¿Tiene futuro el Mercosur?
Emilio Nouel V. (economista)

¿TIENE FUTURO EL MERCOSUR?
“el liberalismo político y el liberalismo económico deben ir de la mano,
porque el autoritarismo político es a la democracia lo que el proteccionismo
es al comercio internacional”
Tabaré Vásquez
Las recientes declaraciones del nuevo canciller de Uruguay me dan pie para insistir en el asunto.
El señor Rodolfo Nin Novoa ha dicho, apenas asumido su cargo, que en Mercosur se deben sincerar las cosas. Además de rechazar el proteccionismo económico-comercial, defiende una diplomacia pragmática y responsable basada en las necesidades, no en afinidades ideológicas, y sin caer en la tentación de privilegiar la política sobre el derecho.
Sus palabras, entre otras, fueron: “A nuestro juicio los procesos de integración en América Latina no han alcanzado el desarrollo esperado y exigen sinceramientos impostergables”, y agrega que se requiere “un Mercosur que deje atrás la retórica vacía, que apueste a las concreciones y no a los discursos que luego no se cumplen”.
En diversas oportunidades, algunos hemos formulado las mismas observaciones.
No podemos sino saludar que un alto funcionario, en este caso uruguayo, exprese tales ideas coincidentes con analistas de otros países de la región preocupados por el curso menguante de ese bloque de comercio.
Mercosur está viviendo desde hace algunos años un proceso de decaimiento progresivo. Si sigue como va, desaparecerá tarde o temprano. Tiene un mal de origen: su débil institucionalidad. La no existencia de supranacionalidad en lo organizativo y normativo permite que cada país vaya a su aire, lo cual va a contrapelo de políticas comunes.
Los gobiernos últimos, por razones ideológicas, le han imprimido orientaciones que conspiran contra un funcionamiento adecuado a las nuevas circunstancias del mundo de hoy.
De allí su estancamiento y repliegue sobre sí mismo, su conformidad con su intercambio comercial vegetativo intrabloque, cada vez menor y manteniendo incomprensibles obstáculos (aduanas interiores) entre sus miembros, de los que periódicamente se quejan, principalmente, los pequeños del club.
En la actualidad, el país que más afecta el Mercosur es Argentina, con sus políticas contraproducentes para la marcha del bloque.
Recientemente, José Mujica, antes de dejar la presidencia de Uruguay, condenó una vez más al gobierno de Argentina, haciendo ver que a éste no le importa nada la integración.
Y tiene razón, si a algún gobierno habría que acusar de proteccionista es a ése. Sin embargo, Brasil no se queda atrás en ese tema. Mientras se mantuvo en el ámbito de lo comercial, el bloque avanzó.
No obstante, esa fase hoy se muestra agotada. La integración de la región requiere, por un lado, abrirse a bloques y regiones extrahemisféricos, y por otro, dar un paso más allá de lo comercial y envolver otros sectores de la economía. Las áreas financiera-bancaria y de las inversiones son fundamentales para ponerse en sintonía con el entorno global. La Alianza del Pacifico ya anda por esa senda.
Obviamente, eso requiere coordinación y armonización de políticas; las normativas son cruciales. Y la disciplina en su aplicación es determinante. ¿Tienen disposición los países de Mercosur, sobre todo, los grandes, para ello?  ¿No sigue siendo el soberanismo una rémora en este campo?
Cuando hablamos de integración latinoamericana, debemos siempre recordar la frase del francés Jean Monnet, uno de los artífices de la Unión Europea, que decía: “petit mots, grands pas” (“pocas palabras, grandes pasos”) Pues bien, en nuestro caso latinoamericano, es al revés: mucho palabrerío, mucha retórica, mucha ideología, pero pequeños pasos. Y los resultados negativos de esto lo estamos viendo en países como Argentina y Venezuela.
Lo hemos dicho en muchas ocasiones: las políticas económicas que sigue el gobierno venezolano no son cónsonas con los principios económicos de libre mercado de Mercosur. Sus controles de precios, de cambios y sobre la comercialización de productos los contradicen. Sin mencionar su estatismo exacerbado.
Si Mercosur no se pone a tono con los tiempos está condenado a desparecer en pocos años. Para integrarse real y verdaderamente no bastan reuniones para crear comisiones de estudio, emitir declaraciones en apoyo a gobiernos o sólo  para decidir placas (patentes) de automóviles o pasaportes mercosurianos.
¿El nuevo gobierno uruguayo, más pragmático ahora, logrará que cambie la orientación actual de Mercosur  o deberá abrirse hacia otros caminos integradores? ¿La Alianza del Pacifico? ¿Seguirá siendo el designio de Brasil el que determine su política?
Ya veremos.
EMILIO NOUEL V.
@ENouelV

altMercosur está viviendo desde hace algunos años un proceso de decaimiento progresivo. Si sigue como va, desaparecerá tarde o temprano

 
¡La versión previa de Office 2016 para Mac está aquí!
Kirk Koenigsbauer

altHoy es un gran día para la comunidad Mac – ¡Nos emociona anunciar que una versión previa del nuevo Office 2016 para Mac ya está disponible de manera oficial!

 
I Curso de Ampliación del Postgrado de Farmacia Comunitaria
Especial OyN

Sanofi Venezuela promueve la educación farmacéutica
Se lanza el I Curso de Ampliación del Postgrado
de Farmacia Comunitaria bajo la modalidad e-learning
La Facultad de Farmacia de la UCV y su Dirección de Postgrado se unen a la iniciativa para la actualización de los profesionales de farmacia
Caracas, febrero 2015.-  Sanofi junto a la Facultad de Farmacia y su Dirección de Postgrado de la Universidad Central de Venezuela lanza el Primer Curso de Ampliación del Postgrado de Farmacia Comunitaria. Se trata de un programa que se ejecutará bajo la modalidad de podcasts alojados en el campus virtual de la UCV, y tendrá una evaluación sumativa que debe ser aprobada de acuerdo a lo establecido en el Reglamento de Estudio de Postgrado de la máxima casa de estudio.
Esta actividad académica se encuentra enmarcada en el proyecto de educación farmacéutica continua propuesto por Sanofi a la Facultad de Farmacia, con el objetivo de estimular a los profesionales farmacéuticos que se desempeñan en las farmacias, a reorientar y adecuar su ejercicio profesional mediante la actualización y ampliación de sus conocimientos. Cabe destacar que esta actividad se realizará utilizando las nuevas modalidades formativas conocidas como e-learning (aprendizaje electrónico), el cual es un proceso formativo, sistemático y planificado, facilitado mediante el uso de las TIC  (Tecnologías de Información y Comunicación).
Farmacéuticos se adaptan
Los servicios y sistemas sanitarios de todo el mundo están cambiando aceleradamente, motivo por el cual los farmacéuticos como parte integral de estos sistemas de salud, necesitan adaptarse al cambio y avanzar para satisfacer las necesidades tanto de los pacientes como del país. El presente y el futuro de este profesional está ligado a la provisión de servicios centrados en el paciente, por consiguiente en los actuales momentos la simple entrega de un medicamento no es suficiente para que se alcancen los objetivos de un tratamiento farmacológico. Entre las responsabilidades del farmacéutico está conseguir que los pacientes hagan un uso responsable de su medicación e intentar maximizar los resultados de la farmacoterapia.
El contenido programático del Curso de Ampliación del Postgrado de Farmacia Comunitaria contempla: farmacoterapéutica general, farmacoterapéutica de las enfermedades gastro-intestinales; manejo del paciente ambulatorio I y II; farmacoterapéutica del dolor, fiebre e inflamación; y farmacoterapéutica de las enfermedades respiratorias.
Acerca de Sanofi
Sanofi es líder mundial de la industria farmacéutica, investiga, desarrolla y distribuye soluciones terapéuticas, para mejorar la vida de los pacientes. Tiene presencia en 110 países con cerca de 105 mil colaboradores. Sanofi cotiza en las Bolsas de París (EURONEXT: SAN) y Nueva York (NYSE: SNY).
Material revisado y aprobado por el Departamento Médico y Farmacéutico patrocinante de Sanofi-aventis de Venezuela, S.A. Capital Suscrito y Pagado; Bs. 27,302,572,00. Prolongación Calle Vargas con 2da  Transversal, Boleíta Norte, Edif. Sanofi, Municipio Sucre. Tel: 212-718-9000- RIF:J-30308848-1. VENCOM150301

altSanofi junto a la Facultad de Farmacia y su Dirección de Postgrado de la Universidad Central de Venezuela lanza el Primer Curso de Ampliación del Postgrado de Farmacia Comunitaria.

