacífico por interés estratégico. Lula había tenido voluntad contra cíclica, lo opuesto que la procíclica Dilma Rousseff. Los “izquierdistas” Maduro y Fernández de Kirchner, a su vez, han sido fiscalmente irresponsables, por decir lo menos. Ese también ha sido el caso en buena parte de América Central, donde el desorden macroeconómico es común a la “izquierda” y la “derecha”, magnificado además por la reducción de los subsidios venezolanos. El Caribe, por su parte, también vulnerable a Petrocaribe, está además sobre endeudado. Un aumento de las tasas de interés en Estados Unidos generará serias turbulencias allí.
De esta manera, regresan hoy algunos de los fantasmas históricos del desarrollo: la propensión a crecer explosivamente en contextos internacionales favorables, para colapsar dramáticamente cuando esas condiciones cambian. A merced del boom and bust, entonces, ello muestra que continúa faltando en América Latina la voluntad y la capacidad de implementar políticas contra cíclicas, es decir, de generar ahorro fiscal, reducir el crecimiento de la fase ascendente y así suavizar los ciclos, moderando la desaceleración y neutralizando la consecuente inestabilidad.
La calidad de la democracia importa porque estos ciclos tienden a reproducirse con mayor virulencia en sistemas políticos de baja densidad institucional. La política económica contra cíclica requiere de un tejido institucional robusto para tomar decisiones colectivas, es decir, compartidas por un amplio espectro de la sociedad política. La marcada disminución de la calidad democrática en la región exacerba la incertidumbre asociada con los cambios de ciclo. No hay más que recordar las reformas constitucionales introducidas para beneficio directo e inmediato del presidente en ejercicio, cambios que han reducido, sino eliminado por completo, la muy necesaria alternancia en el poder. En esos sistemas la política opera como un mero reflejo del ciclo económico. El poder del gobierno es casi ilimitado en la fase ascendente, pero se disuelve de manera rápida y peligrosa en la fase descendiente. Lo hemos vivido, lo hemos leído.
Pero hay más para preocuparse: las externalidades negativas de la exitosa reducción de la pobreza, paradójicamente. El boom de esta década ha permitido a 56 millones de personas dejar de ser pobres para sumarse a una clase media que hoy representa un tercio de la población total. El problema es precisamente ese número tan extraordinario, 56 millones de personas con expectativas de movilidad social crecientes. En una región donde la desigualdad decreciente no se correlaciona con la movilidad ascendente, esas expectativas no necesariamente serán satisfechas. Esto hace a ese grupo social vulnerable frente a un cambio brusco en las condiciones de la economía y el empleo. Si además el poder de las instituciones democráticas está diluido, la volatilidad macroeconómica bien puede derivar en conflicto social.
Hacia el futuro, es importante entender que hace tiempo que no hay una América Latina, hay muchas. En este túnel de la incertidumbre, algunos ven la luz a la salida y con bastante nitidez. Otros no, y tampoco tienen idea de cuánto les llevara salir de esa oscuridad, ni de qué forma lo harán. La ecuación a resolver es la de entonces, la de siempre: la interacción entre el desequilibrio macroeconómico, la inestabilidad política y la conflictividad social.
En eso sí que América Latina sigue siendo una sola.
Twitter: @hectorschamis

altEl debate latinoamericano sobre el desarrollo es un clásico. La Economía del Desarrollo tuvo un vínculo estrecho con la región desde sus inicios.