 
Chávez: un héroe efímero
Trino Márquez (sociólogo)

Chávez: un héroe efímero
Trino Márquez
Están cumpliéndose dos años de la muerte de Hugo Chávez. Ahora se ven los efectos de la destrucción que causó. Sus herederos han continuado demoliendo la democracia y los signos de modernidad que existían cuando el caudillo llegó a Miraflores.
Chávez fue el prototipo del líder mesiánico: megalómano, populista, egocéntrico. Despreciaba las instituciones democráticas y el concepto de República, indisolublemente vinculado al respeto del Estado de Derecho, y a la independencia y equilibrio de los poderes públicos, tanto nacionales como regionales y locales. Su ideal del Estado fue el diseñado por Lenin en El Estado y la revolución. El modelo que buscó imponer fue el Estado revolucionario en el cual se  funden el Estado, el Gobierno y el Partido, en una unidad indisoluble dentro de la cual desparecen todas las fronteras entre un ámbito y otro. Esta concepción leninista pasó a formar parte de la tradición marxista, siendo adoptada por líderes comunistas que alimentaron el culto a la personalidad y contribuyeron a la construcción de su propio mito: Stalin, Mao Zedong, Kim Il Sung y Fidel Castro.
Chávez, sin ser un marxista ortodoxo, incorporó los rasgos autoritarios y megalómanos de los dirigentes comunistas más importantes del siglo XX. El culto a la personalidad y la subordinación incondicional al líder único e imprescindible fueron prácticas que estimuló continuamente. Uno de los instrumentos de los que se valió fue el uso constante de las cadenas de radio y televisión y su programa Aló, Presidente. A través de este mecanismo hegemónico, se hizo omnipresente. En sus comparecencias televisivas opinaba de todo lo humano y lo divino. Se transformó también en omnisciente. Fue el centro del país. El eje alrededor del cual todo giraba. Nada podía decidirse sin que contara con su aprobación. Con él la concentración personal del poder alcanzó niveles nunca antes conocidos.
La presencia nacional le ayudó a proyectarse mundialmente. Los altos precios del petróleo fueron su mejor aliado. Utilizó el crudo para inflar su propio ego. Sus indudables condiciones histriónicas fueron potenciadas por la inmensa masa de petrodólares que ingresaron al país durante su mandato.
Otro instrumento del cual se valió fue la reelección indefinida, propuesta que logró imponer luego de una campaña en la que cometió toda clase de abusos del poder y ventajismos.
Dudo de que el mito de Chávez perdure más allá del tiempo que gobiernen sus sucesores. El país que contribuyó a construir y que dejó como legado está arruinado material y moralmente.  Sospecho que le espera el mismo destino de otros autócratas envanecidos por el poder, de los cuales nadie guarda gratos recuerdos en la actualidad. Pienso en Franco, Caudillo por la Gracia de Dios, en Stalin, en Pol Pot, en Mao.
Ser “héroe” despreciando a la democracia y al Estado de Derecho es fácil cuando se cuenta con una montaña de dólares. Lo difícil y realmente inteligente es ser demócrata y respetuoso de las instituciones republicanas cuando se cuenta, igualmente, con una inmensa cantidad de recursos financieros.
A los herederos de Chávez, especialmente a Nicolás Maduro, no les ha quedado otra alternativa que exaltar la figura del jefe. Los calificativos que utilizan son rimbombantes y ridículos. Los más comunes, Comandante Eterno y Líder Supremo, evocan la vieja jerga comunista. El afán de compararlo con el Libertador es una desmesura que se explica por la falta de carisma, legitimidad y popularidad de quienes lo remplazaron. Mientras más desastrosos son los resultados concretos de la gestión gubernamental y menos gente los respalda, más alaban la figura del comandante desaparecido. Tratan de encubrir sus errores, su impopularidad y la inviabilidad del proyecto chavista –el socialismo del siglo XXI y el Estado Comunal- con la imagen de su creador.
Sin embargo, el culto al “comandante eterno” está reduciéndose a un grupo exiguo de irreductibles, a una secta, que lo idolatra. Las masas que alguna vez se rindieron ante su verbo encendido hoy están mucho más preocupadas por lidiar con la inflación, la escasez, el desabastecimiento, la inseguridad personal, el deterioro de la infraestructura y de los servicios públicos.  Entre los jóvenes, Chávez no es un mito, ni nada que se le parezca. En este segmento tan amplio de la población, los héroes y las preocupaciones son otras. Los jóvenes están impacientes por ver cómo encaran un futuro tan incierto como el que los amenaza.
El esfuerzo de los herederos por mantener viva la llama de Chávez no tendrá éxito. El comandante no fue un estadista de talla continental. No dejó una obra material o intelectual que merezca ser reconocida por las futuras generaciones. Se dedicó a destruir la democracia que surgió después de 1958, y en esta labor fue muy exitoso, pero lo que dejó a cambio fue una nación corroída por la corrupción y empobrecida en el plano material. A los verdaderos mitos se les conoce por lo que construyen, no por lo que destruyen. Chávez está muy lejos de ser Mandela.
@trinomarquezc

altEstán cumpliéndose dos años de la muerte de Hugo Chávez. Ahora se ven los efectos de la destrucción que causó. Sus herederos han continuado demoliendo la democracia

 
Los caraqueños exigen la libertad de su alcalde Metropolitano Antonio Ledezma
Especial OyN

Los caraqueños exigen la libertad de su alcalde Metropolitano Antonio Ledezma
Caracas, 4 de marzo de 2015.- Este miércoles dirigentes de la Alternativa Democrática se concentraron en la plaza Brión de Chacaíto para continuar con la jornada de recolección de firmas en apoyo al Acuerdo Nacional para la Transición, y para exigir la liberación del alcalde Metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, Leopoldo López y todos los presos políticos.
Durante la actividad se encontraba el diputado Richard Blanco, quien manifestó: “Lo que han hecho con nuestro líder de Alianza Bravo Pueblo es la mayor violación a los derechos humanos en Venezuela. Ledezma ha sido reelecto como alcalde Metropolitano con más de 750 mil votos, y hoy el régimen trata de silenciar la voz de un hombre demócrata a carta cabal”.
Según el parlamentario por Caracas, no solo tomaron la plaza Brión de Chacaíto sino varias avenidas y calles de Venezuela, para presentarle a los venezolanos el Acuerdo Nacional para la Transición que suscribieron Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma.
“A lo largo y ancho de la geografía nacional los venezolanos están firmando este documento para repudiar lo que hicieron en contra de Antonio Ledezma, Leopoldo López y lo que pretenden hacer con María Corina Machado”, destacó el presidente encargado de ABP.
Por su parte Mabiary Álvarez, concejal del municipio Chacao y militante de ABP, manifestó que: “Venezuela se encuentra en crisis, por eso yo firmó este acuerdo porque nuestro país necesita una transición hacia un modelo político democrático, en paz y sin violencia”.
A su vez el también concejal de Chacao Rafael del Rosario y dirigente de Voluntad Popular aseveró que: “Aquí estamos en una jornada democrática de recolección de firmas para el Acuerdo Nacional para la Transición, el cual lleva más 90 mil firmas”.
De igual manera, Sergio Contreras, dirigente de ABP, expresó que “apoyamos el documento que suscribieron Leopoldo López, Antonio Ledezma y María Corina Machado, porque creemos que Venezuela debe tener un gobierno en el cual se respeten los derechos humanos, las garantías constitucionales, y que no existan más presos políticos”.
Durante la actividad gran cantidad de ciudadanos firmaron el Acuerdo Nacional para la Transición y manifestaron su rechazó en torno a la detención de Antonio Ledezma, al tiempo que exigieron la libertad del Alcalde Metropolitano de Caracas.
--
Prensa ABP Nacional /Prensa Richard Blanco
Lic. Laurinda Pestana
0412 2091577
0212 3109637
Email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Twitter: @richardblancoof
_DSC2886.JPG_DSC3095.JPG

altEste miércoles dirigentes de la Alternativa Democrática se concentraron en la plaza Brión de Chacaíto para continuar con la jornada de recolección de firmas en apoyo al Acuerdo Nacional para la Transición,