 
Estado crítico
Pablo Aure

El Carabobeño
¡Hasta cuándo!
Estado crítico
(Foto Archivo El Carabobeño)
Pablo Aure
 Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla 
@pabloaure
No solamente tenemos desinformación, sino que si tienes conocimiento de algo o simplemente quieres informarte sobre un tema de interés, te conviertes en un subversivo e inmediatamente te mandan a investigar, y te aplican medidas judiciales.
Lo que ocurre en el Hospital Central de Maracay es algo grave, muy grave. Que llegue gente con cuadros febriles adicionales a otras patologías no muy claras, y a las pocas horas fallezcan, es algo patético, de acuerdo con informaciones extraoficiales. Porque nada es oficial. Supuestamente van nueve personas de diferentes localidades que han llegado al HCM con síntomas parecidos y han fallecido. Me dicen que ayer domingo falleció otro paciente que presentaba síndrome febril hemorrágico. Ya el doctor Ángel Sarmiento, presidente del Colegio de Médicos de Aragua había expresado ante la opinión pública su preocupación y provocó que inmediatamente saliera el gobernador de dicho estado a amenazarlo con los tribunales, lo cual ya es una sentencia condenatoria. Porque para eso sí son diligentes los fiscales y los jueces: para cumplir órdenes de quienes detentan el poder. El fin de semana, en un grupo de mensajería telefónica por el que se comunican algunos médicos amigos se escribió: “Tiene lógica cualquier cosa que se quiera pensar en este país, porque el principal problema es la desinformación. Ya es hora de que la ministra hubiese emitido un comunicado oficial o una rueda de prensa aclarando las dudas. Nadie, incluyendo los médicos, sabe cómo actuar”.  Hay miedo, porque hay incertidumbre. Siempre lo hemos dicho, este es un régimen que procura a como dé lugar sembrar el terror. El miedo paraliza.
Lo cierto del caso es que el doctor Sarmiento es hoy otro perseguido por la injusticia, pero sus colegas no lo han dejado solo: el sábado se reunieron en Maracay y cerraron filas en su favor. La solidaridad del gremio médico de Aragua debe ser ejemplo a seguir en estas horas menguadas que vive nuestra patria, donde suele ocurrir el abandono o tímida reacción de sus pares hacia la protección de los perseguidos políticos. De esa cabuya tengo un rollo. Todavía no me explico la timorata reacción de los diputados de la bancada opositora ante la destitución de su colega María Corina Machado.
Venezuela contaminada
Brotes de enfermedades infectocontagiosas que en algún tiempo fueron controladas y erradicadas de Venezuela han vuelto con esta revolución bonita. Eso es una demostración del escaso saneamiento ambiental y la negligente actuación de organismos sanitarios en la aplicación de métodos preventivos.
En Carabobo las cifras de dengue y de chikungunya son alarmantes, lo cual confirma el fracaso acelerado de INSALUD ante la proliferación de esas enfermedades. Ricos y pobres, opositores y oficialistas caen doblados por el chikungunya. Los centros hospitalarios colmados de enfermos, y se le suma algo muy perverso que nadie puede negar: la falta de medicamentos para combatir o aliviar el dolor que esa enfermedad produce. No hay en las farmacias Acetaminofén pero tampoco hay repelentes para ahuyentar los zancudos ¡Este es el país del no hay!
Las quejas son constantes. INSALUD se niega a fumigar si no hay casos confirmados de estas enfermedades y resulta que hasta faltan los reactivos en los laboratorios para corroborar su existencia. O sea, esperan que la gente se infecte para proceder a la fumigación. ¡Vaya prevención!
Guerrilleros: “nuestros amigos”
Debemos recordar que en mayo de 2001, el finado e intergaláctico presidente afirmó que “La guerrilla colombiana no era enemiga de Venezuela, sino de los cuadros dirigentes de ese país”. Luego, en febrero de 2008 defendiendo a Hugo “el pollo” Carvajal, quien ya para esa época era acusado de tener vínculos con el narcotráfico, dijo que Venezuela limitaba con la FARC, desconociendo al Estado colombiano por el oeste y suroeste. De aquellos vientos vienen estos lodos. En efecto, la guerrilla se ha apoderado del control de buena parte de nuestras fronteras. Los militares venezolanos y el país en general están a merced de las decisiones de los grupos irregulares. Que quede claro, la guerrilla no es un concepto filantrópico ni mucho menos romántico que trata de hacerse del poder por ideales libertarios. Ni lo piensen. La guerrilla que hoy opera en Colombia y en Venezuela, las mueve el negocio. Todo tipo de negocio ilícito. Contrabando, narcotráfico, secuestro, vacunas y pare usted de contar.