 
Di Caprio producirá documentales para Netflix
Especial OyN

altNetflix y el actor, productor y filántropo Leonardo DiCaprio y compañía Appian Way han decidido asociarse en futuros documentales y en docuseries como parte de un acuerdo de primera opción para proyectos

 
Pinochet y la transición: el plesbiscito de 1988
Antonio Sánchez García (historiador)

PINOCHET Y LA TRANSICIÓN: EL PLEBISCITO DE 1988
ANÁLISIS COMPARATIVO
La palabra transición, que estaba en boca de algunos de los más altos mandos de las fuerzas armadas chilenas a años del plebiscito, es constitutiva de un grave delito en la Venezuela de Maduro. Pregúnteselo al Alcalde Metropolitano. La recomendación de nuestros abuelos sigue siendo de obligado cumplimiento: antes de abrir la boca, es recomendable pensar. De lo contrario se corre el riesgo de pasar por imbécil.
Antonio Sánchez García @sangarccs
1
Jamás pensé que algún día envidiaría la salida que una parte de los protagonistas de la profunda crisis chilena, responsable del golpe de Estado y del rompimiento del hilo constitucional hallaría motu proprio: fijar constitucionalmente el mecanismo que dejaba en manos de la mayoría de los chilenos, expresada mediante un mecanismo propiamente democrático, la decisión acerca de si el gobierno dictatorial del General Pinochet continuaba a cargo del Estado al frente de la sociedad chilena por otros ocho años a partir del fin del vigente mandato – 1988 - , automáticamente y sin posteriores trámites en caso de que tal consulta plebiscitaria le fuera favorable, o negarle tal derecho y proceder a unas elecciones presidenciales que, de ser perdidas por el candidato que la dictadura instituyese supondrían el fin definitivo de la dictadura y el comienzo de la transición hacia la democracia. Como en efecto sucediera, por propia voluntad y sin imposiciones de la oposición democrática.
La idea no era grata al general Pinochet, que hubiera preferido fijar de una vez y con fuerza constitucional la duración de su período de gobierno directamente hasta 1998. Vale decir: gobernar por 25 años. Un cuarto de siglo. Una presidencia prácticamente vitalicia, pues para entonces ya tendría 83 años. Que el Capitán General justificaba con la necesidad de poder llevar a cabo el programa completo de las profundas transformaciones de la sociedad chilena en que se hallaba empeñado. Pero así resulte difícil de creer, los pruritos constitucionalistas, democráticos, incluso formales de la Junta de Gobierno eran muy sólidos. Y la Junta no era decorativa ni se encontraba subordinada a otro poder que no fuera el suyo propio: era un ente político, con amplio conocimiento de la realidad nacional y una visión táctica y estratégica de un país al que se debía  en alma, corazón y vida. En esa circunstancia,  la estabilidad del mando en manos de Pinochet era fuertemente cuestionada. Hablamos ya de finales de 1977 comienzos de 1978, a cuatro años del golpe. Acababa de salir de la Junta el general Gustavo Leigh, que al mando férreo y absoluto de la Fuerza Aérea exigía la salida del general Pinochet, la asunción de la jefatura de gobierno y adelantar el regreso a la civilidad cuanto antes, hombre muy cercano a Eduardo Frei Montalva y a la Democracia cristiana, como era. Fue derrotado y separado del mando y pasado a retiro. Pinochet había obtenido un resonante triunfo, que reafirmaba su mando absoluto.
Se produjo entonces, en 1980, la discusión sobre la nueva constitución, que debería ser sometida a plebiscito en 1982. Y la cuestión de fondo tenía que ver con la duración del período del presidente de la Junta y del país, que volvería a planteársele a los chilenos en 1988.  La idea de mantener la duración del período presidencial en ocho años era aceptada, aunque con reticencias, por los restantes miembros de la Junta. Duplicar su duración, como lo deseaba Pinochet, fue rechazado unánimemente.   Y el mismo Pinochet rechazó entonces ir a unas elecciones generales que, dadas las circunstancias reinantes, hubiera ganado fácilmente. “Se me ocurrió entonces” – cuenta en Mi Testimonio el general Fernando Matthei, llegado en reemplazo de Gustavo Leigh –“agregar una exigencia mínima: ya que habíamos acordado que la Constitución fuera aprobada por plebiscito, ¿por qué no usar el mismo sistema para que los chilenos “le dieran el visto bueno” al presidente designado por la Junta en 1988? Esta nueva fórmula, - que fue mi aporte personal a las disposiciones transitorias de la Constitución – se aprobó tras una extensa discusión”.[1] La suerte se Pinochet, de la Junta y de la dictadura había sido sellada por la misma dictadura.
2
Quiso el destino que fuera el mismo general Matthei, considerado un traidor por sus compañeros de arma puesto que fue el único general de la Fuerza Aérea en oponerse a la voluntad de Gustavo Leigh, haber respaldo a Pinochet y haber sido cooptado por él y los restantes miembros de la Junta como su sucesor a pesar de no corresponderle por antigüedad, quien le diera el puntillazo cuando a medianoche del miércoles 5 de octubre de 1988, seis años después, reconociera contra la voluntad del mismo Pinochet que el NO habría triunfado en el plebiscito y que los chilenos debían decidir en unas elecciones presidenciales el fin de la dictadura y el comienzo de la transición, eligiendo a Patricio Aylwin al frente de la Concertación Nacional.
La lectura de esta importante entrevista testimonial es esencial para conocer los entretelones que se vivían en las más altas esferas del poder militar en Chile, al margen y en rigor en frente de lo que sucedía en el universo civil. Y tener suficientes elementos de juicio a la hora de comparar con lo que acontece en Venezuela en los círculos de mando cívico y militar y las respuestas y estrategias que se discuten en los mandos opositores, algunos de los cuales llevan años sosteniendo que, siguiendo el ejemplo chileno, una salida electoral es perfectamente posible en Venezuela. Sin ahondar en tal apreciación ni poseer el más mínimo conocimiento de las específicas características de la sociedad chilena, de sus fuerzas armadas y de la relación entre el mundo militar y el universo civil que ha caracterizado a ese país en sus doscientos años de historia.
A nueve años de la realización de dicho plebiscito, y ya preparándose para su puesta en acción, el mismo general Matthei recuerda haber afirmado lo siguiente: “Durante una entrevista publicada en junio de 1979 en El Mercurio,  señalé que los partidos políticos debían estar funcionando libremente en el país antes de cualquier plebiscito, ya que éste podría ser considerado “una farsa” sin información y sin debate abierto. También manifesté que los civiles tenían la obligación de buscar gente capaz de continuar la labor realizada y de prepararla para esos efectos. Recuerdo haber dicho ‘busquen, busquen líderes’. Pero esos planteamientos eran demasiado ‘avanzados’ y no le gustaron mucho al general Pinochet”. Créalo o no, al general Matthei le avergonzaba la idea de que se mantuviera a los miembros de la Junta incluso como senadores vitalicios: “A eso me opuse total y completamente, porque conociendo a mis compatriotas, sabía que sólo iban a aguantarlo durante un tiempo. No quería que más tarde nos dijeran “váyanse a su casa”. Eso habría sido bastante vergonzoso.”[2]
3
De la lectura de estas confesiones se deduce con meridiana certeza de que, salvo Augusto Pinochet, que a partir de 1981 se convirtió en un presidente de iure y de facto, alejándose real y formalmente de los restantes miembros de la Junta, que le respondieron con la misma moneda, trazando un foso insalvable entre los intereses de uno y de otros, la disposición de las otras armas de las fuerzas armadas – Marina, Aviación y Carabineros - era la de crear las condiciones para pasar cuantos antes hacia una transición democrática: “Al interior de la Junta, fui partidario de establecer claramente un calendario de transición, avanzando en el estatuto de partidos, el tribunal calificador, la ley de elecciones y la elección de un Congreso Nacional antes de 1989. Pensaba incluso que un cronograma acordado con la oposición sería una buena salida a la crisis, pero la actitud cerrada por parte de la Alianza Democrática y del gobierno  impedían todo avance. El Presidente Pinochet no estaba dispuesto a ceder ni un ápice, y menos aún bajo presión. Quería tomar estas cosas con más calma y sin mostrar señales de debilidad…Al general Pinochet nunca le gustaron los partidos políticos…pero en la Junta pensábamos distinto…Yo sostuve, incluso públicamente, que la actitud del gobierno en torno a este tema no era prudente. A mi juicio, los partidos son los que encauzan las corrientes de opinión en un país determinado y negar su existencia provoca un auge del caudillismo.”[3]
Del relato se deduce el grave desacuerdo que había surgido en el seno de la Junta de Gobierno en los prolegómenos del Plebiscito. Sólo el general Pinochet daba por segura su victoria y debió toparse con una dura oposición a cualquier desconocimientos de sus resultados: “Fue entonces cuando el Almirante (Merino) y el general Stange (Carabineros)le hicieron presente que, sea cual fuera el resultado, debía respetarse la Constitución. Pero el Presidente les contestó que ‘si algo andaba mal’, sacaría las tropas a la calle, daría órdenes de establecer una cadena nacional y solicitaría el estado de sitio.” Todos comprendieron que se trataba de una bravata: las fuerzas armadas no se enfrentarían en una guerra intestina, que provocaría un holocausto sin precedentes. La suerte de la dictadura estaba echada antes de que se conocieran los resultados. La afirmación de Matthei llegando a medianoche del 5 de octubre a La Moneda y dando por hecho el triunfo del NO, terminó por decantar el panorama. Lo demás es historia.
Cabe preguntarles a quienes consideran al voleo de las apariencias que lo sucedido en Chile es perfectamente repetible en Venezuela; si entre Diosdado Cabello y Nicolás Maduro o entre la Almirante Meléndez y el General Padrino López reinan las profundas e irreparables diferencias respecto de la suerte y el destino de nuestro país que reinaban en el Chile de la Junta Militar de Gobierno. Si El Aissami y Vielma Mora tienen el mismo respeto y la misma consideración respecto del rol que deberían jugar los partidos democráticos que tenía el general Matthei. Y cabe, sobre todo, preguntarse si los miembros del Estado Mayor anhelan irse a sus casas a disfrutar de una honesta y discreta jubilación. Y si no tienen pesadas y gravosas culpas que saldar con la Justicia Nacional e Internacional como para favorecer un cambio democrático en Venezuela. ¿Cree alguien con dos dedos de frente y una mínima sobriedad moral que la satrapía desea y favorece una transición a una democracia? Tengo las más serias dudas.
La palabra transición, que estaba en boca de algunos de los altos mandos de las fuerzas armadas chilenas muchos años antes del plebiscito, es constitutiva de un grave delito en la Venezuela de Maduro. Pregúntenselo al Alcalde Metropolitano. La recomendación de nuestros abuelos sigue siendo de obligado cumplimiento: antes de abrir la boca, es recomendable pensar. De lo contrario se corre el riesgo de pasar por imbécil.
[1] Matthei, Mi Testimonio. Patricia Arancibia Clavel e Isabel de la Maza Cave, La Tercera Mondadori, Santiago, 2003. Pág. 345.
[2] Ibídem, pág. 346 y sig.
[3] Ibid.