El sábado pasado nos enteramos de que había muerto otro efectivo militar venezolano en un ataque guerrillero en el río Arauca, cerca de El Amparo de Apure, en la frontera con Colombia. No olvidemos que hace algunas semanas fue asesinado Raúl Bracho, que era mayor del ejército de nuestro país, víctima supuestamente de las mafias del contrabando. De ese asesinato no se habló más. Todavía no conocemos las circunstancias de la muerte, ya que se dijo que estaba patrullando la zona, pero no se habló del incidente ni qué otros militares acompañaban al mayor en la referida comisión de patrullaje. Imposible que un mayor salga solo a patrullar.
Pues bien, ahora nuevamente se nos informa de otra muerte en la frontera, pero no nos informó de esa lamentable noticia los organismos regulares de Venezuela sino que pudimos enterarnos por el diario El Tiempo de Bogotá, haciendo el relato en su edición del sábado 13 de septiembre de lo acontecido: enfrentamiento del ELN con miembros de la Armada venezolana, trajo como consecuencia la herida de gravedad y posterior muerte de un militar nuestro.
Sinceramente, no sé cuál es el comentario que pueda estar dándose hoy en los cuarteles venezolanos. Pero no creo que sean satisfactorios hacia quienes dirigen el estamento militar, comenzando por el comandante en jefe. Ellos a estas alturas, deben estar convencidos que el haberlos involucrado en la política ha destruido la Fuerza Armada. No tengo dudas de que la mayoría está descontenta, aunque los voceros digan lo contrario. Desgraciadamente la institución militar ha caído también en las garras del comunismo que juega a su destrucción a través de la corrupción, y que de ese modo se anarquicen y no existan las líneas de mando regulares. Un sargento puede mandar más que un capitán. Y peor aún un extranjero puede ser más obedecido que un patriota. Esa es la realidad.
Bachaqueo urbano
Es común escuchar el “bachaqueo” de la gasolina hacia Colombia; era y sigue siendo un gran negocio. Desde luego se presume que siempre hay una cachucha involucrada en esa actividad. El “bachaqueo” se fue extendiendo y ha diversificado sus rubros, y ahora también están los alimentos así como otros productos que al cambio de la moneda son más baratos en Venezuela que en el hermano país. Para combatir esa dañina práctica, a los “sabios” que ejercen la jefatura del régimen se les ocurrió el cierre nocturno de la frontera, en lugar de adecentar a los encargados de vigilarlas.
Pero es que ya el asunto no es un tema fronterizo sino que tenemos el “bachaqueo” urbano. En efecto, ya no causa extrañeza ver largas colas en supermercados de zonas donde se encuentran los establecimientos en los que sí están regulados los productos, es decir donde los organismos encargados de aplicar controles los ejecutan inclementemente. En las colas “curiosamente” no están lugareños sino ciudadanos venidos de otras localidades; de esas donde la Guardia Nacional no efectúa controles de precios. Pero créanme, muchos de los que hacen colas para comprar harina, aceite, pañales, champú o jabón, no es para su consumo particular o el de su familia sino para revenderlos en otras partes, donde, repito, la Guardia Nacional o no va, o está metida en el negocio, porque no los controla. Allí los revenden a precios exagerados y la gente los compra por necesidad. Hagan la prueba: dense un paseo en Valencia por los automercados del norte de la ciudad, observen las colas y el precio de los productos; y luego vayan a las inmediaciones del Periférico, o a los barrios, para que vean los mismos productos a un precio muy superior al controlado por el régimen.
Señores, esta perversión del “bachaqueo” urbano es una silenciosa y verdadera expropiación que acomete el régimen contra los comerciantes. Los obligan a vender los productos a “precios justos” mientras se hace la vista gorda de la grosera especulación que hacen contra el indefenso pueblo de los “bachaqueros” quienes abarrotan los supermercados para revender los productos que compran con altísimas ganancias. Resultado: terminarán cerrando los grandes supermercados y serán adquiridos por el régimen a precio de gallina flaca.
@pabloaure