altLa palabra transición, que estaba en boca de algunos de los más altos mandos de las fuerzas armadas chilenas a años del plebiscito, es constitutiva de un grave delito en la Venezuela de Maduro.

 
8 de Marzo Día Internacional De La Mujer: ¿Qué Celebrar?
Adriana Aguilera (Concejal Metropolitano)

altEl Día Internacional de la Mujer es una fecha que se celebra en muchos países del mundo. Las mujeres se unen para celebrar su día; una tradición de no menos de noventa años de lucha en pro de la igualdad,

 
Transitemos la transición
Paciano Padrón

TRANSITEMOS LA TRANSICIÓN
Twitter: @padronpaciano
Estamos en la fase intermedia entre dos tiempos, el del régimen que en 16 años se agotó a sí mismo y agotó al pueblo -a ese mismo pueblo que esperanzado lo respaldó al inicio- y el tiempo de una gerencia eficiente y participativa que debe instalarse lo antes posible, de conformidad con el 80 % de la voluntad de los venezolanos, que según todos los sondeos de opinión desea que Nicolás cese en sus funciones. El que cuatro de cada cinco venezolanos quiera no ver ya a Maduro como Presidente, significa que muchos de quienes hace menos de dos años votaron por él para ser Presidente, ya están hartos de tanta ineficiencia y de la corrupción galopante que se ha hecho presente en el gobierno. Transitamos alguna de las vías que la Constitución nos ofrece para un cambio anticipado de Presidente, es un imperativo, Venezuela no aguanta más. Transitemos la transición.
Quien estas reflexiones escribe es constitucionalista, por lo que sufro doblemente las constantes violaciones de la Carta Rectora de la República.  A Nicolás le importa un carrizo la letra y el espíritu de la Constitución, y teniendo de rodillas ante él a los otros poderes públicos, la viola impunemente cada vez que le viene en gana. Yo no respaldo una salida contraria a la Constitución, por el contrario, estimulo un camino expedito avenido a la Carta Magna, que permita el cambio. La salida constitucional más rápida y menos traumática es la renuncia. Si Nicolás tuviese sangre buena en las venas, ojos para ver y oídos para escuchar, se apartaría y renunciaría y, para dar, constitucionalmente, paso a otro gobierno que reconcilie el país e inicie la recomposición del mismo.
El Sr. Tarek William Saab, mejor quitémosle lo de señor -digamos simplemente Tarek William Saab- ha dicho con torpeza e ignorancia que “la transición es la consecuencia de un golpe de Estado”, por lo cual quienes suscriben el Acuerdo Nacional para la Transición son delincuentes, propiciadores de un golpe de Estado contra Nicolás. Tarek, es bueno que sepas que transición es el paso de algo o alguien de un estado a otro, de una situación a otra; es la fase intermedia entre dos puntos. Quienes creemos que Nicolás debe renunciar para permitir encauzar la República por un nuevo sendero, estamos obligados a pensar y trabajar en la transición, en los pasos a dar para que al momento en que Nicolás cese constitucionalmente en el ejercicio de la función presidencial, pueda hacerse lo requerido para levantar a Venezuela y sacarla del marasmo que la hunde y deprime.
Si alguien da pena en el ejercicio de la alta responsabilidad pública que se le ha confiado, es precisamente  el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, quien bien podría estar preso luego de los desastres en el ejercicio de la Gobernación del Estado Anzoátegui, donde la moral estuvo ausente por muchos años y donde fueron numerosas las violaciones de los derechos fundamentales. Qué mala suerte ha tenido la Defensoría del Pueblo, institución creada en la Constitución que nos dimos en diciembre de 1999, hace 15 años, sus tres titulares, los “Defensores del Pueblo”, han recibido el remoquete de “defensores del puesto”.
No hay mayor despropósito que querer presentar como delito y atentado contra la democracia, lo que es un derecho y obligación patriótica. Es una aberración tildar a Antonio Ledezma, a María Corina Machado y a Leopoldo López -originales firmantes del Acuerdo- de traidores a la patria y violadores de la Constitución. Tal injusticia generó una reacción popular, miles y miles de nosotros, y cada vez somos más, hemos decidido firmar el Acuerdo. Si reina la estupidez maléfica de considerar delito la suscripción del Acuerdo, que se prepare Nicolás a construir (si es que hay dinero con qué) millones de celdas para quienes lo hemos suscrito y lo suscribirán, documento este que encierra los fundamentos de un programa para pasar del estado de crisis en que estamos, a otro de mayor eficiencia y felicidad colectiva.
La renuncia de Nicolás es la vía constitucional más expedida para dar un primer paso al futuro, exigírsela con firmeza y reciedumbre es la vía. Renuncia Nicolás, transitemos la transición.
PACIANO PADRÓN
Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848
E-Mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

altEstamos en la fase intermedia entre dos tiempos, el del régimen que en 16 años se agotó a sí mismo y agotó al pueblo -a ese mismo pueblo que esperanzado lo respaldó al inicio- y el tiempo

 
Las Nuevas Impresoras de Xerox Brindan Resultados Potentes Con Un Menor Impacto Ambiental
Especial OyN

Las Nuevas Impresoras de Xerox Brindan Resultados Potentes Con Un Menor Impacto Ambiental
Caracas, Febrero 2015. – Las nuevas impresoras a tinta sólida ColorQube® de Xerox (NYSE: XRX) son ideales para empresas que requieren un óptimo rendimiento del color con una reducida emisión de carbono y ofrecen soluciones flexibles y con una limitada producción de desechos.
Los nuevos dispositivos son altamente eficientes, equipados con la tecnología Intelligent Ready que monitorea los patrones de uso en la oficina y que pasa automáticamente a una configuración de bajo consumo cuando es menos probable que el dispositivo se utilice, lo que permite optimizar el uso de energía. Además, los drivers de impresión fáciles de utilizar permiten a las empresas seleccionar las opciones más cuidadosas con el medio ambiente que se ajustan a sus necesidades – produciendo menos desechos y menos impacto.
La ColorQube 8880 proporciona ahorro de costos y un mejor rendimiento de color.
Planes flexibles de precios y soluciones GreenPrint amigables con el medio ambiente permiten a las empresas imprimir sólo los documentos que necesitan y a precios que pueden afrontar. La 8880 imprime hasta 51 páginas por minuto a color o en blanco y negro, con la salida de la primera página en tan sólo cinco segundos. Equipada con la resolución Xerox 2400 FinePoint® y una tecnología de corrección de color intuitiva, la 8880 produce los resultados rápidos, consistentes y de alta calidad que las empresas requieren.
El dispositivo ofrece impresión a doble faz automática y la prestación N-up, que permite a los usuarios imprimir múltiples páginas en una sola hoja, lo que reduce el costo de reponer papel y tinta.
La ColorQube 8580 ofrece productividad, eficiencia y rendimiento de color.
Integrando poder, rendimiento y productividad en un tamaño compacto, la 8580 permite a las empresas trabajar más rápida e inteligentemente, haciéndola muy adecuada para cualquier entorno de oficina. El dispositivo ofrece prestaciones que ahorran tiempo, tales como una capacidad expandida de 2200 hojas y una salida de la primera página a color o blanco y negro en tan sólo cinco segundos, de modo que los usuarios pueden dedicar más tiempo a trabajar y pierden menos tiempo en la impresora.
Desde papel común a etiquetas, sobres y tarjetas de visita, la ColorQube equipada con la resolución Xerox 2400 FinePoint, puede producir gráfica de alta calidad en una amplia gama de medios.
Ambos dispositivos de Xerox cuentan con la certificación de la Mopria Alliance, una organización que promueve, simplifica y aumenta la accesibilidad de impresión inalámbrica desde teléfonos inteligentes, tabletas y otros dispositivos móviles. Imprimir en movimiento se vuelve más fácil sin tener que conectarse manualmente a un dispositivo o instalar un software.
Acerca de Xerox
Xerox (NYSE: XRX) es una empresa de servicios globales de negocios, tecnología y manejo de documentos que ayuda a las organizaciones a transformar el modo en que manejan sus procesos de negocios e información. Con sede central en Norwalk, Connecticut, tenemos más de 140.000 empleados de Xerox y trabajamos en más de 180 países. Juntos, proporcionamos servicios de procesos de negocios, equipamiento de impresión, y tecnología de hardware y software para el manejo de información – desde datos hasta documentos. Conozca más en www.xerox.com.
Acerca de Corporación XDV
Corporación XDV, es una empresa líder en el mercado venezolano de soluciones y servicios para oficinas, producción y gestión de documentos, artes gráficas y flujos de trabajo para empresas de todos los tamaños, pioneros en servicios gestionados de impresión y soluciones de manejo documental. Desde el 2010 cuenta con la Distribución Exclusiva de la Marca Xerox en el país y con alianzas estratégicas con otras marcas para cubrir de manera personalizada las necesidades de sus clientes.
Call Center: 0500Xerox34 (0500-9376934)
Más información en www.xdv.com.ve y a través de las redes sociales @xdvenlinea y Corporación XDV en Facebook.
-XXX-
Contacto para medios
Lic. Claudia Costantini, Jefe de Prensa para Corporación XDV, Agencia Vértice Comunicaciones.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
+58 (424) 1346990
Para recibir RSS news feeds, visite http://news.xerox.com/rss. Para comentarios, perspectivas y miradas de la industria visite:  http://www.linkedin.com/company/xerox, http://twitter.com/xeroxcorp, http://realbusinessatxerox.blogs.xerox.com, http://www.facebook.com/XeroxCorp, http://www.youtube.com/XeroxCorp.
Xerox®, Xerox and Design® ColorQube® and 2400 FinePoint® son marcas de Xerox Corporation registradas en los Estados Unidos de América y/u otros países.

altLas nuevas impresoras a tinta sólida ColorQube de Xerox (NYSE: XRX) son ideales para empresas que requieren un óptimo rendimiento del color con una reducida emisión de carbono

 
El nazismo, Chávez y las elecciones
Antonio Sánchez García (historiador)