altNo solamente tenemos desinformación, sino que si tienes conocimiento de algo o simplemente quieres informarte sobre un tema de interés, te conviertes en un subversivo

 
Consejos no pedidos
Luis Fuenmayor Toro

Consejos no pedidos
Luis Fuenmayor Toro
A Ramírez en su nuevo cargo: Dejarle claro a Guyana y al mundo que sí hay una reclamación vigente del Esequibo, que el comandante eterno no podía derogar a cambio de ningún apoyo en la ONU; esa reclamación sólo puede resolverse entre ellos y nosotros, según el acuerdo firmado. No permitir actividades de explotación económica del Esequibo. No delimitar la plataforma marítima con Guyana, pues le quita presión a ese país sobre la necesidad de discutir la reclamación del Esequibo o podría, desde ya, darle ventajas a Guyana. Informarles que seguiremos patrullando el área marítima frente al Esequibo y la que nos corresponde por el estado Delta Amacuro. Alertarlos que nuestra salida al Atlántico no es negociable en ningún caso. A Colombia eliminarle la libre navegación del Orinoco, pues éste es un río interno de Venezuela. Hacer lo mismo con la zona del Golfo que ellos reclaman. Exigirle que como parte de las negociaciones de paz con las FARC exijan el fin de su actividad como contrabandistas. Reactivar el reclamo sobre las bases militares de EEUU y la alianza con la OTAN.
A Nancy: Que si va a continuar aceptando la restricción de las divisas para la importación de medicamentos, es mejor que renuncie de una vez. Armada salió por su inacción en este sentido, porque los cubanos no lo querían y por los reacomodos del poder entre las fracciones chavecas. Así mismo, exige las divisas para la compra de suturas, desinfectantes, guantes, catéteres, cánulas, repuestos, tapabocas, gasa, algodón, prótesis, reactivos, soluciones hidratantes, inyectadoras, instrumental quirúrgico, etc. Que se ocupe de la atención maternoinflantil, del Chagas citadino, del grave ascenso del paludismo y de recuperar el control de todo el sistema de salud bajo su único mando. Recuerda que los médicos integrales fueron formados para el primer nivel de atención médica, por lo que es negligente y contradictorio colocarlos en hospitales y hacerlos especialistas sin nivelación previa.
A Maduro: las capta huellas en abastos, bodegas y automercados, no van a  acabar con el contrabando de gasolina, ni con la escasez de medicamentos y todos los productos para la salud, ni de lubricantes, autopartes, vehículos, pasajes aéreos, ni el de otras muchas mercancías, pues estas lacras no se originan en las compras cotidianas de los venezolanos. No es la gente común la responsable de este delito, ni es el contrabando el responsable de la escasez. No tomes una medida que pone como culpable del contrabando y de la escasez al pueblo que votó por ti, quien no se merece que, además de vivir con las graves limitaciones actuales (sin alimentos, sin medicinas, sin repuestos de nada, sin electricidad, sin agua potable, sin seguridad personal, sin vivienda, víctima de la inflación, de los motorizados, de la matraca oficial, etc.), lo insulten en forma tan fea. Así como “Patria Segura” no ha reducido los homicidios, ni los robos, ni los secuestros, violaciones, lesiones personales, hurtos, etc., las capta huellas no van a hacer que los anaqueles se llenen de nuevo de mercaderías.

altA Ramírez en su nuevo cargo: Dejarle claro a Guyana y al mundo que sí hay una reclamación vigente del Esequibo, que el comandante eterno no podía derogar

 

Su opinión

opiniónynoticias.com