EL NAZISMO, CHÁVEZ Y LAS ELECCIONES
En Venezuela, desde los sucesos del 11 de abril, que terminaran por entregarle el control supremo del Estado a la tiranía castrista y la sumisión plena de Hugo Chávez a Fidel Castro, en rigor y tras toda formalidad aparente todas las elecciones han sido fraudulentas.
Antonio Sánchez García @sangarccs
A Julio Borges, Henrique Capriles y Teodoro Petkoff
1
El nazismo vivió dos momentos antinómicos respecto a su valoración de los procesos electorales y la función que cumplían en el contexto del parlamentarismo liberal: frontalmente crítica y utilitaria desde el Putsch de la cervecería, en noviembre de 1923 hasta el 30 de enero de 1933; apologética e incondicional a partir del 31 de enero de 1933. Las consideró tramposas, intrínsecamente injustas e inmanentes al liberalismo dominante, que fijaba las reglas, para convertirlas al día siguiente del asalto al Poder, en la más cabal expresión de la voluntad popular: la voz del pueblo, siempre y cuando de manera directa, asamblearia, a mano alzada y a cara descubierta. Del rechazo a una guillotina privada en manos del sistema liberal a un clamor plebiscitario en manos del nacional socialismo.
Quien mejor expresaría el rechazo a los mecanismos electorales a los que consideraba trampas caza bobos de conservadores, liberales y católicos de centro, fue el gran constitucionalista alemán Carl Schmitt. Para quien, bajo las normas del liberalismo, toda auténtica equidad estaba descartada en esencia cuando la oposición, sin Poder, se enfrentaba al oficialismo, con todo el Poder en sus manos. La clave de ese rechazo: la inequidad esencial entre detentores y adversarios del Poder. Y según el cual, el ganador de los últimos procesos electorales contaba con una ventaja de todo orden, que conspiraba contra el cambio y garantizaba la preservación del sistema: poder institucional, poder político y poder económico.
No se trataba, como lo explicita de manera deslumbrante el abogado del nazismo en uno de sus mejores alegatos, de mero oportunismo: la falsedad de los procesos electorales bajo el régimen democrático liberal  hacía a su esencia. Lo público, la teología política de la meta individualidad y del colectivismo de la sangre, la tierra y la raza – o la clase proletaria en la concepción marxista - a la que apuntaba la concepción revolucionaria del nacional socialismo, rechazaba categóricamente la privatización de lo pùblico, la hegemonía de lo individual, la subsunción del destino colectivo a un momento específicamente individual, subjetivo. Exactamente como el colectivismo comunista. Por ello, el solo hecho de encerrarse un individuo en una caseta aislada para comunicarse privada, secretamente con la voluntad general del Estado negaba la esencia de la político, del espacio público. Votar, para ser auténtica expresión del pueblo y de la raza originaria, debía cumplirse a la intemperie: ser un juramento cósmico frente a los dioses del Walhalla, el panteón de los Nibelungos. Como las asambleas multitudinarias de los alemanes de la suástica en la explanada de Núremberg, bajo las banderas, los estandartes y los pendones rojinegros de la Raza Aria. El individuo, el sujeto, sólo podía trascender a la esfera de lo público renunciando a toda singularidad, a toda particularidad, para fundirse en el colectivo. De allí el odio primigenio del colectivo primordial – la raza aria - a lo distinto, cualquiera fuera el medio de la diferenciación: cultura, etnia, religión, lenguaje. De allí la guerra a muerte a las disidencias más específicas y notorias: eslavos, gitanos, judíos.
2
No es su rabioso antiliberalismo el que sufre un vuelco a partir del fracaso del golpe de Estado que intentara en noviembre de 1923 y sus dos años de cárcel: es su comprensión del papel que la lucha electoral podría cumplir en su ascenso al Poder. Contrariando la teoría leninista del asalto al Poder mediante un simple golpe de audacia,  comprendió que ante una sociedad compleja, como la alemana – Gramsci llegaría a la misma conclusión en su estadía en la cárcel - debía competir por el control de la Hegemonía política, difundir la cultura nazi, arrinconar a los partidos del sistema y entrar por la mínima rendija que le abrieran las elecciones al vestíbulo del Poder. Lo demás sería coser y cantar. A garrotazos. Guerra de trincheras.
“En un Estado moderno” – escribió desde la cárcel de Bamberg en 1925 – “no se conquista el Poder luchando contra, sino con el Estado”. Primero había que conquistar el Estado. Mediante elecciones. Y luego, disponiendo del favor de sus instituciones y atropellando la Constitución, vaciarlo de toda institucionalidad democrática y como quien cambia un puente de ferrocarril sin interrumpir su tránsito, ir desmontando paso a paso y tan rápida y profundamente como fuera posible, todo el andamiaje democrático-burgués, todo vestigio de liberalismo. Transitar, de esa forma, del Estado liberal de Derecho al Estado total, como lo llamara Mussolini. Era el nacimiento del totalitarismo en Occidente.
Con una particularidad que, para inmensa desgracia de los liberales alemanes de derecha y del centro, incluso de la izquierda socialista y comunista, desalojados del Poder ese 30 de enero de 1933 jamás comprenderían: ese proceso de desalojo y copamiento no es reversible, es unidireccional, sólo funciona en dirección al totalitarismo. La derrota y desaparición de un Estado Totalitario sólo puede producirse mediante la violencia extrema, como la Guerra contra el fascismo alemán, o mediante la auto implosión por desgaste e incapacidad y crisis endógena, como en el caso de la Unión Soviética. El caso de Cuba y Corea del Norte es patético: sus regímenes podrán sobrevivir tanto como les permita el haberse habituado a vegetar en la más extrema indigencia. Dictaduras como la de Pinochet son de otro jaez: son dictaduras parciales, inmanentes al sistema, no cuestionan sus fundamentos. Antes bien, surgen para salvarlos, como en los orígenes de la institución de la dictadura por el senado romano, las de Cincinato. Duran mientras son imprescindibles. Luego desaparecen dando paso a la normalidad.
En cuanto los nazi ingresaron al Poder convocados por Hindenburg comenzaron la faena de demolición, acelerada un mes después gracias al inducido o cosechado incendio del Reichstag. En un año el Estado de Weimar era una ruina sobre la que se había erigido, con gigantesca fuerza, en gloria y majestad,  el Estado del Tercer Reich. Sólo faltaba la tragedia, consumada doce años después, en 1945: Alemania hecha ruinas, por y en manos de los aliados.
3
Todo lo que las elecciones podían dar de si, lo dieron. Reblandecer al sistema de dominación, ganar la calle, acorralar al establecimiento y asaltar el Poder. Tuvieron que pasar sesenta años para que ese mismo proceso volviera a tomar cuerpo, guardando las debidas distancias, con el golpe de Estado de Chávez y sus comandantes y el ascenso al Poder siete años después: empujaron la democracia venezolana a la crisis, fueron amnistiados, aceptaron el juego electoral y entraron a saco a la institucionalidad democrática en 1999. Luego de lo cual hicieron exactamente lo que Carl Schmitt tanto le criticara al sistema electoral burgués: apropiarse de los mecanismos electorales, amasarlos a su antojo, semejanza y conveniencia y abusar tanto como les fuera necesario para arrinconar a la oposición y condenarla a la absoluta impotencia. O compartía el juego o desaparecía. El voto o la vida.
Dobles han sido las ventajas del juego electoral bajo las coordenadas antiliberales del chavismo cívico militar: maniatar a la oposición ungiéndola al yugo electoral y amputarle sus fueros constitucionales, por una parte. Y obtener la legitimación internacional, crédula respecto de la pulcritud y legalidad de dichos procesos y alienada hasta la médula en la creencia de que la realización de elecciones, poco importa su verdad real, constituye la clave definitoria de un sistema democrático. En ambas perversas faenas, la oposición venezolana sirvió de aliada, cómplice y alcahuete. Por razones difíciles de entender, y más difíciles de explicar. Salvo que se comprenda la imbricación ideológico cultural de los socialismos venezolanos de toda suerte con el chavismo caudillesco y militarista. Con el cual le une un subcutáneo cordón umbilical.
En Venezuela, desde los sucesos del 11 de abril, que terminaran por entregarle el control supremo del Estado a la tiranía castrista y la sumisión plena de Hugo Chávez a Fidel Castro, en rigor todas las elecciones han sido fraudulentas.  Comenzando por la descarada, ilegal y abusiva inflación del REP a partir del 2003 mediante la nacionalización a destajo de extranjeros reales o imaginarios, la compra masiva de conciencias mediante una gigantesca inversión de recursos ordenados por la ingeniería de dominio de especialistas cubanos y el paquete de misiones puestos en práctica a la carrera y a extremos irrisorios, hasta la redistribución de los circuitos siguiendo criterios capaces de entregar mayorías a destajos: el viejo, manoseado y siempre eficiente “gerrymandering”. Todo lo cual bajo un proceso de automatización que ha permitido la manipulación total de resultados, ante el descarado empleo de los medios y poderes del Estado para controlar las asistencia de votantes, la amenazas de castigos y el chantaje indisimulado a los sectores populares más débiles de la población. Y la marginación absoluta de la oposición en su proceso interno de totalización, conteo y revisión.
Nada de todo esto hubiera podido llevarse a la práctica sin la anuencia implícita o explícita de aquellos sectores de la oposición, que no consideraban un delito dotar a los millones de indocumentados de una nacionalización ad hoc, insólita disposición de la que existen suficientes testimonios. Del mismo tenor y por los mismos personajes que consideraron no ser un delito en absoluto que el candidato a la presidencia a la muerte de Chávez no hubiera nacido en Venezuela. Asunto que consideraron intrascendente. Son quienes consideran que la Constitución es de goma: a gusto de las necesidades de la circunstancia. Prêt a  porter. Los mismos que aceptaron convertir un referéndum revocatorio en un plebiscito, torciendo la esencia del artículo 72 de la Constitución, toleraron su postergación durante todo un año, contra las mismas disposiciones de ese violado artículo constitucional, acataron la repetición de la recaudación de firmas por motivos futiles, no alzaron la voz cuando el CNE dio los resultados que le convenían al régimen y entraron en el demoníaco juego de la gallinita ciega en que Jorge Rodríguez y su combo convirtieran los procesos electorales desde entonces.
Hay una pegunta que jamás nunca nos será respondida: ¿por qué ese amplio, mediáticamente mayoritario y poderoso sector de opinión que ha servido nolens volens de cómplice en todo ese perverso proceso de control político y social aceptó las reglas de un juego electoral intrínsecamente tramposo y vil? No tengo la respuesta. Dios quiera que no nos vayamos de este mundo sin encontrarla.

altEn Venezuela, desde los sucesos del 11 de abril, que terminaran por entregarle el control supremo del Estado a la tiranía castrista y la sumisión plena de Hugo Chávez a Fidel Castro, en rigor y tras toda formalidad aparente todas las elecciones han sido fraudulentas.

 
Municipio y Decreto con Rango, Valor Y Fuerza de Ley de Regionalización I
Eduardo Lara Salazar (abogado)

MUNICIPIO Y DECRETO CON RANGO, VALOR Y FUERZA DE LEY DE REGIONALIZACIÓN PARA EL DESARROLLO SOCIOPRODUCTIVO I
Por: Abogado Eduardo Lara Salazar
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Durante el período habilitante del año 2014 se aprobó el Decreto con rango, valor y fuerza de Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socio Productivo, el cual tiene por objeto regular la creación, funcionamiento y administración de las unidades geográficas de planificación y desarrollo. Deroga el Decreto con rango, valor y fuerza de Ley de Zonas Especiales de Desarrollo Sustentable del año 2001.
Como se observa del párrafo anterior se concibe como un instrumento de planificación de corte nacional, mediante la organización territorial a través de regiones.
Desde una perspectiva territorial menciona que existen unas escalas, las cuales denomina nacional, regional, subregional y local.
La relación con el municipio es porque lo menciona en el texto a través de las llamadas escalas locales, tomando en cuenta los equipamientos y servicios urbanos.
Señala como áreas prioritarias lo económico, social, ambiental, ciencia y tecnología; que serán evaluadas por la Comisión Central de Planificación.
La planificación centralizada se ha expresado en varios instrumentos como la Ley de la Comisión Central de Planificación, la Ley de Planificación Pública y Popular, la Ley del Consejo Federal de Gobierno, Ley de los Consejos Locales de Planificación, entre otros.
Como nota característica le permite al Presidente de la República crear formas de organización para garantizar la coordinación, apoyo y seguimiento de planes y obras, pudiendo constituir el llamado Consejo de Gestión.
Este texto crea unas zonas de desarrollo estratégico y económicas especiales, lo que relaciona con la materia aduanal. Esto corresponde a la escala nacional.
La escala regional está constituida por las regiones de desarrollo integral y las zonas de desarrollo estratégico.
Se establece un plan regional de desarrollo, para las áreas económica, social, política, territorial; el cual deberá estar en sintonía con el Sistema Nacional de Planificación previsto por la Ley de Planificación Pública y Popular, la cual también fue objeto de modificaciones habilitantes.
Introduce un escalafón intermedio entre lo regional y local, como es el llamado subregional, constituida por las zonas económicas especiales, distritos motores de desarrollo y zonas de conocimiento productivo; está previsto también en este nivel el Consejo de Gestión.
Por último, la escala local, asignándole que le corresponde todo lo concerniente al desarrollo integral de los centros poblados.
La norma lo vincula con las comunas y planes de desarrollo urbano local, debiendo regirse por el texto normativo objeto de estas líneas, las políticas, lineamientos al estímulo de corredores o sectores urbanos, las normativas de equipamiento urbano y servicios de urbanismos, así como el marco de las zonas industriales y de interés específico.
Es menester recordar que indica que será mediante ley especial que se dictarán esas regulaciones, lo que sugiere remisión a la Ley Orgánica de Ordenación Urbanística, la Ley Orgánica del Poder Público Municipal y la Ley Orgánica de Comunas.
Aun cuando no se definen los llamados corredores urbanos, se faculta al Ejecutivo Nacional para – por vía de decreto – establecer un plan especial de corrredores urbanos, con el fin de armonizar políticas y maximizar la eficiencia en los sectores de mayor necesidad social, sin menoscabo de las funciones y responsabilidades conferidas a las autoridades estadales y municipales en el marco legal vigente.
Menciona la norma un interés en la vivienda y servicios sociales, asignándole a las carteras ministeriales en matera de planificación, vivienda y hábitat, y de comunas el acompañamiento para las dinámicas participativas de formulación y ejecución del respectivo plan con la participación popular.
Se sugiere dar un vistazo a otros artículos de mi autoría denominados “De la Organización y Gestión Municipal”, “De la competencias municipales”, “Los CLPP en su ley del año 2010”, “Los Consejos Comunales según su Ley Orgánica del año 2009”, “Medios de Gestión”, “De los Medios de Participación Ciudadana”, “Municipio y reforma habilitante del año 2014 de la Ley Orgánica Administración Pública”, “Municipio y Urbanismo”, “La Autonomía Municipal”, “Municipio y Ordenación Territorial”, “Municipio y Participación Ciudadana”, “Municipio y Régimen de Tierras”, “Municipio y Regularización de Tierras en asentamientos urbanos”, “Municipio y Servicios Sociales”, “Municipio y Presupuesto”, “De los Medios de Participación”, “Cogestión y Autogestión”, “Asambleas de Ciudadanos”, “La Consulta Pública”, “El Consejo Federal de Gobierno”, “El Fondo de Compensación Interterritorial”, “El Cabildo Abierto”, “El Área Metropolitana de Caracas”, “El Distrito Capital”, “El Distrito del Alto Apure”, “El Mobiliario Urbano”, “El paisajismo como elemento integrador de espacios urbanos”, “La Fiscalización en materia de urbanismo”; entre otros, los cuales se encuentran publicados en www.eduardolarasalazarabogado.blogspot.com para tener mayor información.
En otra oportunidad se tocarán otros tópicos relacionados con el tema.
El país se construye desde sus municipios.

altDurante el período habilitante del año 2014 se aprobó el Decreto con rango, valor y fuerza de Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socio Productivo,

 
Pirelli es el proveedor preferido de las automotrices Premium en el Salón de Ginebra
Especial OyN

Pirelli es el proveedor preferido de las automotrices Premium en el Salón de Ginebra
Milán (Italia), 03 de marzo de 2015 – Una vez más, Pirelli llega al Salón del Automóvil de Ginebra como líder indiscutible en las homologaciones de los mejores modelos del mercado. En 2014, Pirelli ha homologado 266 vehículos nuevos, siendo 213 de los segmentos premium y prestige: un aumento de 6% en relación al año pasado. De estos últimos, 118 eran neumáticos personalizados (con una designación especial en el lateral indicando que fueron desarrollados justamente para esa casa automotriz). Así, las homologaciones llegan al récord de 1846 en todo el mundo.
La comprobación de ese aumento está en todos los stands de la 85ª edición del Salón de Automóvil de Ginebra, en el cual los superautos más poderosos como el Lamborghini Aventador LP 750-4 Superveloce y los últimos SUVs utilizan neumáticos Pirelli.
Igualmente, Pirelli no es solamente performance. Muchos de los autos del Salón del Automóvil de Ginebra confían en la tecnología “seal inside”, (sellado por dentro), de la compañía italiana, que fue desarrollada por los ingenieros de Pirelli para proporcionar a los conductores la posibilidad de continuar manejando hasta el destino deseado cuando el neumático ha sido perforado.
Los SUVs más prestigiosos utilizan neumáticos P Zero o Scorpion
Entre los automóviles más que más han destacado en la edición de este año del Salón de Ginebra se encuentran algunos de los SUVs más importantes del mundo: desde el Audi Q7 (recién lanzado en Europa) al rediseñado Audi Q3, además del nuevo y más tecnológico Volvo XC90, y el BMW X5M y el X6M. Para, realmente, transferir al asfalto toda la potencia y tracción, todos estos modelos eligieron el neumático Pirelli Scorpion (tanto el Scorpion Verde cuanto el Todas las Estaciones) o el neumático P Zero.
Pirelli ofrece neumáticos hechos a medida, especialmente homologados para cada uno de estos SUVs, para garantizar excelente adherencia y frenado en piso mojado, combinados con la estabilidad deseada para extraer lo mejor de estos autos.
P Zero para la última generación de superautos
Luego de la presentación del Lamborghini Aventador LP 700-4 edición Pirelli, un nuevo capítulo de la ahora legendaria colaboración entre Lamborghini y Pirelli será exhibido en Ginebra: el nuevo  Lamborghini Aventador LP 750-4 Superveloce, el cual se equipa exclusivamente con neumáticos P Zero. Este último superauto saldrá de Sant’Agata Bolognese, Italia, para debutar en Ginebra, confiando en los P Zero Corsa para trasmitir toda la potencia del motor al asfalto.
Tecnología Pirelli “Seal Inside” es exhibida en Ginebra
Como parte del conjunto de soluciones que define la filosofía de “Movilidad Extendida” de  Pirelli, la compañía expone la tecnología “seal inside” (sellado por dentro). Presente como equipo original de muchos Volkswagens (desde el Touran, lanzado ahora en Ginebra, hasta el Passat, presentado en París el año pasado),  lo cual perfecciona el status Premium del recién-lanzado Cinturato All Season de Pirelli, un neumático para todas las estaciones, presentado al mercado europeo en enero.
“Seal Inside” es una nueva tecnología que permite a los conductores continuar hasta su destino final, sin perder la presión del neumático, que haya sufrido una perforación de hasta cuatro milímetros. Si ocurre, el agente sellador que está en el neumático se solidifica alrededor del objeto que lo causó para que el aire no salga del neumático. Luego que el objeto es retirado, el agente sellador se expande y cierra el agujero. Esa tecnología es un gran ejemplo de la importante innovación en seguridad de Pirelli.
Contacto de prensa
Ángel Quevedo Jiménez
Ejecutivo de Comunicaciones Corporativas
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
993.66.43 / 0424-176.20.22

altUna vez más, Pirelli llega al Salón del Automóvil de Ginebra como líder indiscutible en las homologaciones de los mejores modelos del mercado.

 
Celeste Olalquiaga: El Helicoide es una ruina viviente de la modernidad
Especial OyN

Celeste Olalquiaga: El Helicoide es una ruina viviente de la modernidad
El Helicoide de la Roca Tarpeya en Caracas es un proyecto icónico de la
modernidad, que alcanzó fama mundial, aunque nunca se llegó a concluir,
y hoy se erige en medio de los barrios que lo circundan como una ruina
viviente en la que dos mil personas llevan a cabo actividades
cotidianamente, de acuerdo con la exposición de la investigadora Celeste
Olalquiaga, responsable de Proyecto Helicoide.
Olalquiaga, venezolana, doctora en Estudios Culturales de Columbia
University y residenciada en Estados Unidos, desarrolla su trabajo como
historiadora cultural de forma independiente, no asociada a ningún
centro ni universidad. Fundó Proyecto Helicoide en 2013, cuando reunió a
un equipo multidisciplinario para recopilar información sobre la
edificación, estudiarla desde el punto de vista cultural, entender y
divulgar los detalles de la estructura y su historia mediante
exposiciones, publicaciones y actividades pedagógicas.
El interés de la investigadora por El Helicoide se remonta a 1982,
cuando comenzó sus indagaciones acerca de las ruinas de la modernidad.
“Es una ruina moderna y patrimonio arquitectónico muy particular, es una
de las pocas edificaciones en espiral en el mundo, junto con la Torre de
Pisa y el Museo Guggenheim de Nueva York”, señaló Olalquiaga, invitada a
la USB por el Centro de Investigaciones Críticas y Socioculturales,
adscrito al Instituto de Altos Estudios de América Latina USB, y el
Departamento de Diseño, Arquitectura y Artes Plásticas. Texto completo
http://usbnoticias.info/post/39499.

altEl Helicoide de la Roca Tarpeya en Caracas es un proyecto icónico de la modernidad, que alcanzó fama mundial, aunque nunca se llegó a concluir, y hoy se erige en medio de los barrios

 
Lo escaso y lo abundante
Ángel Arellano (periodista)

Lo escaso y lo abundante
El desasosiego abunda. La angustia se convirtió en el rasgo más característico de la crisis. Desde la distancia sólo se expresan preocupaciones y críticas en medio de la zona de guerra en la que se convirtieron los sectores populares y urbanizaciones producto de la delincuencia. Las avenidas y puntos de concentración son plazas de la represión política. A lo interno, el venezolano está cada vez más expuesto a un deterioro progresivo de su fuerza espiritual. La insania mental y pérdida de la fe son dos elementos recurrentes en los testimonios de las infinitas colas. Cada quien llora su relato buscando desahogar el descontento.
También abunda la imprecisión. No son pocas las incoherencias del oficialismo, pero, para nuestra desgracia, no dejan de preocupar las del sector opositor. Incluso, son las que más inquietan, pues, en medio de esta hecatombe social, de este sinsentido desparramado a la mitad de la que los sabios han catalogado como la última década en la que el petróleo tendrá importancia, la propuesta alternativa se muestra difusa. Sin embargo, no podemos dejar de rescatar que hay un empuje colectivo, un impulso desde el rechazo a la crisis, reivindicador del liderazgo opositor. Quizá este manto no cubra a toda la dirigencia. Es posible que sea así y no hay razones para que sea de manera distinta: la actitud, la acción y el discurso varía en matices de acuerdo a las diversas posiciones que se muestran en la acera de enfrente. Lo que nos lleva a pensar, y a intentar creer, a veces con fervor, a veces escépticos, que hay una salida, un camino distinto por el que transitar.
Inquieta la juventud. En los primeros 60 días de 2015 van siete estudiantes fallecidos, un centenar ya pasaron por las jaulas de las comandancias policiales y los que sufren la tortura de “La Tumba”, en el Servicio Bolivariano de Inteligencia, siguen desvariando por no tener noción del tiempo. Éstos últimos padecen desnutrición, frío intenso y lo que los expertos diagnostican como “torturas blancas”. “La Tumba” se mantiene cinco pisos bajo tierra, hospedando a los enemigos más incómodos del régimen.
A propósito del Sebin, este organismo que en brevísimo tiempo se ha ganado el cólera de las mayorías nacionales por sus actuaciones al margen de la Ley y los abusos constantes contra ciudadanos disidentes, de seguir así, estimulando el odio y el rencor, intuyo que su historia puede terminar en una suerte de símil al ocaso de la Seguridad Nacional. Aquella institución perejimenizta se labró tanto la repugnancia de la sociedad, que terminada la dictadura miles de manifestantes quemaron sus sedes y liberaron los presos.
Recuerdo un cuento de mi abuelo. Él vivía en el 58 en Caracas y desde una azotea miró cómo el 23 de enero la gente prendió en llamas el cuartel general de la Seguridad Nacional. Apalearon funcionarios, arrastraron esbirros. La muchedumbre tenía muy presente las heridas que habían ocasionado durante años estos desalmados bajo órdenes de unos pocos que se enriquecieron y tras la primera turbulencia cogieron un avión y le dijeron adiós a todo el daño que hicieron. Esperemos que esta historia no termine así y se hagan notorios gestos de civilidad y perdón. No obstante, sí perturba que el régimen no crea en aquello de “quien a hierro mata no puede morir a sombrerazo”. Se abrigan en la impunidad, la misma que tienen más de tres lustros sembrando sin parar.
A un liceísta le pregunté en la calle, justo antes de comprar unos cambures para la semana: “¿Qué pasó mi pana?, ¿cómo está la vaina?”. Tomó su tiempo y me dijo: “Escasa chamo, hasta la vaina está escasa”.
Ángel Arellano
Email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Twitter: @angelarellano
www.angelarellano.com.ve
Barcelona, 28 de febrero de 2015

altEl desasosiego abunda. La angustia se convirtió en el rasgo más característico de la crisis. Desde la distancia sólo se expresan preocupaciones y críticas en medio de la zona de guerra

 
La enfermedad holandesa
Margarita López Maya (investigadora)

MARGARITA LÓPEZ MAYA | 02-03-2015 07:00:00 a.m.
La enfermedad holandesa
Si queremos ser gobernados con justicia, calidad y eficiencia, debemos elegir con responsabilidad nuestras autoridades para cargos públicos
Si queremos ser gobernados con justicia, calidad y eficiencia, debemos elegir con responsabilidad nuestras autoridades para cargos públicos.
Se avecinan unas elecciones parlamentarias. Es la oportunidad de reconstruir esa institución para superar la polarización, el insulto y la violencia, que han sido su tónica en “socialismo”, haciéndola un espacio para debatir y elaborar leyes y políticas públicas, tanto urgentes como de mediano y largo plazo, para salir de las crisis e ir hacia un futuro alternativo.
La enfermedad holandesa, por ejemplo, la ha padecido ya Venezuela, pero nuestros gobernantes no aprenden. Es un mal que ocurre en economías nacionales por los efectos de entradas masivas de divisas (dólares), producto del pago de una materia prima en el mercado internacional, como petróleo, cobre o gas natural.
Esa entrada acarrea una sobrevaluación de la moneda, lo cual conspira contra el aparato productivo, sobre todo el industrial. En sus primeros momentos, el auge de dinero estimula la producción interna al aumentar la demanda gracias al crecimiento del gasto fiscal. Pero muy pronto se produce un aumento de los precios de los bienes no transables, es decir, aquellos no exportables, como construcción y servicios, lo cual provoca una necesaria subida de salarios. Todo eso encarece lo que se produce dentro y se hace más barato importar.
Si disminuye la masiva entrada de divisas, la sociedad se queda abruptamente en la miseria porque depende de las importaciones para sostenerse y no las puede comprar. A Venezuela le pasó eso en los años ochenta después del boom petrolero de los setenta. Ahora padecemos una recaída más grave con el auge petrolero de Chávez y el desplome de los precios con Maduro. Otros países, como Noruega y Suecia –exportadores también de bienes primarios–, aprendieron y encontraron remedios a esa enfermedad y no tienen hoy su futuro en riesgo. ¿Por qué no aprender de ellos?
Escojamos nuestros diputados por sus capacidades para comprender las complejidades del mundo actual, su disposición para aprovecharse de otras experiencias o saberse aconsejar de profesionales. Atributos necesarios para actuar con sensatez y responsabilidad para así superar estas crisis y engancharnos al carro del siglo XXI.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Leer más en: http://www.ultimasnoticias.com.ve/opinion/firmas/firma--margarita-lopez-maya/la-enfermedad-holandesa.aspx#ixzz3TJKJhnCl

altSi queremos ser gobernados con justicia, calidad y eficiencia, debemos elegir con responsabilidad nuestras autoridades para cargos públicos.

 

Su opinión

opiniónynoticias.com